Redes inteligentes (Smart Grids) para sistemas de generación de energía eléctrica más sostenibles

Las renovables también tienen un coste ambiental

Las renovables también tienen un coste ambiental

Las redes eléctricas inteligentes son un tema actualmente de moda y que ha tenido un gran auge entre la comunidad científica, aunque por el momento no se han implementado a gran escala. A nivel de investigación hay algunos proyectos piloto. La primera aproximación para aplicarlo a gran escala consiste en los denominados contadores inteligentes, que si bien son un primer paso, todavía están muy lejos de las posibilidades que definen una red inteligente. En particular de la que quizás sea su característica principal, que es la comunicación en tiempo real entre los agentes que componen el sistema. Por ejemplo entre el usuario y el proveedor del servicio, donde el usuario puede tomar decisiones también en tiempo real utilizando la información que recibe, o entre grupos de generadores. Debido al intercambio de información y la posibilidad de tomar decisiones en tiempo real (o con muy poca antelación) las redes inteligentes definen un marco muy flexible tanto para la gestión de demanda por parte de los consumidores como para la integración y la operación técnica de diferentes tecnologías de generación.

Este último aspecto de las redes inteligentes, posibilitar la gestión de la demanda y facilitar la integración de diferentes tecnologías, es lo que parece que nos va a permitir dar una solución técnicamente viable a los problemas que actualmente presentan la integración de renovables a gran escala. Sobre los problemas de integración de las energías renovables a gran escala existe cierta controversia, pero suelen citarse comúnmente los siguientes problemas:

  1. Incertidumbre, por ejemplo en fuentes como la energía eólica y la energía solar. Las previsiones son fiables sólo en el corto plazo, usualmente menor del plazo necesario para realizar el despacho de la energía. El plazo para el despacho se debe a diferentes razones, entre las que hay que destacar las restricciones de operación técnica de algunas centrales, por ejemplo el tiempo que necesitan para arrancar. Una central de carbón puede tardar más de 24 horas en arrancar si parte desde parado en frío.
  2. Errores en las estimaciones de generación (incluso en el corto plazo), lo que unido al hecho de que en el sistema eléctrico la generación y la demanda deben tener el mismo valor en cada instante, hace que sea necesario incrementar la reserva de energía y potencia, que sirvan de respaldo en caso de que la generación real disponible sea menor que la generación prevista. Esa reserva sólo puede ser proporcionada por centrales con alta fiabilidad (la probabilidad de que no puedan suministrar la energía que comprometieron debe ser muy baja).
  3. Coste de las renovables, en términos de inversión y riesgo asociado (coste de instalación y riesgo de no recuperar la inversión), en comparación con otras tecnologías, en particular los combustibles fósiles y las nucleares (que no pagan todos los costes: coste de la contaminación, coste de sus residuos nucleares durante siglos, etc.).
  4. La integración de renovables a gran escala podría estar limitada también por la estabilidad de tensiones en el sistema. Se necesita que la inercia del sistema sea mayor que un cierto valor crítico, para que esa inercia amortigüe las oscilaciones producidas por cambios en la demanda. La inercia en el sistema la proporcionan los grupos de generación grandes (típicamente de centrales térmicas y nucleares) con potencias de 400 a 1200 MW. En contraposición por ejemplo, tenemos los aerogeneradores, con una potencia habitualmente menor de 2 MW, por lo que aportan poca inercia. La inercia se relaciona de forma no lineal con el tamaño de la unidad, así que tiene mucha más inercia una turbina de 400 MW que 200 aerogeneradores de 2 MW. En Alemania, muchos pueblos, como Schönau, están comprando su red de suministro eléctrico para consumir solo energías renovables, evitando este problema al ser una red local no excesivamente grande.

Pasamos ahora a discutir cómo las redes inteligentes pueden ayudarnos a resolver las cuestiones anteriores. Pero primero concretemos un poco más el objetivo que se persigue. Un sistema de generación de energía sostenible sería aquel en el que cada usuario no consume más recursos ni genera más desechos de los que la “parte proporcional” del medio natural en el que este usuario habita puede generar/procesar (aquí “parte proporcional” se refiere a que aplicando esos límites a todos los usuarios en un mismo área, la actividad de esas personas en ese área debe ser también sostenible en su conjunto).

Siguiendo la filosofía del concepto de sostenibilidad anteriormente definido, las redes inteligentes se implementarían a nivel de pequeñas comunidades (pueblos, barriadas de ciudades) y buscarían el equilibrio a nivel local, mediante la gestión de los recursos locales (generación renovable y gestión de la demanda). De esta forma muchos desequilibrios se resolverán a nivel local, en contraposición al sistema centralizado actual en el que los desequilibrios locales se suman y deben resolverse a nivel del sistema completo. Y la forma en la que resolveríamos las cuestiones planteadas es:

