La acuicultura no consigue ser sostenible: contaminación, biodiversidad, acuaponía…

Alberto Medina @albertomll, Área Marina de Ecologistas en Acción.

La acuicultura contamina zonas públicas para intereses privados.

La acuicultura contamina zonas públicas para intereses privados.

Hace unas semanas, concretamente el 30 de noviembre, estábamos de celebración nacional. Ni era la boda del año ni se hacía el fichaje más millonario de la época, simplemente se celebraba en España el Día Nacional de la Acuicultura (o piscicultura). La acuicultura consiste en fomentar artificialmente la reproducción de peces, mariscos y algas.

La población humana está creciendo de manera exponencial y algunos han visto en la acuicultura una herramienta muy valiosa para luchar contra la desnutrición mundial. Dietas que eran muy pobres tanto en proteínas como en otros nutrientes, han sido ahora mejoradas. Además en países con mayor desarrollo tecnológico se pueden obtener materias primas de gran valor añadido como espesantes, colorantes, e incluso cremas de protección solar. Pero no es oro todo lo que reluce: la acuicultura actual tiene todavía mucho de tradicional y dista de la eficiencia y el equilibro con el medio natural que le permitiría ser sostenible.

Ya las culturas precolombinas e incluso la china, vieron que era más fácil controlar el engorde de los peces en charcas y estanques que arriesgar sus vidas pescando, muchas veces de manera poco fructífera. Pero actualmente comer pescado de acuicultura no va a paliar el hambre en el planeta. En la nutrición existe el concepto de índice de conversión, que mide cuántos kilos de alimentos son necesarios que ingiera un animal para que se conviertan en un kilo de peso vivo. Existen numerosos factores, desde los nutricionales (no es lo mismo una dieta rica en grasas que otra de proteínas) al medio ambiente, la genética o a la misma manipulación de los animales. Veamos unos ejemplos: para conseguir un solo kilo de carne de buey se necesitan 16 kg de alimento, 6 si es un cerdo, 4 si es un pavo y 3 si es un pollo. La producción de leche requiere aproximadamente un kilo de pienso por litro. Pero, ¿qué ocurre con los peces?

Uno de los grandes problemas de la acuicultura es la alimentación de los peces, y de ésta se extraen terribles paradojas. Según la Organización de Ingredientes Marinos (IFFO) que mide estos parámetros de eficiencia en la nutrición acuícola (Fish In Fish Out, FIFO), tradicionalmente para obtener un kilo de salmón se necesitan 3 kilos de pescado salvaje. El salmón es el pez de cultivo más vendido en el mundo y, por cierto, suele ser sordo por culpa del crecimiento acelerado. Por otra parte, en una granja de engorde, un kilo de atún necesita nada menos que 20 kilos de pescado. Pero según la IFFO ya es posible en la actualidad obtener 4,5 kilos de productos de acuicultura con sólo 1 kg de pescado silvestre de forraje. Y de aquí surge una afirmación y dos interrogantes. La primera conclusión es que la acuicultura puede ser productora neta de proteína de pescado, aunque con terribles sombras. Y los interrogantes: ¿se seguirán esquilmando los mares para la viabilidad económica de numerosos proyectos de acuicultura? ¿Se están alimentando peces que son normalmente herbívoros con aceites y harinas de pescado provenientes de descartes de otras especies acuícolas?

Hace unos años la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob, más conocida por el mal de las vacas locas, era la protagonista tanto de rotativas como de debates científicos. Los investigadores aceptaron que la aparición de esta enfermedad estuvo determinada por alimentar el ganado bovino con restos de ganado ovino y caprino (que ya presentaban la enfermedad aunque no se trasmitiera a humanos). Cesó la marea (des)informativa, aunque no el problema, porque de manera generalizada se reincide en las mismas causas de dicha patología neurológica: estamos dando una dieta carnívora a animales que suelen ser herbívoros.

Hay muchas herramientas para minimizar el impacto de la acuicultura en el medio ambiente y en el propio bienestar de los peces. Es necesario exigir una alimentación segura y ambientalmente sostenible para los peces de acuicultura, una alimentación que huya de la proteína de peces y rumiantes y use sólo piensos vegetales o, como mucho, a base de invertebrados como el gusano Caenorhabditis elegans.

