🌳Tu salud depende de los árboles: plantemos contra el calor (y de paso contra la crisis climática) — Mándese a los que aún no sepan las ventajas de los Ã¡rboles

El ser humano ya ha elevado la temperatura del planeta 1,3ºC. Algunos escenarios —no los más pesimistas— pronostican que se elevará más de 4ºC para final de este siglo. Podría ser incluso más, dado que no estamos haciendo nada para evitar eso que llaman “el colapso“.

Cuando la temperatura del planeta suba 3 o 4 grados, muchos lugares del trópico superarán los límites que el cuerpo humano puede tolerar. Es decir, demasiados países se harán inhabitables, generando millones de muertes y de refugiados climáticos, aparte de otras consecuencias. Si llegamos a los 11ºC la vida en la Tierra, en conjunto, se verá claramente amenazada. Por ahora estamos haciendo las cosas muy mal. Suspenden los gobiernos a todos los niveles y suspendemos la ciudadanía.

En España, todo el mundo se queja del calor en verano. Preparémonos para lo que viene. Instalar aire acondicionado es la peor opción, pues el consumo energético es parte del problema. Necesitamos adaptarnos al calor, como lo han hecho ciudades que ya sufrían calor antes. Todas las ciudades deben mirar cómo se vive en otras ciudades que ya sufren olas de calor más graves y más frecuentes. Las temperaturas subirán más rápido de lo que nos gustaría y si no nos adaptamos sufriremos más.

En Sevilla, la asociación Escuelas de Calor lleva años trabajando para que el problema del calor se tenga en cuenta en los colegios. No piden instalar aires acondicionados, sino medidas de climatización inteligentes: espacios verdes, sombras en patios y fachadas, ventilación cruzada, refrigeración por agua… En mayo y junio son frecuentes los desvanecimientos y los sangrados nasales en los colegios. Pero además, el calor reduce el rendimiento académico. De hecho, el calor reduce el rendimiento profesional en general. Para los economicistas, dejamos esta pregunta: ¿Estamos preparados para afrontar un clima que reducirá nuestra productividad y la de nuestras cosechas?

Necesitamos inventar una máquina que sea eficiente reduciendo la temperatura en las ciudades, que elimine contaminación, absorba CO2, que no consuma electricidad, y que sea barata. Esa máquina ya existe. Se llama árbol.

Los árboles tienen múltiples ventajas que no debemos desaprovechar:

  1. Regulan el clima: reducen la temperatura y el efecto isla de calor en las ciudades.
  2. Ahorran energía (y dinero), tanto en verano, como en invierno (reduciendo el efecto frío del viento).
  3. Limpian el aire: proporcionan oxígeno y absorben contaminación (CO2 entre otros).
  4. Propician la biodiversidad.
  5. Mejoran la calidad de vida: dan sombra, protegen de la lluvia, aumentan la salud, reducen el ruido y también la criminalidad en las ciudades.
  6. Retienen el terreno y el agua.
  7. Aportan belleza y cultura.
  8. Mejoran la economía: Aumenta la actividad económica y el valor de las propiedades.

Beneficios de los árboles en las ciudadesLa crisis climática es también una crisis sanitaria y económica. Dado que la agricultura será menos rentable, también plantar árboles entre los cultivos y en sus límites es una buena forma de reducir esos efectos negativos.

No se puede plantar cualquier árbol en cualquier lugar. Hay que pensar bien qué especies plantar, en dónde se ponen y también en las condiciones adversas que puedan darse. Por ejemplo, la borrasca Filomena destrozó muchos árboles en Madrid, pero dejó importantes lecciones que debemos aprender. Una de las lecciones más importantes se resume así: «cada especie en su lugar y con su espacio».

Pedimos a alcaldes y agricultores que planten árboles, que respeten los ya existentes y que no se usen sopladores de hojas. Estamos cansados de ver ciudades que talan árboles o los podan de forma absurda por motivos estéticos o sin ningún motivo. Deberíamos aprobar una Ley Nacional de Arbolado Urbano que otorgue a los árboles la categoría de “ciudadanos” y se les respete como tales. Ser viejo y estar enfermo no es motivo suficiente para matar a nadie.

♦ Te gustará también:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor de libros como "Salvemos Nuestro Planeta", "El buscador de lo inefable" y "Relatos Ecoanimalistas"; ademas de publicar regularmente en dos blogs: 1) blogsostenible.wordpress.com y 2) historiasincontables.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Arquitectura y Diseño urbano, Botánica, Cambio Climático, Salud, Sostenibilidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s