  1. Incertidumbre. A nivel local, los usuarios podrían reajustar su demanda, para reducir la diferencia con la generación renovable disponible. La idea es que muchos usuarios participen, aunque sea de forma pasiva (eligen si instalarlo o no y después el sistema lo gestiona de forma inteligente sin necesidad de ser supervisado por el propietario). Estos usuarios actuarían como pequeños generadores (autoconsumo o autoproducción), incorporando instalaciones de generación renovable en sus edificios.
  2. Errores en las estimaciones. La mayor parte de la energía pasaría a gestionarse de forma local y en tiempo real (o con muy poca antelación), de forma que el volumen de energía que se necesitaría gestionar con antelación se reduciría considerablemente, al igual que la reserva necesaria. Aunque no podrían pararse ni eliminarse todas las grandes plantas, sólo por una cuestión de fiabilidad del sistema, habría que estudiar detenidamente las posibles contingencias.
  3. Coste de las renovables. En la nueva configuración, la mayor parte de la energía sería generada por pequeñas instalaciones renovables, pequeños generadores propiedad de los usuarios (cosa que ya es posible, superando algunas trabas gubernamentales). Y estos usuarios no tendrían la generación de energía como principal actividad económica. De forma que pasaríamos de tener un número reducido de grandes centrales, a tener multitud de pequeños generadores, en manos de multitud de pequeños productores. El riesgo de operación es eliminado por la gestión en tiempo real. El costo de la inversión se recuperaría a través de los ingresos por generación. Aunque también es cierto que habría que estudiar cuál debería ser el precio de la energía para que esto sea posible. Otra cuestión que surge es el mantenimiento de las pequeñas instalaciones.
  4. Estabilidad de tensiones. Al plantear el equilibrio de forma local, tenemos generadores pequeños pero también las variaciones de la demanda son mucho más pequeñas, lo que junto con la operación y gestión en tiempo real nos permitiría llegar a niveles de integración de renovables muy altos, incluso del 100% para algunos tipos de instalaciones renovables, como los ya citados en Alemania.

Esto son sólo algunas ideas, más próximas en redes a gran escala a la ciencia ficción que a la realidad por el momento, ya que todavía no hemos comenzado a implementar las redes inteligentes, y aunque comenzáramos hoy el proceso requeriría al menos una década incluso en un escenario optimista. Pero me gustaría resaltar, para finalizar, que un sistema de generación de energía eléctrica completamente sostenible, aparentemente, es técnicamente posible y “económicamente viable”.

Sebastian Martin Rivas,
ayudante doctor en la Universidad de Málaga

Te gustará:

Publicado en Energía Sostenible, Industria, Sostenibilidad, Tecnología | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Málaga: Baños del Carmen para todos… ¿o no?

Puesta de Sol en los Baños del Carmen (Málaga)

Puesta de Sol en los Baños del Carmen (Málaga), con la Sierra de Mijas, al fondo.

Málaga (España). Las costas de la provincia continúan siendo desnaturalizadas con hormigón y edificaciones. El ayuntamiento de Málaga edifica “chiringuitos” en serie con materiales de obra, en el paseo marítimo. En la misma línea de gestión, la Demarcación de Costas de Andalucía Oriental asume que la recarga periódica de arena y la compartimentación de la costa representa el tratamiento habitual, poniendo una alfombra de arena al pie de las edificaciones, asumiéndolo como un coste ambiental y un gasto económico de mantenimiento de la industria turística.

Y los Baños del Carmen no son ajenos a este estado de cosas. Diversos proyectos, anunciados sucesivamente, siempre incluían la regeneración del litoral, un parque, la ampliación de la playa actual y la creación de otra junto a Pedregalejo. Siempre se había contemplado la rehabilitación del antiguo balneario. Y es responsabilidad del Ministerio de Medio Ambiente, de la Demarcación de Costas, y de la administración local, asegurar la función pública y lúdica de la playa, porque sigue siendo lugar de encuentro ciudadano.

A principios de 2013, se anunció que el proyecto público anterior era inviable por falta de fondos, y la única opción para la recuperación y mantenimiento de dicho enclave pasaba por propiciar que la iniciativa privada “rentabilizase” económicamente la defensa de un patrimonio que, aparentemente, seguiría siendo público. El plan era muy parecido a lo que demandaba la ciudadanía y, había sido rechazado repetidas veces por diversos motivos “insuperables”, bien topográficos, bien urbanísticos. Diversas entidades, habían solicitado un concurso de ideas y un tiempo prudencial de reflexión antes de iniciar ningún proyecto.

En las propuestas institucionales se asume que es suelo urbano, y se trata como tal, aunque es evidente que es una playa, lo que debería garantizarle un trato diferente. Pareciera que, las administraciones, no concibieran para el disfrute de los ciudadanos otra cosa que paseos marítimos duros, escolleras y arena de reposición para regenerar este tipo de enclaves. Sin embargo, no a todos los ciudadanos nos gustan los proyectos que abusan del cemento y que además no cuentan con nuestra participación.

La Plataforma Ciudadana en defensa de los Baños del Carmen presentó una propuesta, allá por el mes de febrero, que, ajustándose a los criterios legales, de planeamiento del PGOU y del proyecto aprobado por Costas en 2010, evitaba los mayores desaguisados que se proponían en anteriores proyectos. Sirvan como ejemplos, atravesar todo el parque proyectado con un paseo hormigonado, la construcción de nuevos edificios en el interior del enclave y la nula preservación de buena parte de la flora actual, incrementando aún mas el empleo de flora alóctona.

Ahora, con este traspaso de la concesión, el alcalde De la Torre afirma que, aunque es una cuestión que depende de la Dirección General de Costas, es “positivo” que “la colaboración público-privada pueda dar respuesta al déficit de rehabilitación que tienen los Baños del Carmen, tanto en la parte de tierra como en la playa”. Pero si la Plataforma ciudadana en defensa de los Baños del Carmen ya había presentado al ayuntamiento “su proyecto” y éste aún no se había evaluado, que se sepa, al menos no se ha publicado nada al respecto, caben hacerse las siguientes preguntas:

  1. ¿Por qué se trasfiere una concesión, de un grupo a otro, de empresarios, sean éstos quienes sean?
  2. ¿Por qué tiene que valer el argumento de que debe haber un “margen de desarrollo económico”, en palabras del alcalde?
  3. ¿Por qué privado?

El desarrollo puede muy bien ser lúdico y colectivo, y la gestión pública y/o ciudadana. Quizá, la razón radica en el hecho de que los presupuestos generales para 2015 no contemplan ninguna partida para este fin. Así, se entiende que finalmente, se haya optado por lo que no tenga coste para las arcas municipales, despreciando el esfuerzo de un grupo de ciudadanos creativos y comprometidos con su entorno. ¡Una verdadera lástima! ¡Veremos cómo sigue la historia!