Problemas ambientales de las piscifactorías marinas.

Problemas ambientales de las piscifactorías marinas.

Otro de los principales inconvenientes de la acuicultura es la gran cantidad de desechos que quedan en el agua, tanto de restos orgánicos en el bentos marino, como de residuos de antibióticos. Los antibióticos siguen siendo utilizados en la acuicultura tradicional de forma masiva, sobre todo para prevenir o tratar enfermedades que podrían ser fácilmente evitables actuando en el origen. El problema de estos antibióticos es que pueden quedar residuos en la carne del pescado, con el riesgo de llegar al ser humano. Por otra parte, los antibióticos no resuelven todo. Por ejemplo, no han logrado evitar el reciente gran problema de la Mionecrosis infecciosa en el langostino indio. La alternativa a la química es bien fácil: por una parte una profilaxis que evite la propagación de enfermedades (mayor control de la temperatura, de la biomasa por tanque o de la manipulación, entre otros), y por otra parte, el uso de extractos naturales y de bacterias probióticas, que son bacterias, normalmente residentes en el intestino, que generan un beneficio en un determinado organismo ¿No es casi un milagro que se mejore la carne del pescado únicamente porque el pez ha tomado una determinada suspensión bacteriana? Actualmente estas herramientas profilácticas sostenibles son reales, solo se necesita un mayor desarrollo en esta materia.

La sordera de los salmones de acuicultura es causada por el crecimiento acelerado.

La sordera de los salmones de acuicultura es causada por el crecimiento acelerado.

Se debe buscar también una acuicultura en la que se respete más a los animales, en lugar de imitar los problemas de la ganadería intensiva, y una acuicultura que no inunde los mercados con sólo unas pocas especies. Los proyectos ambientalmente sostenibles en la acuicultura deben buscar que los animales sufran lo menos posible en unas circunstancias que nunca serán las de su ambiente original. El agua debe tener unos parámetros óptimos de salinidad, pH, temperatura y diversos compuestos nitrogenados; los tanques deben tener una densidad adecuada de peces (hasta los peces necesitan su espacio social); y el personal tiene que estar entrenado y concienciado… ¡porque un pez también sufre!

Además, aparte de los antibióticos, los peces liberan una gran cantidad de nitratos y otros componentes de materia orgánica. ¿Qué se puede hacer con ellos? ¿Reciclarlos? Eso fue lo que pensaron aztecas y chinos con el cultivo combinado de peces junto a las cosechas. La acuicultura más moderna se originó a finales de los años 60 en Estados Unidos y se bautizó con el término de acuaponía. Un grupo de científicos, dirigidos por el profesor Dr. James Rakocy, interrelacionaron en un circuito cerrado tanto plantas (generalmente hortalizas) como peces, y la energía solar para dar tanto calor como para hacer funcionar la maquinaria eléctrica. En definitiva, una acuicultura multitrófica que aprovecha los recursos naturales para minimizar los impactos e intentar ser sostenible.

En resumen, a medida que el tamaño de la población humana aumenta y las poblaciones de peces disminuyen por la creciente presión pesquera, sería muy útil una acuicultura sostenible que aún no se ha conseguido. Es decir, necesitamos un tipo de acuicultura que no ponga en peligro el medio acuático, que busque el bienestar animal, que reduzca a casi cero los residuos y que alimente a los peces de manera racional.

También puede interesarte:

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Biodiversidad, Contaminación, Maltrato animal, Pesca, Sostenibilidad y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La acuicultura no consigue ser sostenible: contaminación, biodiversidad, acuaponía…

  1. Pingback: Tecnología HPP para la conservación de alimentos: apto para productos ecológicos | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  2. Pingback: Cuidemos el mar: Tres cortos animados de educación ambiental (5) #PescaArtesanalRadio3 | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  3. Pingback: ¿Es la acuicultura sostenible? - Proveg España

  4. Pingback: BlogSOStenible cumple OCHO AÑOS!!!!! VIVAN LOS BOSQUES, ARRIBA LAS RAMAS #RelatoArbolRadio3 #FelizDomingo | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s