Carmen Molina Cañadas, @decrezquo, de EQUO Málaga

Te puede interesar:

Publicado en Arquitectura y Diseño urbano, Denuncias, Malas noticias, Noticias de Málaga | Etiquetado , , , , , , , | 1 comentario

Aforismos muy dulces para reflexionar muy despacio

Los aforismos o citas son pequeñas frases que sintetizan una idea. Aprovechamos la moda de las citas en los azucarillos… para recordar que no es bueno consumir mucho azúcar por sus implicaciones sociales y ambientales (acaparamiento de tierras y esclavitud, erosión, contaminación…), y hasta ya hemos hablado de un libro sobre el azúcar.

Pero ahora queremos dejar esos temas amargos, y exponemos algunos de los aforismos que hemos encontrado más interesantes.

(Pincha en las imágenes para verlas más grandes)
azucarilloIMG_20140215_165023 IMG_20140202_154042 Azucarillo_2 AzucarillosCita (1) AzucarillosCita (2) AzucarillosCita (3)Aforismos en azucarillos¿Quieres más citas? Te sugerimos…Azucarillo_2

Publicado en Filosofía, Objetivo de vivir | Etiquetado , | Deja un comentario

El Jeque, el Ayuntamiento de Málaga y el interés general en Arraijanal

Arraijanal, espacio amenazado en MálagaLas fotos, tanto aéreas como en vistas desde el mar o desde tierra muestran a las claras que, sin ser, por extensión o conservación, nada espectacular, la zona de Arraijanal (Málaga) presenta la “peculiaridad” de ser ya de los últimos tramos sin encementar del litoral metropolitano malagueño. Pues bien, esa sola consideración ya debería tenerla en cuenta el consistorio malagueño a la hora de tomar decisiones respecto al futuro de la zona. Si además añadimos el interés arqueológico de la zona, más aún.

No hay que olvidar que, Alicante, Málaga, Valencia y Barcelona son las ciudades litorales de nuestro país que más han construido en su costa. En la declaración de impacto ambiental de la revisión/adaptación que se hizo sobre el PGOU de Málaga, se señalaba que la playa y el arenal litoral de la finca Arraijanal es  el último tramo de playa no urbanizada del municipio de Málaga, conservando importantes rasgos ecológicos naturales, lo que hace de este espacio, un lugar único y singular a la escala no sólo de la ciudad, sino de la aglomeración urbana de Málaga.

Arraijanal representa un espacio litoral no urbanizado, y eso, en la costa malagueña, donde, descontando las desembocaduras de los cursos fluviales, y parajes protegidos, está urbanizada y hormigonada casi en un 80%. Es un valor a proteger.

Según el portavoz popular del Ayuntamiento, ejecutar el proyecto propuesto por el jeque que preside el club de Martiricos  “podría suponer” una inversión próxima a los 20 millones de euros por parte del club de fútbol del Málaga, con los que ejecutaría una decena de campos de fútbol e instalaciones complementarias en una superficie reservada de unos 100.000 metros cuadrados en Arraijanal, y, siempre desde la perspectiva del grupo de gobierno municipal:  “Es una manera de defender el interés general de la operación”. Lo que no nos dice es cuanto suelo se impermeabilizará más -lo que equivale a matarlo-, y ¿cuánta costa sin urbanizar nos quedará como patrimonio natural? Desde luego, no parece que eso sea defender el  “interés general”.

A poca distancia de estos terrenos, al otro lado de Guadalmar y de la desembocadura del Guadalhorce, la ciudad ya dispone de terrenos donde la concentración de instalaciones deportivas es alta: Pabellón Martín Carpena, estadio de Atletismo, macrocentro acuático bautizado como Inacua, donde también hay gimnasios y espacios para fitness  y otras actividades deportivas… Además, quedan allí terrenos que se podrían dedicar a estos fines futbolísticos, como es el caso de las instalaciones que mantiene LIMASA en el camino de la Térmica u otros terrenos adyacentes no ocupados aún y cercanos a la zona de playa. Tal ubicación ya ha quedado rodeada  por el crecimiento residencial de la ciudad hacia el oeste y por tanto no tiene el interés de conservación que sí presenta Arraijanal. No sé si sería de interés para el jeque, pero desde luego, sí convendría más al interés general.

Esos terrenos, solo por poner un ejemplo de ubicaciones alternativas, nos ofrecerían una estupenda ciudad deportiva. Y permitiría aliviar la presión, ya bastante alta sobre el litoral metropolitano, al menos en esa pequeña zona al poniente del monumento de la desembocadura del río Guadalhorce.  No conozco el motivo que tiene el jeque para preferir  la ubicación de Arraijanal, pero desde luego, el interés general no es  colmar las apetencias de éste. Cuando  menos,  se debería  minimizar la afectación al territorio que nos queda en el litoral y ofrecer a Abdulá Al Thani otra ubicación más  acorde al “interés general”.  Sin embargo, es el Ayuntamiento de Málaga el que se mueve, para obtener una  parcela privada (más digna de ser protegida que impermeabilizada), que  será cedida a otro privado para que construya un equipamiento privado.

Para los técnicos especialistas en Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Arraijanal alberga comunidades vegetales incluidas en la Directiva Europea de Hábitats. Además, cumple una importante función de colchón amortiguador de impactos hacia el Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce. Además, se han encontrado restos arqueológicos de interés, que habrían de conservarse en el mismo lugar.

Vecinos de la zona,  movimientos sociales y partidos como EQUO Málaga, apoyan la creación del parque marítimo terrestre y arqueológico de Arraijanal, que se recuperen las ruinas de un antiguo puerto pesquero romano y se conecte con el paraje natural de la desembocadura del Guadalhorce y el antiguo campamento Benítez, recuperando el yacimiento fenicio del Cerro del Villar.

Ese sería un futuro para el espacio litoral de Arrajainal más acorde al interés general.

Carmen Molina Cañadas, @decrezquo, de EQUO Málaga

Te puede interesar:

Publicado en Arquitectura y Diseño urbano, Denuncias, Malas noticias, Noticias de Málaga, Zonas protegidas | Etiquetado , , , , , , , , , | 1 comentario

Copa Menstrual: Un buen descubrimiento para mujeres

Por Irene Galindo, doctora ortodoncista en Galindo Dentistas.

Grandes ventajas de la Copa MenstrualUna amiga me hizo descubrir que existe algo más que lo que anuncian para los días de regla. Supongo que a las marcas de tampones o compresas no les interesa que se sepa, y por eso no lo publicitan. Pocas de mis amigas saben que existe, por increíble que parezca (el poder de la TV es inmenso).

Se llama copa menstrual y es una copita de silicona únicamente, muy cómoda de usar, muy higiénica (puesto que no absorbe, sólo recoge el flujo menstrual), muy económica, y muy ecológica (reutilizable y sin consumir recursos).

Sirve para todo momento, hasta para bañarse en piscina o mar, puesto que tampoco absorbe agua. En España se estima que ya la usan más de 120.000 españolas.

Hay dos tamaños disponibles, uno más grandecito para las que hayan parido y otro más pequeño para las que no. Se vende en farmacias o herbolarios, cuesta unos 30€, y… ¡sirve para 10 años!  Así que, supone un gran ahorro económico, y además se ayuda al medioambiente (pues no hay nada desechable). Se calcula que cada año se descartan alrededor de 94.500 millones de tampones y compresas.

Se limpia muy fácilmente, ya que sólo se necesita un poco de jabón de manos y agua, y no hace falta ni siquiera secarlo. Y como además tiene unos números grabados, se puede incluso medir la cantidad de cada mes.

No tiene muchos secretos, pero voy a dar algunos consejos. Tiene un rabito largo para que cada mujer lo corte lo suficiente para que no moleste una vez puesto, y que se pueda agarrar para tirar de la copa cuando se quiera retirar. Hay que tener cuidado de no cortar demasiado, pues luego costaría sacar la copa una vez introducida. Y es muy fácil de introducir para que no moleste y no se salga.

Incluso toda una noche, no provoca derrames si esta bien puesta, y te olvidas de problemas. Aguanta todo un día, incluso con flujos abundantes. Creo que es un buen descubrimiento, ya que no le encuentro ningún inconveniente, y son todo ventajas: cómoda de introducir, de usar y de limpiar, práctica hasta para baños, viajes, o toda la noche, barata, la única alternativa ecológica, segura, la única que te permite medir la cantidad de flujo, respetando mejor el cuerpo (no reseca y evita infecciones)… ¿Qué más se puede pedir?

Existen varias marcas. Creo que van bien todas. ¿Te animas o sigues tirando recursos y dinero en cada menstruación? Lo ecológico no tiene que ser caro.

Más información:

Publicado en Buenas noticias, Consumo, Medio Ambiente, Salud | Etiquetado , , , | 1 comentario

TTIP: el nuevo asalto de la globalización económica – Esta vez van a por todas

Por Mª Luisa Toribio, @MLuisaToribio, autora del blog Un viaje hacia el activismo.
11 de octubre: Día de Acción Europea #NoalTTIP y contra el fracking

Campaña Stop TTIP y contra el fracking

El sueño de multinacionales, grandes inversores y entidades financieras es poder hacer negocio en cualquier lugar del mundo, sin que nada entorpezca sus ansias expansionistas. Para ello, ponen todo su empeño en eliminar cualquier traba.

¿Qué se entiende por traba? Veamos un ejemplo: La normativa de la Unión Europea sobre seguridad de los juguetes impide que las empresas cuyos juguetes no cumplen los requisitos establecidos puedan vender dentro de la UE. Eso es una “traba” al libre comercio, como también lo son las normas de cualquier país o región sobre calidad alimentaria, toxicidad, salud pública, protección del medio ambiente, seguridad de los medicamentos… o incluso las normas que garantizan derechos laborales.

En ese empeño por eliminar normativas (perdón, trabas al comercio) llevan décadas de intenso esfuerzo. En este contexto han ido proliferando acuerdos de libre comercio entre países o regiones, que han servido para ir desmantelando normativas que suponían un límite para los negocios o la inversión.

La culminación de este proceso sería el Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), que están negociando Estados Unidos y la UE. La negociación comenzó en julio de 2013 y debería finalizar en 2015.

¿Quién negocia?

Formalmente, la Comisión Europea y el Departamento de Comercio de Estados Unidos, pero los lobbies empresariales tienen un protagonismo indiscutible en todo el proceso.

¿Qué sabemos?

Poco. Más allá de las líneas generales de negociación, los documentos de trabajo son confidenciales. Gracias a la poca información que se ha hecho pública y a algunas filtraciones se van conociendo detalles de lo que se está cociendo a nuestras espaldas.

¿Cuáles son los objetivos?

Con el TTIP se busca facilitar el acceso de empresas e inversores a los mercados. Para ello, se pretende:

  • Eliminar derechos de aduana.
  • Reducir barreras (léase normas) sanitarias, ambientales, sociales, laborales… igualándolas (a la baja, por supuesto) a un lado y otro del Atlántico.
  • Proporcionar el mayor grado posible de seguridad jurídica a los inversores (no se hace lo mismo con nuestros derechos sociales).

¿Cuáles son los principales motivos de preocupación?

Las élites económicas y financieras llevan décadas pregonando las falsas bondades del libre comercio –riqueza y ventajas para todos– hasta convertirlo en “la verdad oficial”. La realidad está siendo bien distinta, y el TTIP no haría más que ahondar las consecuencias del sistema depredador que estamos viviendo:

  • Se intensificaría el desmantelamiento de los servicios públicos, al facilitar su privatización.
  • Se aceleraría la pérdida de derechos sociales y laborales, así como la degradación del medio ambiente.
  • Se liberalizaría aún más el sector financiero, dando más facilidades a la especulación y a la banca de casino que se han adueñado del mundo de las finanzas.
  • Habría un mayor deterioro democrático. Los estados y la ciudadanía estarían cediendo soberanía, al perder la capacidad de decidir sobre leyes y políticas de interés público.
  • Se sortearía la intervención de los tribunales de justicia a la hora de resolver las diferencias que puedan surgir entre empresas y administraciones públicas. La experiencia con otros acuerdos de libre comercio es ilustrativa. Las empresas pueden demandar no sólo a los estados sino a todos los niveles de las administraciones públicas (incluso a un pequeño ayuntamiento), si consideran que una ley, una norma o una decisión política limita su acceso a los mercados. Las demandas, que pueden terminar con cuantiosas sanciones económicas, no las resuelven los tribunales de justicia sino sistemas de arbitraje específicos, creados al margen de todo control jurídico o democrático.

¿Quién gana y quién pierde?

Con el TTIP, las élites económicas serían las claras beneficiadas, puesto que el acuerdo daría prioridad al derecho de empresas, inversores y especuladores a ganar dinero. ¡El negocio ante todo!

En el otro lado de la balanza, los derechos de la ciudadanía a los servicios públicos, al control de la calidad alimentaria, a establecer normas de seguridad para los artículos que compramos, a proteger el medio ambiente, a unas condiciones laborales justas… todo ello quedaría supeditado a las reglas del comercio y el libre mercado.

La ciudadanía, que no ha sido invitada, entra EN ACCIÓN: La oposición ciudadana ya está en marcha a ambos lados del Atlántico. En España, movimientos sociales, organizaciones, colectivos, plataformas y asambleas ciudadanas se han unido en la Campaña NO al TTIP. En su web se va recopilando información –el mejor antídoto contra la opacidad– y se promueve la movilización ciudadana.

Hay margen de maniobra, el proceso de aprobación del Tratado es complejo y nos ofrece posibilidades de presión para evitar que se haga realidad. ¡Vamos a ello! Entra en la web de la campaña para mantenerte al día.

Gran parte de la sociedad está trabajando contra este tratado que podría ser nefasto para todos, pero muchos aún no saben lo que es. Aquí tienes más información:

11 de octubre: Día de Acción Europea #NoalTTIP y contra el fracking

Campaña Stop TTIP, CETA, TISA, y contra el fracking

Publicado en Economía, Globalización, Industria, Malas noticias, Noticias del Mundo | Etiquetado , , , , , , , , | 3 comentarios

Pregunta Absurda: ¿Naturaleza o Personas? – El ejemplo de Cabo de Gata, paraíso amenazado

Playa El Arco (Almería), con sus dunas fósiles

Playa El Arco (Almería), con sus dunas fósiles

Ocurrió con el desastre de Aznalcollar (1998), con el fallido trasvase del Ebro, y también con el Hotel del Algarrobico. Los que tienen intereses económicos (siempre son económicos) acusan a los ecologistas de defender a la Naturaleza más que a las personas. Se suelen quedar sin argumentos cuando intentan demostrar intereses personales de los defensores de la Naturaleza.

Plantear si debemos defender la Naturaleza o las personas es tan absurdo como preguntar a un niño si quiere más a su padre o a su madre. Es absurdo tener que elegir, y cuando elegimos cometemos un error, posiblemente grave. Los seres humanos tenemos que ser capaces de vivir sin jugarnos la Naturaleza. Primero porque dependemos de ella, y por tanto, los que defienden la Naturaleza también están defendiendo a las personas. Pero además, aunque no necesitáramos la Naturaleza todos desearían conservarla de alguna forma, y ahí es donde no hay consenso.

Los radicales dirán que por el mero vivir ya estamos destrozando la Naturaleza, pero es obvio que una cosa es vivir sin opulencias y otra jugarnos la Naturaleza, y ahí es donde tenemos que llegar a un consenso, que puede no ser fácil en todos los casos. Pero el caso del Algarrobico es un caso claro. Un hotel que intentaron, y casi consiguen, construir en el Parque Natural Gabo de Gata-Níjar (Almería, España).

Desde el 2003, año en el que empiezan a mover tierras para construir el hotel, la asociación de Amigos del Parque Natural presentó numerosas quejas, que tanto el ayuntamiento de Carboneras como la Junta de Andalucía desoyeron, cuando no contestaron con mentiras (diciendo que los trabajos eran para otra cosa), o se negaron a entregar la documentación del proyecto. La sospechosa lentitud en las respuestas hizo que el edificio fuera creciendo. En 2006 se paran las obras, con un 94% ya terminadas. En 8 años, hubo tiempo para más de 20 sentencias judiciales declarando el hotel como ilegal. Para sorpresa de todos, la última sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía decía que todo era legal (Julio 2014), después de decir lo contrario el mismo tribunal en sentencias anteriores (incomprensible y kafkiano, pero cierto). La Junta de Andalucía, para quitarse la mala imagen que daría si el hotel fuera abierto, decide comprar los terrenos con el dinero de todos los españoles. Si finalmente se derriba el hotel, será con dinero público, de todos, y queda por ver si encima, tendremos que pagar indemnizaciones a los que destruyeron tan valioso paraje.

Ya estamos casi acostumbrados: nadie paga por destrozar la Naturaleza en España. Casos como el citado de Aznalcóllar, el Prestige, o el Algarrobico son buenos ejemplos, pero hay muuuuchos más ejemplos. Al final nadie es culpable, nadie paga… lo que significa que pagamos todos.

Las administraciones, que deberían velar por el interés común, parecen velar más por intereses particulares y si algo sale mal, lo pagamos entre todos. Hay unas cuantas palabras que nos vienen a la mente: injusticia, corrupción, prevaricación, impunidad

El Parque Natural Cabo de Gata-Níjar ha sido incluido entre las 7 maravillas naturales de España, y lo merece. Su paisajes volcánicos, los más áridos de Europa, sus playas de ensueño y sus fondos marinos llenos de vida, sus pueblecitos con encanto, sus gentes sencillas, su valiosa fauna y flora, y su riqueza etnológica, por citar algunos valores genéricos, hacen que sea un lugar a conservar, por todos los medios.

Por nombrar algo más concreto, nos encantan las montañas volcánicas de Los Frailes y sus preciosas piedras tiradas por sus laderas, los arrecifes de las Sirenas, la playa El Arco de Los Escullos con sus dunas fósiles, las praderas de Posidonia, las ovoideas piedras de Cala Hernández, los bosquecillos de pitas (Agave americana), y la cantidad de actividades económicas que se pueden hacer sin dañar la Naturaleza (turismo, buceo, parapente, kayak, senderismo…).

Capparis spinosaUna curiosidad botánica de esta región y de todo el Mediterráneo: las Alcaparras (Capparis spinosa). Una planta rastrera que usa sus ganchos para agarrarse al terreno, con espectacular floración aquí entre mayo y julio. Da comida a diversos insectos, y para el hombre tiene tres frutos que se preparan encurtidos: sus tallos, sus botones florales (conocidos como alcaparras), y sus frutos (llamados alcaparrones).

Terminamos pidiendo que se derribe el hotel de El Algarrobico, y que se restaure la zona a su estado original en la medida de lo posible. Además, que se identifiquen a los culpables, y que sean ellos los que paguen penal y económicamente todos los daños y gastos efectuados. Sólo así, se podría limpiar la penosa imagen de España respecto al medioambiente.

Inversión en Solar FV para autoconsumo

Pincha en la imagen para aprender más.

Publicado en Arquitectura y Diseño urbano, Biodiversidad, Filosofía, Medio Ambiente, Noticias de Andalucía, Sostenibilidad, Zonas protegidas | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 1 comentario

Humor Animalista, Ambientalista, y Economista: EL ROTO

El Roto es nuestro humorista de cabecera. Intentamos, como él, visualizar las contrariedades de nuestra sociedad, y sus desvaríos. Aquí exponemos otra selección de sus viñetas eco-lógicas (otra la tienes aquí):

NOTA: Puedes aumentar (o disminuir) el tamaño de letra e imagen de cualquier web pulsando la tecla Ctrl y, sin soltarla, pulsar + (o ). También puedes pinchar en la imagen.

El Roto: RumoresEl Roto: CrisisEl Roto: Ayuda alimentariaEl Roto: TabacoEl Roto: Mercados y GobiernosEl Roto: CrisisEl Roto: AnimalismoEl Roto: Los animales no tienen alma... ¿los humanos sí?El Roto: Etica en el trabajoEl Roto: Verdugos y la torturaEl Roto: una guerra con informe de impacto ambientalEl Roto: Burbuja InmobiliariaEl Roto: AnimalismoEl Roto: Maltrato AnimalEl Roto: Expertos en crisisEl Roto: DesinformaciónEl Roto: Invasión de bancosEl Roto: Toros obligados a ir a los torosEl Roto: Clima económico y ambientalEl Roto: Animal RacionalEl Roto: Dinero negroAquí tienes otra selección de EL ROTO.

Publicado en Medio Ambiente, Pensamiento antisistema | Etiquetado , , | 2 comentarios

ECOLOGÍA Y RELIGIÓN

1. Mono pensativoCuando un amigo me planteó la posibilidad de escribir sobre ambos temas de manera conjunta, cosa que, por cierto, ya se ha hecho en este mismo blog, lo primero que pensé fue que escribir sobre ecología y religión era algo así como mezclar el tocino con la velocidad.

Ahora, sin embargo, pienso que ambos temas –aún siendo diferentes- se explican entre sí, más aún, cada uno de ellos supone algo así como un test para el otro. Me explico.

2. círculos sostenibilidadLo primero que descubrí es que hay básicamente dos formas de ser ecologista (o dos razones para serlo), de la misma forma que no hay básicamente más que dos formas de practicar una religión (sea cual sea la religión que uno practique).

Uno puede ser ecologista por “economía” o puede serlo porque considera la naturaleza como algo que debe ser respetado por sí mismo.

3. Carretera de circunvalación

Aclaro que, cuando hablo de economía, no hablo de dinero, sino de “economizar” los recursos disponibles. En este sentido van, por ejemplo, los esfuerzos por minimizar la “huella ecológica”. Sabemos que los recursos son limitados: si unos los despilfarran, otros (en el presente o en el futuro) carecerán de ellos. Cuando esta perspectiva “económica” se centra en las consecuencias de nuestros actos sobre las generaciones futuras, recibe el nombre de “sostenibilidad”. Por otra parte, dado que no tenemos un término específico para referirnos a las consecuencias sincrónicas de nuestro consumismo, podríamos utilizar el término genérico de “solidaridad” para explicar las consecuencias mundiales de cualquier decisión por muy reducida o local que pueda parecer.

Por otra parte, aún cuando4. Oveja con cordero las razones para ser vegetariano o aún vegano pueden ser muy diversas y el hecho de que comer carne sea un lujo en un mundo hambriento no es ni mucho  menos una razón baladí, hay sin embargo muchas personas cuya principal razón de ser vegetarianas o veganas es por respeto a la naturaleza en general y a los animales en particular.

Ambas concepciones del ecologismo no sólo no son contradictorias, sino que se refuerzan la una a la otra. Pero parten de principios muy diferentes y pueden subsistir con una cierta independencia.

Algo parecido sucede con la religión. Hoy en día muchas personas en España se declaran, por ejemplo, católicas y alguien pensará que, para bien o para mal, con una palabra ya está dicho todo. Nada más lejos de la realidad. Se puede practicar una religión, se puede hacer incluso con la mayor seriedad, rigor y compromiso, sin tener experiencia alguna de la transcendencia. ¿Qué une a las personas que practican una religión? Podríamos decir que la fe. Pero, ¿qué es la fe? Creer unas verdades que de suyo no son evidentes o que incluso pueden resultar inverosímiles, eso puede ser fe, pero en la vida estamos constantemente creyendo las cosas que nos dicen, porque de otra manera sería imposible vivir. ¿Podríamos acaso llamar fe a lo que hacemos cuando, por ejemplo, en un viaje nos dejamos guiar por el GPS? Está claro entonces que la fe tiene algún componente más allá del mero creer lo que nos dicen.

Y aquí es donde nos encontramos básicamente dos tipos de creyentes: los que ponen el centro en el hombre y los que ponen el centro en Dios.

La primera manera de ser creyente no se refiere a tener una actitud más compasiva con el ser humano o más preocupada con la cuestión social. Esto puede venir después. La forma antropocéntrica de la fe es aquella que se sustenta sobre el sentimiento de pertenencia. Y hay que decir que el sentimiento de pertenencia es fundamental en la socialización del ser humano. El ser humano necesita saber quién es, y para ello necesita tener una familia, unos amigos, unos vecinos, unos compañeros… Pero, ¿qué es el sentimiento de pertenencia? Más concretamente, en el contexto que nos ocupa, ¿pertenencia a qué? 5. Al corro de la patataEn la práctica religiosa, este sentimiento de pertenencia puede ser a un pequeño grupo de referencia. Es lo que se suele denominar con el nombre de “comunidad”. Lo que dicha “comunidad” comparte es muy variado y va desde compartir la vida (vivienda, trabajo, espiritualidad, oración…), a compartir poco más que unas reuniones periódicas y unas parecidas circunstancias personales (grupos de jóvenes, grupos de matrimonios…). Para muchas personas lo fundamental es tener un grupo de referencia. Esto es algo que humanamente da mucha seguridad. Saber que tenemos “nuestro lugar”.

6.JMJPero este sentimiento de pertenencia también puede ser mucho más multitudinario. Es lo que pasa, por ejemplo, con las jornadas mundiales de la juventud que se organizan alrededor del Papa. Aunque sea de una forma puntual y de corta duración, miles de personas se sienten unidas alrededor de un líder religioso. Esto da lugar a una seña de identidad en forma de emoción compartida más allá de unos contenidos de fe que puede que existan, pero que no son verbalizados y, por ello, no necesariamente compartidos.

MujerMuertaNoche BuenaLa segunda manera de ser creyente no es contradictoria con lo anterior –aunque proporciona una libertad de la que no dispone la otra– y no significa en modo alguno una despreocupación por lo humano. Vivir la fe de un modo teocéntrico lleva consigo el reconocimiento de la propia pequeñez. Ojo, que no estoy hablando de un sentimiento de culpa. Más bien todo lo contrario. Sentirse uno pequeño significa ser consciente de que no somos el ombligo del universo, significa por ello valorar las cosas pequeñas, percibir en ellas a Dios. Y, aunque pueda parecer contradictorio, justamente ésa es la visión trascendente de la religión.

Una fe fundamentada en la transcendencia de Dios es una fe que considera a Dios como el “Totalmente Otro” y esto produce en el ser humano un efecto singular. De una parte, el hombre se siente “creatura”, es decir, formando parte de la creación o, lo que es lo mismo, de la naturaleza. Y esto, 8. Selva amazónicaal mismo tiempo, nos desapega de la naturaleza. Cuando estaba buscando fotos para ilustrar este artículo, he encontrado muchos dibujos en los que se representa al mundo en las manos de un hombre…. y, sin embargo, no he podido conseguir ninguno en el que apareciera un hombre pequeñito y sumergido en el mundo. Esto me ha parecido muy significativo. El hombre que piensa que la naturaleza es suya, no puede pensar sino que está en sus manos respetarla o no.

Y aquí es do9. Gallina con perritonde la relación entre ecología y religión se hace patente. Empezando por lo más evidente: si Dios lo ha creado todo, yo no puedo usar (y mucho menos abusar) de las cosas a mi antojo. Si yo soy una criatura entre las criaturas, necesito usar de las cosas, pero lo haré 10. Cordero mamando de vacasabiendo que no soy dueña de nada. A decir verdad, ni siquiera soy dueña de mi propia vida. Las cosas no son “mías”. Por el mero hecho de existir, yo estoy utilizando las cosas, mi subsistencia requiere que me sirva de las cosas. Pero no son mías, no puedo hacer con ellas lo que quiera.

Esta forma de ser religioso lleva también a verle a todo un sentido. Mej11. Átomoor dicho, lleva a saber que todo tiene un sentido, una finalidad. Sea cual sea el grado de consciencia que en un momento dado podamos tener del sentido de la creación, de la historia y de nuestra propia vida, esta forma de ser religioso lleva a ver la naturaleza y la historia 12. Luz entre árbolescomo un todo donde no existen los hechos aislados o sin consecuencias.

Recíprocamente pienso también que quien se preocupa por el resto de la humanidad (presente o futura) y quienes aman a la naturaleza están más cerca de conocer al Autor de la misma.

Publicado en Espiritualidad, Filosofía, Maltrato animal, Medio Ambiente, Religión, Sostenibilidad, Vegetarianismo | Etiquetado , , , | Deja un comentario

GAZA, por Eduardo Galeano

Por Eduardo Galeano (reblogueado)

Palestina.Cartel de NOAZ.

Para justificarse, el terrorismo de Estado fabrica terroristas: siembra odio y cosecha coartadas. Todo indica que esta carnicería de Gaza, que según sus autores quiere acabar con los terroristas, logrará multiplicarlos.

Desde 1948, los palestinos viven condenados a humillación perpetua. No pueden ni respirar sin permiso. Han perdido su patria, sus tierras, su agua, su libertad, su todo. Ni siquiera tienen derecho a elegir sus gobernantes. Cuando votan a quien no deben votar, son castigados. Gaza está siendo castigada. Se convirtió en una ratonera sin salida, desde que Hamas ganó limpiamente las elecciones en el año 2006. Algo parecido había ocurrido en 1932, cuando el Partido Comunista triunfó en las elecciones de El Salvador. Bañados en sangre, los salvadoreños expiaron su mala conducta y desde entonces vivieron sometidos a dictaduras militares. La democracia es un lujo que no todos merecen.

Son hijos de la impotencia los cohetes caseros que los militantes de Hamas, acorralados en Gaza, disparan con chambona puntería sobre las tierras que habían sido palestinas y que la ocupación israelí usurpó. Y la desesperación, a la orilla de la locura suicida, es la madre de las bravatas que niegan el derecho a la existencia de Israel, gritos sin ninguna eficacia, mientras la muy eficaz guerra de exterminio está negando, desde hace años, el derecho a la existencia de Palestina. Ya poca Palestina queda. Paso a paso, Israel la está borrando del mapa.

Los colonos invaden, y tras ellos los soldados van corrigiendo la frontera. Las balas sacralizan el despojo, en legítima defensa. No hay guerra agresiva que no diga ser guerra defensiva. Hitler invadió Polonia para evitar que Polonia invadiera Alemania. Bush invadió Irak para evitar que Irak invadiera el mundo. En cada una de sus guerras defensivas, Israel se ha tragado otro pedazo de Palestina, y los almuerzos siguen. La devoración se justifica por los títulos de propiedad que la Biblia otorgó, por los dos mil años de persecución que el pueblo judío sufrió, y por el pánico que generan los palestinos al acecho.

Israel es el país que jamás cumple las recomendaciones ni las resoluciones de las Naciones Unidas, el que nunca acata las sentencias de los tribunales internacionales, el que se burla de las leyes internacionales, y es también el único país que ha legalizado la tortura de prisioneros. ¿Quién le regaló el derecho de negar todos los derechos? ¿De dónde viene la impunidad con que Israel está ejecutando la matanza de Gaza? El gobierno español no hubiera podido bombardear impunemente al País Vasco para acabar con ETA, ni el gobierno británico hubiera podido arrasar Irlanda para liquidar a IRA. ¿Acaso la tragedia del Holocausto implica una póliza de eterna impunidad? ¿O esa luz verde proviene de la potencia mandamás que tiene en Israel al más incondicional de sus vasallos?

El ejército israelí, el más moderno y sofisticado del mundo, sabe a quién mata. No mata por error. Mata por horror. Las víctimas civiles se llaman daños colaterales, según el diccionario de otras guerras imperiales. En Gaza, de cada diez daños colaterales, tres son niños. Y suman miles los mutilados, víctimas de la tecnología del descuartizamiento humano, que la industria militar está ensayando exitosamente en esta operación de limpieza étnica.

Y como siempre, siempre lo mismo: en Gaza, cien a uno. Por cada cien palestinos muertos, un israelí.

Gente peligrosa, advierte el otro bombardeo, a cargo de los medios masivos de manipulación, que nos invitan a creer que una vida israelí vale tanto como cien vidas palestinas. Y esos medios también nos invitan a creer que son humanitarias las doscientas bombas atómicas de Israel, y que una potencia nuclear llamada Irán fue la que aniquiló Hiroshima y Nagasaki.

La llamada comunidad internacional, ¿existe?

¿Es algo más que un club de mercaderes, banqueros y guerreros? ¿Es algo más que el nombre artístico que los Estados Unidos se ponen cuando hacen teatro?

Ante la tragedia de Gaza, la hipocresía mundial se luce una vez más. Como siempre, la indiferencia, los discursos vacíos, las declaraciones huecas, las declamaciones altisonantes, las posturas ambiguas, rinden tributo a la sagrada impunidad.

Ante la tragedia de Gaza, los países árabes se lavan las manos. Como siempre. Y como siempre, los países europeos se frotan las manos.

La vieja Europa, tan capaz de belleza y de perversidad, derrama alguna que otra lágrima mientras secretamente celebra esta jugada maestra. Porque la cacería de judíos fue siempre una costumbre europea, pero desde hace medio siglo esa deuda histórica está siendo cobrada a los palestinos, que también son semitas y que nunca fueron, ni son, antisemitas. Ellos están pagando, en sangre contante y sonante, una cuenta ajena.

  • Lee más de Eduardo Galeano, en resumelibros.tk
  • Y un vídeo: “La guerra se vende mintiendo”:
Publicado en Denuncias, Justicia, Malas noticias, Noticias del Mundo, Política, Violencia | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario