Manifestaciones por el clima y por el planeta: ¿Para qué?

Debemos pensar qué mundo queremos y cómo actuar en élCon frecuencia confundimos el porqué con el para qué. Las manifestaciones por el desastre climático y por la crisis ambiental son cada vez más frecuentes. Y no van a parar. Cada vez hay más gente que toma conciencia de la gravedad del problema, aunque aún hay demasiada que no se entera (o no quiere enterarse). Se avecina un futuro próximo lleno de manifestaciones con un trasfondo ambiental. ¿Por qué? ¿Para qué?

El porqué está claro. Es necesario manifestarse porque la situación ambiental es mala y está empeorando. Al planeta se le están encendiendo todas las luces rojas: hemos sobrepasado 4 de los 9 procesos básicos de la Tierra, los incendios en el Amazonas son múltiples e imparables, los de África o Siberia son aún peor, comemos plástico sin querer y respiramos basura en cualquier ciudad. Podríamos escribir varios libros con las barbaridades que estamos haciendo.

Más de 300 organizaciones y cientos de escritores se han sumado a las manifestaciones mundiales por el clima. Algunas organizaciones están consolidadas, como Greenpeace o Ecologistas en Acción, pero otras son nuevas, juveniles, y vienen con fuerza, tales como Fridays For Future y Extinction Rebellion. La joven Greta Thunberg tiene mucho que ver en todo esto, pero hay mucha más gente empujando desde hace años para cambiar “el sistema”, pues es un sistema en crisis.

Tenemos que manifestarnos pero… ¿para qué?

Manifestaciones por el planeta: PERFECTO pero... ¿para cuándo cambiar nosotros?Una vez que tenemos claro el porqué nos manifestamos, hay que pensar el para qué. O sea, qué pretendemos cambiar de la sociedad y sobre todo qué estamos dispuestos a cambiar de nosotros mismos. Cambiar la sociedad es una tarea muy compleja y hay que ser un gran “influencer” para cambiar algo sustancial. Sin embargo, cambiarnos a nosotros mismos está esencialmente en nuestra mano. Veamos…

Las manifestaciones no se hacen para pedir cambios personales, sino para pedir que los demás cambien: que cambien los gobiernos, que cambien las empresas… Pedir que cambien los demás es más fácil que cambiar uno mismo. No obstante, es legítimo y necesario pedir que cambien ellos, porque el cambio necesario ha de ser en conjunto y los poderosos (gobiernos y empresas) tienen más responsabilidad que la gente corriente. Sin embargo, mientras la gente corriente no cambiemos, esos poderosos saben que no estamos pidiendo cambios en serio:

  • ¿Aceptará la gente que se cierren autovías o que se les ponga un peaje ambiental?
  • ¿Aceptará la gente que viajar en avión o en tren AVE sea más mucho más caro?
  • ¿Aceptará la gente la molestia de llevar envases retornables para cosas como gel, zumo o mayonesa?
  • ¿Aceptará la gente que se prohíban los coches por el centro de las ciudades? (hemos visto la negativa de los liberales en Madrid).
  • ¿Aceptará la gente una fuerte tasa a la carne (jamón incluido) que se use para abaratar frutas y verduras?
  • ¿Aceptará la gente un decrecimiento sensato y planificado para evitar el colapso?
  • ¿O preferimos manifestarnos pero que las cosas no cambien demasiado?

Estas son solo algunas preguntas que nos demuestran que no solo estamos ante un grave problema ambiental, sino que también nos enfrentamos a un grave problema mental.

¿Qué es ser ecologista?

Cualquiera puede sentirse ecologista. Basta con tener un mínimo de preocupación. Los españoles son de los europeos más preocupados por el cambio climático pero… ¿son ecologistas? Ser ecologista tiene fuertes implicaciones. Tan fuertes como uno quiera, pero lo que el planeta necesita no es una mano de barniz ecologista.

Por si no ha quedado claro, no estamos defendiendo el cambio individual sin exigir cambios en la política y en las leyes. Lo que estamos diciendo es que esos cambios llegarán después de que la gente esté dispuesta a cambiar su forma de vida cómoda y contaminante. Solo si somos capaces de vivir una vida austera y ahorrar dinero para dedicarlo al planeta, demostraremos que estamos preparados para que gobierno y empresas hagan lo mismo.

Mientras votemos a los mismos, las políticas no cambiarán mucho aunque se hagan mil manifestaciones cada semana. Necesitamos revolucionar las calles, pero también los c♥raz♥nes.

♥ Por favor, lee también esto:

Publicado en Biodiversidad, Buenas noticias, Cambio Climático, Consumo, Decrecimiento, Denuncias, Educación, Energía Sostenible, Energía y Contaminación, Globalización, Medio Ambiente, Noticias del Mundo, Política | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario

El maravilloso “lenguaje” de las abejas

Figura 1. Abeja de la miel (Apis mellifera) polinizando una flor gracias a sus numerosos pelos en cabeza, tórax y patas, siendo unos de los mejores polinizadores del reino animal (Dugatkin, 2013).

Figura 1. Abeja de la miel (Apis mellifera) polinizando una flor gracias a sus numerosos pelos en cabeza, tórax y patas, siendo unos de los mejores polinizadores del reino animal.

La importancia de la abeja de la miel (Apis mellifera) para nuestro planeta como polinizador (Figura 1) es muy bien conocido por todos. Tanto es así, que la ONU declaró el día 20 de mayo de 2019 como Día Mundial de las Abejas, con el objetivo de concienciar sobre la importancia que tienen en la alimentación y en la economía. Además, la organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) ha reivindicado el papel esencial de estos insectos en la seguridad alimentaria, en la conservación de la biodiversidad y en la alerta de los riesgos ambientales. Pero, ¿cuánto sabemos realmente de estos animales? ¿en algún momento os habéis llegado a preguntar cómo funciona el mundo de las abejas? Pues bien, seguramente tras terminar de leer este artículo cambiará, no sólo vuestra visión sobre estos seres, sino también cómo veis la naturaleza. En esta ocasión, nos centraremos en el significado del “baile de las abejas.

Figura 2. El etólogo Karl von Frisch ganador del Premio Nobel en 1973 (Goodenough, et al. 2010).

Figura 2. El etólogo Karl von Frisch ganador del Premio Nobel en 1973.

La investigación llevada a cabo por el zoólogo austríaco Karl von Frisch (Figura 2) sobre el lenguaje visual de las abejas le valió el Premio Nobel de Fisiología en el año 1973. Fue durante la segunda guerra mundial cuando descubre el curioso comportamiento que tenían las abejas cuando salían en busca del alimento. Con la posterior publicación de su libro en el año 1946 titulado “El baile de las abejas”, Karl von Frisch describe como las abejas se comunican entre sí para indicar dónde se encuentra la fuente de alimento. Nacido en Viena (Austria) en el año 1886, obtuvo el doctorado en zoología en el Instituto Zoológico de la Universidad de Münich en el año 1905. Se dedicó casi cincuenta años al estudio de las abejas, además de otras especies (Munz, 2005; Goodenough, et al. 2010; Couvillon, 2012).

En una colmena se distinguen distintos tipos de abejas. Las “abejas exploradoras” salen de la colmena para buscar alimento y cuando vuelven a ella, describen a las “abejas recolectoras” dónde se encuentra la fuente de alimento (Drickamer, et al. 2002: Sánchez López, et al. 2014).

Figura 3. La abeja realiza una danza circular seguida por otras dos que captan sustancias secretadas por la exploradora (Carranza, 2000).

Lo que descubrió Karl von Frisch es que la abeja exploradora realiza dos tipos de bailes, seguidas por otras abejas en contacto con sus antenas y cabezas. El tipo de baile depende de la distancia donde se encuentre el alimento:

  • Baile del círculo: si está cerca de la colmena (a menos de 80 metros), informa al resto de su posición trazando círculos sobre la superficie de la colmena (Figura 3) (Carranza, 2000; Dugatkin, 2013; Sánchez López, et 2014).
  • Baile en forma de ocho: si el alimento se encuentra lejos, la exploradora realiza una danza más compleja trazando dos círculos en sentido opuesto, con la forma de un amplio ocho, que al llegar al eje central del mismo agita las alas y el abdomen (Carranza, 2000; Goodenough, et 2010).

    Figura 4. En una superficie horizontal, el recorrido recto apunta directamente hacia la fuente de alimento (Drickamer, et al. 2002).

    Cuando el alimento se encuentra lejos se transmite la distancia, la calidad y la localización. La distancia es codificada por el tiempo que tarda en recorrer el eje principal del ocho: cuanto más tiempo dure más lejos está la fuente de alimento. La calidad depende de la intensidad con la que agite las alas y abdomen en el eje central del ocho: a más intensidad más rica es la fuente de alimento. Y, por último, la localización la transmiten formando un ángulo en el eje central del ocho con respecto al sol que es el mismo ángulo que forma la fuente de alimento con el sol (Figura 4). Tienen la capacidad de percibir el movimiento del sol y adaptar el ángulo con la posición de su danza. En colmenas verticales el ángulo que forma es con respecto a la vertical (Figura 5). Cuando el cielo está nublado, captan la luz ultravioleta (Carranza, 2000; Dugatkin, 2013; Sánchez López, et al. 2014).

    Figura 5. En una superficie vertical, se orienta por la gravedad y sustituye un punto directamente por encima del sol. El ángulo θº entre el sol y la fuente de alimento es el mismo que entre un punto directamente sobre la superficie y la fuente de alimento (Drickamer, et al. 2002).

La disminución de la población de abejas en los últimos años preocupa a los investigadores que tras nuevos estudios han podido observar que a través de la danza realizada por las abejas exploradoras pueden ver las estaciones en las que hay mayor o menor cantidad de alimento. Esto es utilizado como indicador para ayudarlas con mayores plantaciones con flores según la estación del año (Couvillon, et al. 2014). Podemos decir que la danza de la abeja de la miel puede ser utilizada para su conservación (Couvillon, 2012).

El descifrado del baile de las abejas es uno de los grandes descubrimientos en el mundo de la investigación animal. Las abejas de la miel son muy importantes para el futuro de la humanidad dada la gran capacidad de polinizar flores necesarias para el hombre. Su conservación es fundamental para poder proteger las poblaciones actuales y evitar su disminución. Karl von Frisch nos regaló esta maravilla que cualquiera puede observar con solo acercarse a una colmena. Este es seguramente uno de los pocos estudios galardonados con el Premio Nobel que cualquier ciudadano puede observar a simple vista.

Pablo Alberti Romero, @Alberti_SFC
Graduado en Biología (Universidad de Sevilla)

Artículos relacionados:

Referencias:

  • Carranza, J. 2000. Etología. Introducción a la Ciencia del Comportamiento. Universidad de Extremadura, Servicio de Publicaciones, Cáceres.
  • Couvillon, M.J. 2012. The dance legacy of Karl von Frisch. Insectes Sociaux. 59: 297-306. doi: 10.1007/s00040-012-0224-z.
  • Couvillon, M.J., Schürch, R. y Ratnieks, F.L.W. 2014. Waggle Dance Distances as Integrative Indicators of Seasonal Foraging Challenges. PLOS ONE 9 (4): e93495. doi: 10.1371/journal.pone.0093495.
  • Drickamer, L.C., Vessey, S.H. y Jacob, E.N. 2002. Animal behavior: Mechanisms, Ecology, Evolution. Ed. McGraw-Hill.
  • Dugatkin, L.A. 2013. Principles of Animal Behavoir. 3rd Ed. W.W. Norton y Company.
  • Goodenough, J., McGuire, B. y Jakob, E. 2010. Perspective on Animal Behavior, 3rd Ed. Wiley.
  • Munz, T. 2005. The Bee Battles: Karlo von Frisch, Adrian Wenner and the Honey Bee Dance Language Controversy. Journal of the History of Biology. 38: 535-570. doi: 10.1007/s10739-005-0552-1.
  • Sánchez López, S. y cols. 2014. Etología. La ciencia del comportamiento animal. Editorial UOC, S.L.
Publicado en Agricultura, Alimentación, Biodiversidad, Buenas noticias, Ciencia, Contaminación, Medio Ambiente, Noticias del Mundo, Sostenibilidad | Etiquetado , , , | 1 Comentario

Razas o tipos de perros más abandonados – Si quieres un perro, primero lee esto

Si tu hijo quiere una mascota de cualquier tipo o estás pensando en adquirir una, lee antes el artículo pinchando en la foto y recuerda que LOS ANIMALES NO SON JUGUETES.

Si tu hijo quiere una mascota de cualquier tipo o estás pensando en adquirir una, lee antes el artículo pinchando en la foto y recuerda que LOS ANIMALES NO SON JUGUETES.

Al entrar por las puertas de una perrera, quiénes sean capaces de entrar, pueden encontrar un enorme número de animales esperando su oportunidad de ser adoptados o de enfermar y morir sacrificados. Los culpables no son las perreras, sino los que abandonan y en mayor medida aún, aquellos que no ponen medidas de control de natalidad, es decir, las autoridades ya sean provinciales, autonómicas o estatales.

Cada chenil de una perrera es un habitáculo de donde normalmente los perros que habitan en él no salen nunca a no ser que alguien los adopte o enfermen y se les aplique la eutanasia en un gran porcentaje de perreras de España. Tan solo unas cuantas, dependiendo del personal que allí trabaje, se esfuerzan por medicar a esos enfermos para tratar de salvar su vida, ya que sale más rentable poner la inyección letal por la cuál los gestores de dichas perreras, cobran.

Si quieres adoptar a Flaky (podenco) o a otro, pincha en la foto.

Podencos, galgos, bodegueros y perros de caza en general se encuentran entre los más abandonados en las perreras de España, siendo los galgos los más rescatados por parte de multitud de protectoras y los podencos y bodegueros los que cuentan con menos suerte.

Solo basta echar un vistazo para ver que los animales de gran tamaño como pastores alemanes, mastines o labradores también son numerosos, ya que suelen usarse como animales de guarda y cuando no les sirven o se hacen mayores son una carga inútil a ojos de quienes no tienen corazón al dejarlos abandonados entre rejas.

Si quieres adoptar a Heiki (terrier) o a otro, pulsa en la foto.

Si quieres adoptar a Heiki (terrier) o a otro, pulsa en la foto.

Otro gran grupo es, sin duda, todo tipo de terriers, perros usados en sus orígenes para cazar sobre todo en madrigueras. Tienen carácter decidido y hoy en día, han sido excesivamente humanizados convirtiéndolos en muchas ocasiones en perros falderos que llegan a dar muchos problemas de conducta, por culpa de quien los humaniza, no del perro. Es en gran parte por estos motivos por lo que incluso yorkshire terriers o jack russell terriers son abandonados de manera asidua.

Si quieres adoptar a Trinity (american standford) o a otro pincha en la foto.

Si quieres adoptar a Trinity (american standford) o a otro pincha en la foto.

Los mal llamados perros potencialmente peligrosos (PPP) y cruces ocupan un lugar demasiado importante en cuanto a abandonos se refiere. Desgraciadamente su apariencia atrae en muchas ocasiones a personas indeseadas que tapan sus debilidades e inseguridades poniendo a su lado un perro de apariencia física fuerte. Sin saber tratarlos, hacen de ellos, por su fisionomía, que no por su carácter, “armas” en una sociedad a la que le queda mucho que aprender sobre tolerancia y civismo.

Para concluir, sin duda en la cúspide de los más abandonados, encontramos a ese gran grupo de perros mestizos, de todos los tipos, tamaños, edades y colores. Son sin duda los que peor suerte corren, cuando realmente son los más fuertes genéticamente y normalmente los menos propensos a enfermar con respecto a las razas puras que poseen enfermedades propias.

Un educador canino te ayudará ante cualquier problema con perros

En España, como en muchos otros aspectos, estamos muy a la cola en cuanto a mentalidad, civismo y educación. A la hora de adoptar un perro, en otros países se acude a un profesional para guiar sobre qué tipo de perro se adecúa más al tipo de hogar, de familia, de rutinas diarias y de experiencia previa con perros. Aquí, poco a poco, esto va cambiando y cada vez son más las personas que se dejan guiar tanto por protectoras como por profesionales educadores caninos, lo cuál reduce el abandono por problemas de conducta.

Escoge bien tu mascota peluda

A modo de resumen, podemos dar algunos rasgos de las razas más abandonadas en las perreras para ayudar a aquellos que estéis pensando en adoptar.

— Podencos, galgos y bodegueros

Los podencos son animales simpáticos y divertidos por naturaleza, muchos de ellos con traumas por culpa de la mala vida dada, tal y como les ocurre a los galgos. Estos últimos no necesitan tanta actividad como se cree, ya que con algo de ejercicio diario un galgo es un perfecto compañero en cualquier tipo de vivienda. Dentro de los podencos, podemos encontrar eternos cachorros que no paran de jugar y hacen de tu día a día un carrusel continuo de alegría y otros que son poco más que parte del sofá una vez dadas dos carreras. Los bodegueros son pequeños con carácter fuerte, activos, siempre necesitados de retos y perfectos para iniciarles en agility o cualquier otra rutina deportiva.

— Mastines y pastores alemanes

Si quieres adoptar a Satur (mastin) o a otro pincha en la foto.

Si quieres adoptar a Satur (mastin) o a otro pincha en la foto.

Mastines y pastores alemanes son perros con carácter muy fuerte, necesitados de un guía firme a la vez que ejercicio de un nivel medio. Son fieles y decididos, en gran parte bastante territoriales y sin duda, de los mejores compañeros que puedes tener para compartir tu vida.

— Los PPP son más agradecidos que peligrosos

Los perros “potencialmente peligrosos” son perros muy fieles y cariñosos. Su gran problema está en que su fisionomía hace que el maltrato sufrido por la mayoría de los que podemos encontrar en las perreras, hace que su rehabilitación deba ser conducida por quién desee adoptarles y la ayuda de un profesional. Sin duda, no te arrepentirás ya que son de los perros más agradecidos.

— Terriers

Los terriers son perros con un carácter muy fuerte, humanizados en su gran mayoría. Cuando se les ha dado el rol de líderes por exceso de permisibilidad en el hogar pueden generar problemas de conducta. En ese caso, mucha gente prefiere abandonarlos a hacer de ellos perros felices, perros con todas sus necesidades cubiertas y queridos, pero ocupando su lugar. Muchas de las personas que adoptan este tipo de perros los confunden con peluches o juguetes, y no lo son.

No compres un perro jamás: ADOPTA

Si quieres adoptar a Dylan (mestizo) o a otro, pincha en la foto.

Si deseas adoptar un perro, déjate guiar por los integrantes de la protectora donde lo adoptas o por un profesional educador canino.

Si ya tienes un perro y tienes algún problema de conducta recuerda que “los perros son lo que hacemos de ellos”. Acude a un especialista y reconduce tu relación con tu perro antes que dejarlo en un chenil donde puede tener un final muy trágico. Eso te llevará a ser mejor persona. Nunca lo olvides, él nunca lo haría.

Javier Balebona, educador canino de APA La Sonrisa Peluda
Síguenos en Instagram y Facebook

También te gustará:

 

 

 

Publicado en Consumo, Denuncias, Maltrato animal, Noticias de España | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El parany, un arte de caza prohibido pero fomentado por la Generalitat Valenciana

El parany es ilegal en toda la UE pero en España se practica sin controlEl pasado 13 de junio, ante el estupor de muchos y la incredulidad de otros, se publicó una noticia en la que un pueblo de la provincia de Castellón, Canet lo Roig, había organizado un taller de parany para niños con motivo de la “Fira de l’oli”. Pero lo más significativo de este taller, no es que se realice sobre un arte de caza prohibida por la Unión Europea desde 1979, sino que además estaba respaldado por la propia Generalitat Valenciana y la Diputación de Castellón. Finalmente el curso fue anulado, pero sigue existiendo la asociación de paranyers APAVAL.

El parany consiste en que se podan unas ramas de árboles, en las cuales se colocan unas pequeñas varas de madera y trozos de esparto con una sustancia adhesiva llamada “liga”. Cuando pequeños pájaros se posan en estas ramas son capturados por los “paranyers” y rematados posteriormente. Ni que decir tiene que las aves sufren al verse atrapadas, pudiendo estar horas en esta situación hasta que fallecen, o bien hasta que llega el “paranyer”. Este tipo de caza se realiza por costumbre en el norte de la Comunidad Valenciana (a partir de ahora CV) y en el sur de Cataluña.

SEO/BirdLife emitió un informe a requerimiento del Tribunal Superior de Justicia de Valencia, sobre el parany y sus consecuencias en las aves que se escapan tras quedar adheridas. El informe desgrana de una forma muy esclarecedora el sufrimiento de las aves cuando quedan atrapadas y sus posteriores consecuencias. Se desconoce si las mismas sobreviven con los químicos que quedan adheridos a las plumas. La retirada con disolventes, en caso de ser posible, podrían afectarles negativamente, pero es muy complicado (a veces son aves que se encuentran en procesos migratorios). Pero además, también sufren múltiples daños en el pico y en las patas, así como pérdida de plumaje y distensiones musculares, todo ello a consecuencia del esfuerzo que realizan para poder escapar de la trampa.

Petirrojo muerto en un parany, una especie que no se desea cazar, pero que muere mucho en este método de cazaEl problema de este sistema de caza, es que no solo quedan atrapados los tordos, especie central en esta actividad, sino que también afecta a otros tipos de aves, dado que el parany es un método masivo y no selectivo. Afecta a aves cantoras, insectívoras, rapaces, etc. En los últimos años se han producido descensos notables en este tipo de aves principalmente por su caza masiva y por las prácticas agrícolas. Según defienden sus promotores, este sistema se practica para evitar que determinadas aves “arrasen” con los cultivos, sobre todo de viñas y olivos, cosa que no sucede en la CV, al practicarse sobre todo en zonas en cuyas tierras apenas existen cultivos de este tipo. Más bien se trata de continuar con una tradición y un consumo doméstico que afecta a unos pocos miles de personas y que está descontrolada, a pesar de las condenas por la caza con liga.

Normativa de aplicación al parany

Los pajarillos se comen, pero muchos mueren y se tiran porque el parany es un método no selectivoEl sistema de caza con liga fue prohibido mediante la Directiva 79/409/CEE de 1979, traspuesta a España en una ley de 1989 (modificada posteriormente). La legislación prohíbe de forma expresa este tipo de caza, la cual establece: “Procedimientos para la captura o muerte de animales y modos de transporte que quedan prohibidos: a) medios masivos o no selectivos (…) – ligas (…)”.

No obstante, en la CV este método se ha estado usando durante todo este tiempo. En la actualidad no es extraño que se levanten actas ante esta práctica por denuncias realizadas tanto por Guardas Forestales, SEPRONA o Policías Locales, dado que hay multitud de zonas, bien delimitadas por sus propietarios, en las que se sigue realizando la caza con liga. Así las cosas, en base a las competencias atribuidas por el Estatuto de Autonomía a la CV, ésta aprobó su Ley de Caza 13/2004, posteriormente modificada mediante la Ley 7/2009, afirmando el art. 10 que “tendrá la consideración de modalidad de caza tradicional valenciana la realizada por el método parany. Reglamentariamente se regularán las condiciones y requisitos necesarios para la práctica de dicha modalidad, incluyendo la exigencia de superación de pruebas de aptitud y conocimiento de los medios y elementos específicos de la misma, con el fin de garantizar el cumplimiento de lo que se dispone”.

Pero no contentos con esta reforma, el Consell aprobó el Decreto 135/2000 del Gobierno Valenciano, que establece los requisitos para la caza de tordos con parany, empezando la controversia que acabó en manos de los Tribunales para que ambas normas fueran declaradas no conformes a derecho, ya que invadían competencias exclusivas del Estado en Medio Ambiente en su art. 149.1.23 de la Constitución. Las diferentes autonomías pueden dictar normas adicionales de protección siempre que no contradigan las normas estatales, cosa que hizo la CV.

La Directiva citada prohíbe determinadas artes de caza, en concreto en los arts. 8 y 9 dice: “En lo que se refiere a la caza, la captura o muerte de aves en el marco de la presente Directiva, los Estados miembros prohibirán el recurso de cualquier medio, instalación o métodos de captura o muerte masiva o no selectiva (…) en particular, los que se enumeran en la letra a) del Anexo IV (lazos, ligas, anzuelos…)”. Hay algunas excepciones, como por ejemplo para preservar los cultivos, cuestión que no se da en la CV ni en Cataluña.

Fallos de los Tribunales

Se interpuso un recurso Contencioso-Administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de la CV por Acció Ecologísta-Agro y el Instituto de Defensa Ecologistas en Acción, contra el Decreto 135/2000, en el que se solicitó que se anulara dicho precepto por vulnerar las disposiciones de rango superior (Ley 4/1989 y Ley 42/2007). El propio TSJ estableció en su Fundamento de Derecho Tercero que el propio Decreto afirmaba en su Preámbulo que “la liga es un elemento no selectivo” y que la tradición, por sí sola, es insuficiente para posibilitar la captura masiva de aves, por lo que estimó el recurso presentado y anuló la Disposición General por ser contraria a Derecho.

El gobierno valenciano interpuso un Recurso de Casación al Tribunal Supremo, junto con la Federación de Caza de la Comunidad Valenciana y el club de cazadores APAVAL, en el que el TS adujo en su F.D. 7º que “la caza con liga es un método no selectivo, siendo contrario tanto a la Directiva, como a las normas estatales, ajustándose a derecho la anulación de la norma valenciana”. A todo esto, el Presidente del Gobierno interpuso un recurso de inconstitucionalidad contra la Ley de Caza 13/2004 de la CV y su modificación posterior por la Ley 7/2009, siendo anulado este precepto por cuanto la ley autonómica había invadido competencias estatales.

Condena a España por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea

Pese a toda la jurisprudencia española que deja sin efecto las normas aprobadas por la CV, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea sentenció que: “en lo que se refiere a la caza, la captura o muerte de aves (…) los Estados miembros prohibirán el recurso a cualquier medio, instalación o métodos de captura o muerte masiva o no selectiva o que pudiera causar la desaparición local de una especie, y en particular, los que se enumeran en la letra a) del Anexo IV”. Comentar la sentencia del TJUE sería muy extenso, por todas las cuestiones que se valoraron en la misma, pero hay que destacar que la Comisión presentó el recurso porque la CV seguía (y sigue en la actualidad) tolerando la práctica de la caza con liga o parany. Ni que decir tiene que el TJUE acabó condenando al Reino de España al haber incumplido sus obligaciones en virtud de lo establecido en el art. 8 de la Directiva, siendo condenado en costas. Cabe destacar, que esta condena conlleva que en aquellas partidas presupuestarias que correspondan a España serán descontadas de las mismas las sanciones y condenas recaídas, y por tanto, disminuyendo las cantidades que le correspondan a nuestro país.

Pero vamos a ir un poco más allá después de ver cómo se han incumplido, tanto las normas estatales, como las diferentes sentencias. En primer lugar, haciendo alusión al taller organizado “para niños” en Canet lo Roig, con el aval de los poderes públicos, hay que destacar que esta práctica está castigada en nuestro Código Penal, en concreto por el art. 336, el cual establece que “el que, sin estar legalmente autorizado, emplee para la caza o pesca (…) instrumentos o artes de similar eficacia destructiva o no selectiva para la fauna, será castigado con la pena de prisión de cuatro meses a dos años o multa”. Es decir, estas administraciones son perfectamente conocedoras de la prohibición de este tipo de caza y no solo colaboran con las asociaciones que las promueven, como son APAVAL y la Federación de Caza de la CV, sino que además están induciendo a la comisión de un ilícito a menores, enseñando artes de caza prohibidas. El Código Penal, en su art. 28, establece que: “Son autores quienes realizan el hecho por sí solos, conjuntamente o por medio de otro del que se sirven como instrumento (…) a) Los que inducen directamente a otro u otros a ejecutarlo”.

Con la claridad que establecen las leyes penales, a estas administraciones se les podría imputar un delito de prevaricación al autorizar una actividad prohibida por ley. Además, la Administración otorga registro de asociación a entidades que promueven actividades prohibidas e ilícitas. En la CV hay unos 4000 asociados que se están lucrando con subvenciones provenientes de los presupuestos asignados a la Generalitat, y que como asociaciones declaradas de utilidad pública tienen derecho a ellas.

Conclusiones

El parany mata a muchas aves de forma indiscriminadaLa permisividad con la que actúa la Comunidad Valenciana está totalmente fuera de la ley y deja al descubierto la falta de ética y profesionalidad, tanto de autoridades como de funcionarios para venderse al mejor postor, en este caso el sector cinegético, un sector muy cuestionado últimamente por su mala praxis en general y su escasa moralidad para defender una práctica retrógrada y anacrónica. La caza genera innumerables problemas y los cazadores intentan mantener viva la caza, incluso son artes prohibidas por la Unión Europea y por las leyes españolas. Pero aún es más deleznable que se intente perpetuar este tipo de prácticas induciendo a menores a cometer ilícitos.

Mª Mercedes Ortolá Seguí, @LexMerche
Licenciada en Derecho
Máster en Derechos Humanos, Democracia y Justicia Internacional
Máster en Derecho Animal y Sociedad
Presidenta Asociación Abogados de Protección Animal y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, APAMA-CV

♥ Más información relacionada:

Publicado en Biodiversidad, Buenas noticias, Denuncias, Maltrato animal, Medio Ambiente, Noticias de España, Psicología, Violencia | Etiquetado , , , , , , , | 2 comentarios

Por una Ley Nacional de Arbolado Urbano

Ventajas de los árboles en la ciudadLa importancia de los árboles urbanos es innegable aunque haya sido en numerosas ocasiones minimizada, cuando no directamente ignorada. No es el objeto principal de estas líneas resaltar en profundidad los beneficios que nos aportan, pero sí queremos señalar brevemente algunos de ellos:

  • Los árboles mejoran considerablemente la calidad del aire, actuando como sumideros, reduciendo la contaminación y beneficiando, por tanto, nuestra salud.
  • Disminuyen la temperatura de la ciudad en los meses de calor con el consiguiente ahorro en el gasto energético. Sombrean calles y plazas lo que permite transitarlas con comodidad (a pie, en bicicleta…), propiciando la disminución de vehículos contaminantes. También aplacan los vientos fríos del invierno.
  • Mitigan el ruido de las ciudades, producido fundamentalmente por el tráfico rodado.
  • Rebajan notablemente los niveles de estrés y ansiedad en la población al propiciar entornos cercanos y amigables de residencia o esparcimiento (los bosques curan).
  • Permiten la supervivencia de numerosas especies animales (biodiversidad), fundamentalmente aves, en un contexto de alarmante disminución de la avifauna por la degradación de muchos ecosistemas.
  • Además, los árboles regulan el flujo del agua, sujetan el suelo y reducen los riesgos de desastres naturales como inundaciones o desprendimientos, y hasta aumentan el valor de las viviendas (las que tienen cerca un parque, por ejemplo).

Asumidos los beneficios del arbolado urbano y su importancia, es lógico preguntarse cómo regular y proteger este bien común. En la actualidad, más allá del debate sobre su conveniencia y efectividad, hay diversas figuras legales de ámbito autonómico, nacional, europeo y mundial para la protección del patrimonio natural, pero todas ellas tienen un denominador común: protegen el patrimonio natural que no está en las ciudades.

¿Qué normas legales protegen y fomentan el arbolado urbano en España de forma específica? La respuesta es desoladora. De ámbito nacional ninguna, de ámbito autonómico solo existe en la comunidad de Madrid y en el ámbito municipal únicamente simples ordenanzas municipales en unos pocos municipios.

Tenemos noticia de localidades, escasas, que miman a sus árboles y que con una buena ordenanza, e incluso sin ella, les basta y les sobra para tener una envidiable arboleda. Son municipios en los que buena parte de la población y de sus dirigentes, indistintamente del color político, han entendido los beneficios de convivir rodeados de verde y han apostado por su ampliación y conservación.

Pero, ¿qué ocurre si  la población, o fundamentalmente la clase política de un municipio no apuesta por el desarrollo y conservación de la arboleda urbana? ¿Es efectiva entonces una simple ordenanza municipal para, al menos, proteger la que aún existe? La respuesta a esta pregunta tomando como ejemplo la ciudad donde desarrolla su actividad la Plataforma SalvatusarbolesSevilla es obvia: en absoluto.

En Sevilla se ha agredido y se sigue agrediendo al arbolado de muy diversas maneras: talas injustificadas sin las debidas garantías, estrangulamiento de árboles taponando toda la tierra de los alcorques, terciados injustificables, podas (que en el caso de ser necesarias se hacen  fuera de temporada), envenenamiento mediante diversas técnicas, afección a las raíces en obras, falta de riego, falta de atención en el caso de enfermedades y un largo etcétera. A todo ello hay que añadir el oscurantismo y la falta de transparencia que llega hasta el extremo de no tener accesible un simple inventario de arbolado.

Muchas de las agresiones están tipificadas en la ordenanza municipal de arbolado y sin embargo no cesan. De nada están sirviendo denuncias y avisos. Y no solo las cometidas por particulares a los que no se persigue, o se hace sin los suficientes medios y fuerza, sino las cometidas por el propio Ayuntamiento de Sevilla. ¿De qué sirve una ordenanza municipal si ésta es incumplida justamente por quién tiene que hacerla cumplir? O dicho de otra manera, ¿quién sanciona al sancionador?

Solventar esta situación es clave en multitud de municipios españoles. No puede dejarse la capacidad normativa de protección y de sanción en manos de quien potencialmente tiene el poder máximo para maltratar el arbolado urbano, es decir el ayuntamiento. Los efectos están a la vista en numerosas ciudades. El caso de Sevilla no es único. Llegan continuas noticias alarmantes de maltrato a la arboleda en distintas localidades de Andalucía y de toda España. Málaga es otro caso dramático.

Muchas veces encontramos espacios protegidos por leyes o figuras nacionales, europeas y hasta mundiales (costas, parques naturales, ZEPA, Natura2000…) , aún cuando los territorios donde se inserten pertenezcan a ciertos municipios. Por ejemplo, la playa de los Lances está en Tarifa pero no es, exclusivamente, de Tarifa;  la marisma gallega está en Hinojos pero no es de Hinojos;  Grazalema acoge un pinsapar pero no es de Grazalema. La playa, la marisma, el bosque pertenecen a todos los ciudadanos, residentes o no. Su conservación y protección no está exclusivamente asignada a la corporación municipal de turno.

Sin embargo, las competencias sobre un árbol de cualquier calle de cualquier municipio son exclusivamente del ayuntamiento. Tiene absoluta potestad sobre el mismo.  El árbol de esa ignota calle, ese que purifica el aire, un aire que no es estático, también debería ser considerado un bien de todos los ciudadanos. Consiguientemente, las normas para la protección del mismo, incluida la potestad sancionadora en caso de maltrato, no deben ser exclusivamente municipales.

Apostamos, y la apuesta es urgente en el contexto de crisis climática en el que nos movemos, por la redacción de una Ley Nacional de Arbolado Urbano de carácter supramunicipal. Esto podría evitar la situación actual de impotencia que sufren las asociaciones ecologistas en la defensa de ciudades más verdes y proporcionaría a la ciudadanía la posibilidad de defender con mayor efectividad las agresiones a un patrimonio natural que es de todos. Su necesidad es imperiosa. Ecologistas en Acción ha manifestado en reiteradas ocasiones la dificultad de lucha legal contra la tala de árboles en numerosos lugares debido a que las competencias actualmente son exclusivamente del municipio donde se ubican.

No procede en estas líneas proponer ni discutir los términos de una Ley Nacional de Arbolado Urbano. Existen ya interesantes iniciativas ciudadanas, más o menos desarrolladas, que han trabajado en su redacción y que impulsan su promulgación, como la desarrollada en  Chile o, más cercanamente, los intentos de que se apruebe una ley autonómica en Andalucía.

En definitiva, parece evidente que no solo de la aprobación de una ley supramunicipal, sino fundamentalmente de los términos de la misma, de la exigencia de su cumplimiento, de la necesaria participación de la ciudadanía y del presupuesto necesario para que sea verdaderamente efectiva, dependerá en buena medida la supervivencia y mejora de nuestro denostado, infravalorado y maltratado arbolado urbano.

Plataforma Salva tus árboles Sevilla, @salvatusarboles

♥ Más lecturas relacionadas:

Publicado en Arquitectura y Diseño urbano, Biodiversidad, Denuncias, Sostenibilidad, Zonas protegidas | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El Plan del Clima para Málaga, un desastre pintado de verde

ALICIA, el plan del clima de Málaga es un puñado de buenas intenciones sin compromisos concretos... es decir un lavado verde para estafar a los ciudadanos.El Plan del Clima 2050 de Málaga se llama ALICIA. Les faltó añadir “en la ciudad de las maravillas” porque está lleno de fantasía y maquillaje verde. El ayuntamiento de la ciudad presenta un documento que recoge los riesgos del municipio de Málaga ante las amenazas climáticas que, como se dice en el informe, “ya están afectando a este territorio”. Sin embargo, el documento está lleno de generalidades y buenos propósitos que servirían para cualquier ciudad que quiera hacer un mediocre maquillaje verde (greenwashing). No todo es negativo, pero en general es un documento muy poco útil para frenar la crisis climática con la contundencia necesaria. Es público y notorio que el PP de Málaga no cree realmente en la crisis climática porque junto con Cs han frustrado la declaración de emergencia climática en Málaga.

En línea con un informe del Observatorio de la Sostenibilidad se reconoce que las temperaturas están subiendo y que el sur de la península Ibérica está entre las regiones más afectadas. También aumentará la temperatura del mar y disminuirán las lluvias (aunque las sequías periódicas y las precipitaciones extremas son normales, y por tanto esperables, por toda Andalucía). Finalmente, también es muy preocupante la subida del nivel del mar: 11,2 mm. al año desde 1992. Por todo esto, es urgente actuar, pero… ¿cómo?

El informe municipal se estructura en 6 sectores:

1. AGUA, un recurso muy vulnerable ante la crisis climática

La deforestación causa inundaciones. Plantar árboles evita la erosión.Tengamos en cuenta que la mayor demanda se produce en verano (principalmente por el turismo), justo cuando hay menos precipitaciones. Además, la subida de las temperaturas tiene otros efectos, como el aumento de la evapotranspiración, la salinización de aguas subterráneas y el crecimiento de algas en los embalses (eutroficación). Respecto al agua, destacamos estos temas:

  1. ALICIA reconoce “la importante deforestación“, lo cual genera, entre otras cuestiones, “violentas avenidas” en caso de aguaceros torrenciales. La solución es obvia: plantemos árboles. El informe lo dice, pero no dice cómo hacerlo, dónde hacerlo, ni qué se está haciendo, si es que se hace algo.
    • El informe ve la reforestación necesaria “para incrementar los recursos disponibles”. O sea, ven el agua solo como un recurso y los árboles como un medio necesario para conseguir más agua: no se valora la naturaleza por sí misma. El aire limpio o la biodiversidad quedan así en un segundo plano.
    • Además, a pesar de esa bonita intención de reforestar, no se propone ni un solo lugar para reforestar y el documento no hace ni una sola referencia al aprobado Bosque Urbano de Málaga… ¿será porque se aprobó con el voto en contra de PP y Cs?
  2. Se sabe que los cultivos de regadío se llevan la mayor parte del agua (73.6% de las Cuencas Mediterráneas Andaluzas o DHCMA), por lo que debe frenarse su expansión y favorecerse el riego eficiente. El informe no dice nada de evitar el crecimiento del regadío.
  3. Se sigue manteniendo el discurso del “crecimiento económico” asociado a un turismo depredador de recursos (golf, puertos deportivos…).
  4. Se ha reducido el consumo de agua por habitante gracias a una política de precios para recuperar costes y para penalizar los consumos elevados, así como con medidas de mejora en la gestión y en el estado de las redes. A pesar de esto último, el informe reconoce que no hay datos sobre las pérdidas en la red de agua de Málaga. Los autobuses urbanos se lavan con agua reutilizada, lo que ahorra, según dicen, 16.000 litros al día, lo cual parece excesivo teniendo en cuenta que no es preciso lavar diaria y completamente todos los autobuses.
  5. El informe recomienda plantar especies autóctonas o regar por las noches, pero el propio ayuntamiento lo incumple repetidamente. El colmo es que tras unos años de plantar césped por toda la ciudad, ahora están poniendo césped artificial, lo cual multiplica los microplásticos que acaban en el mar y en nuestra comida.
    • El césped artificial tapa la tierra evitando que plantas silvestres puedan germinar, las cuales normalmente no molestan y facilitan la vida a las abejas y otros animales.
    • Deben establecerse áreas libres para plantas silvestres (rotondas, medianas, zonas concretas en parques…). Esta es una medida muy barata que favorece la biodiversidad y la educación ambiental, a la vez que ahorra costes municipales.
  6. El agua en la ciudad de Málaga es de buena calidad. La percepción de los malagueños es que sigue siendo tan mala como a final del siglo pasado, por lo que muchos recurren innecesariamente a beber agua mineral, con las implicaciones ambientales que ello acarrea (contaminación por transporte, plásticos, etc.). No hay planes de fomento del agua del grifo en hogares, ni en bares o restaurantes. Tampoco hay planes para fomentar fuentes de agua públicas, como se está haciendo en otras ciudades como Cádiz o Madrid.
  7. Se han efectuado actuaciones para separar la red de pluviales de la de saneamiento, pero siguen existiendo problemas cuando llueve, pues las depuradoras no pueden depurar todo el agua que les llega, produciéndose forzosamente vertidos indeseables al río y al mar.
  8. Otras medidas que se proponen son muy interesantes, pero falta concreción o son excesivamente futuristas: recoger agua de lluvia, reutilizar aguas residuales regeneradas, reducir la demanda (educando de alguna forma), o usar sistemas de alerta de sequías.
  9. El informe reconoce la contaminación de los ríos por “los vertidos industriales y los productos fertilizantes”, pero ni siquiera plantea exigir mayor control a la autoridad competente ni cualquier otra medida.

2. Medio ambiente y biodiversidad desde la ciudad

Si la ciudad no es habitable para los gorriones, tampoco lo será para las personasEl medio natural es uno de los sectores más vulnerables dado que las actividades humanas han sobrepasado los límites planetarios. Uno de los problemas más dramáticos es la pérdida de biodiversidad que el propio informe reconoce culpando a 7 causas: crecimiento urbanístico (especialmente debido al turismo), infraestructuras (como el AVE, por ejemplo), demanda de recursos, malas políticas rurales (como la PAC), tráfico de especies, crisis climática e incendios forestales.

  1. El informe hace un repaso bastante completo de los impactos negativos que podemos encontrar (extinción de especies, especies invasoras, plagas, migraciones, alteración y desaparición de ecosistemas…). Sin embargo, no plantea soluciones concretas viables. Por ejemplo, denuncia las “barreras físicas de origen antrópico” (como las autovías y otras carreteras), pero en ningún momento propone construir puentes para fauna.
  2. Descienden las poblaciones de muchas especies marinas (caballitos de mar, peces aguja y espinosos). Las causas son la degradación de su hábitat debido al desarrollo costero, la pesca de arrastre y los dragados para la regeneración de playas. A pesar de reconocerlo, el ayuntamiento sigue arrasando zonas costeras (véase Arraijanal), y no dice nada para prohibir o reducir ni la pesca de arrastre, ni la regeneración de playas.
  3. El informe reconoce las pocas zonas verdes que tiene Málaga (7,7 m2/habitante) y expone su deseo de llegar a diez el año que viene y a veinte en 2050. Además, también se reconoce la desigualdad en eso entre distintos barrios. ¿Cómo piensa el ayuntamiento llegar a ese diez el año que viene si su proyecto es rechazar el bosque urbano? Es un misterio.
  4. Se quiere resaltar el “Plan Director del Arbolado de la Ciudad de Málaga”, cuando Málaga se ha hecho famosa por sus arboricidios, repetidos en muchas zonas y durante muchos años. Las quejas ciudadanas se repiten muy frecuentemente por las talas de árboles, por las podas improcedentes (y caras), por los alcorques vacíos o con árboles muertos y porque se tapan los alcorques para no tener que poner un nuevo árbol. En Twitter, “Barrios Abandonados” tiene una triste colección de todos esos hechos.
  5. Valoramos positivamente el programa de educación ambiental de “Málaga, como te quiero”, pero no deja de ser superficial. Por ejemplo, dan charlas para que los niños reciclen adecuadamente, cuando ya sabemos que reciclar no es ecológico. Otro ejemplo: absolutamente nada se ha hecho sobre el Pacto de Milán que la propia ciudad ha firmado y que, sorprendentemente, ni siquiera se cita en el informe ALICIA. ¿Ignora el ayuntamiento la importancia de la alimentación en la crisis climática?
  6. ALICIA propone muchas acciones sin concretar. Por ejemplo, se propone “convertir zonas agrícolas abandonadas y espacios degradados en espacios naturales”, pero no cita ni un solo espacio en esa situación.

3. Sector primario: esencial y amenazado

La agricultura urbana debe ser fomentada por múltiples motivos.El clima es esencial para la agricultura, la ganadería y la pesca. En Málaga, cada vez hay menos empleo en esos sectores.

  1. El informe reconoce que hay riesgo de perder cosechas y abre la posibilidad de encontrar nuevas zonas aptas para ciertos cultivos. Nada se dice de si para cultivar esas nuevas zonas habrá que eliminar zonas naturales.
  2. La reducción de la pesca en 20 años ha sido muy alarmante. El informe culpa de ello a la crisis climática, a la presión demográfica del litoral, a la contaminación con aguas residuales y a la pesca furtiva de inmaduros. Nada dice del daño que hacen los barcos arrastreros destrozando los fondos marinos constantemente, ni de cómo se pretenden resolver todos esos problemas.
  3. Málaga tiene también acuicultura del mejillón, pero el informe no indica ninguno de los graves impactos ambientales de este tipo de actividad.
  4. El municipio de Málaga tiene poca agricultura, centrada en las vegas del Guadalhorce y el Campanillas (cítricos, nísperos, aguacates, hortalizas, caña de azúcar…) y en la cuenca del Guadalmedina (almendros, algarrobos y olivos). Las soluciones que aporta para afrontar la crisis climática son tan interesantes como vagas (educar a agricultores, control de plagas, programar mejor los riegos…). No se dice nada sobre si el regadío está aumentando, ni sobre si hay sobreexplotación o salinización de acuíferos.

4. Medio urbano en Málaga capital

Los termómetros no se van a portar bien con Málaga y menos con las actuales políticas contra el medioambiente.Este es un punto básico en el municipio de Málaga, pero el ayuntamiento da la espalda a aspectos esenciales (cementera, BUM, energía, autoconsumo, transporte sostenible, Pacto de Milán…).

  1. Según este informe, “inundaciones y avenidas son el principal y mayor riesgo” de Málaga. Los muertos por contaminación atmosférica pasan desapercibidos para el ayuntamiento dado que no mueren todos el mismo día. Ante el evidente riesgo de inundaciones el ayuntamiento propone:
    • El “incremento de la superficie verde” y, de nuevo es justo lo contrario de lo que dicen los hechos.
    • La “renaturalización de ríos y arroyos”, pero el Guadalmedina sigue encementado a pesar de diversas propuestas.
    • Instalación de jardines de lluvia, sin aclarar dónde podrían hacerse. Este es otro caso de una buenas idea sin auténtica intención de llevarla a cabo.
    • Otras medidas que se proponen son: revisión de normativas urbanísticas y de las pólizas de seguros, hacer estudios de las consecuencias, construir más diques, o regenerar más playas. El ayuntamiento parece ignorar que el aporte artificial de arena a las playas genera daños a los ecosistemas marinos y pérdida de valores económicos (en Málaga la gente cogía coquinas en la playa de la Misericordia, actividad ahora imposible).
  2. El informe habla del efecto “isla de calor” en las ciudades, pero ni una palabra sobre las bondades de los árboles urbanos. Por supuesto, tampoco se dice nada sobre los árboles que Málaga ha perdido sin ninguna explicación, o sobre los grandes árboles talados y sustituidos por pequeños y caros ejemplares (como ocurrió en el Paseo del Parque).
  3. La vulnerabilidad de la zona litoral se reconoce alta, especialmente en la zona oriental “ya que la progresiva urbanización ha reducido sus ya estrechas playas”. Respecto a la zona occidental se indica que es menor pero que “se ha incrementado con la ampliación de los diques del puerto, además de los escasos materiales aportados por un urbanizado Guadalmedina”. Si aprendemos de nuestros errores tenemos que entender que los ríos no tiran agua al mar, que urbanizar muy cerca de la costa es perjudicial para todos, y que los puertos generan conflictos con la naturaleza y con las playas. De nuevo, el ayuntamiento expone los datos teóricos pero sus hechos caminan en la dirección de agravar los problemas.
  4. El informe apenas incluye medidas básicas y clásicas de sostenibilidad urbana. Por ejemplo, instalar energía solar en los edificios municipales y facilitar el autoconsumo solar para todos; e incluso subvencionarlo para casos de pobreza energética como se ha hecho en otros países.
  5. Con el clima de Málaga, no usar el sol para calentar agua (ACS) es sencillamente un crimen, pero tampoco de esto se dice nada en el informe municipal. Mucho menos, por supuesto, se estudian sistemas menos conocidos aunque muy baratos de calefacción solar.

5. Salud: Málaga fomenta la contaminación

Los cruceros y los aviones asfixian las ciudadesEl ayuntamiento prevé que aumente la mortalidad por “las olas de calor, las inundaciones y las enfermedades transmitidas por vectores” (mosquitos…). Además, se afirma que los problemas aumentarán si empeora la calidad del aire (partículas, ozono…).

  1. El ayuntamiento reconoce el riesgo de que se reduzca la producción de alimentos por el cambio climático, pero no incide en las múltiples bondades de los huertos urbanos (entre las que producir alimentos es solo una de ellas).
  2. Habla de “desarrollar modelos urbanos sostenibles, donde prime la escala peatonal”, pero el transporte público en Málaga no está bien organizado, salvo que vayas al centro de la ciudad (colapsado siempre de tráfico e interminables obras).
    • En Málaga los ciudadanos no usan mucho el transporte público porque es caro, mal estructurado y porque la ciudad sigue estando diseñada para el coche.
    • Para agravar más el problema, el ayuntamiento pretende soterrar el tráfico junto al mar, algo que va en contra de su propio informe de riesgos y que demuestra que el desastre climático no lo han entendido de verdad.
    • Hay que instaurar un transporte público urbano gratuito. Aquello que es de interés general no tiene que ser rentable. Por ejemplo, nadie pone en duda que las carreteras sean gratis y nadie habla de que sean rentables, a pesar de los altos costes que suponen. Por otro lado, un buen estudio de rentabilidad debe incluir todos los costes, tanto climáticos como sanitarios (atropellos, ruido, asma…).
    • El informe no hace ni una sola referencia al ruido, un problema grave en Málaga que pretenden ocultarlo al no citarlo. El ruido del tráfico no se controla en absoluto.
  3. Por supuesto, todos apoyamos el “diagnóstico y análisis de la calidad del aire“. Bonitas palabras, pero la realidad es que los vecinos de distintos barrios no paran de quejarse de la contaminación y de la ausencia de mediciones fiables, hasta el punto de haber tenido que comprar sus propios aparatos de medición. El informe hace referencia a las estaciones de medición de la Junta de Andalucía ocultando que están situadas en las zonas menos conflictivas, todas ellas alejadas de la cementera y de los lugares de más tráfico. El ayuntamiento no dispone de ninguna estación para medir la contaminación, pero tiene 40 puntos para medir el tráfico.
    • Algunos contaminantes aumentan según el propio informe. Sospechamos que, ante esto, la acción prevista pueda ser cambiar las estaciones a otras zonas más limpias.
  4. Se reconoce que algunos contaminantes proceden de las cementeras, en general, pero el informe no hace ni una sola referencia a la cementera situada en la ciudad de Málaga, localizada muy cerca de viviendas y colegios. ¿Es un simple olvido o hay una maliciosa intención?
  5. Todo indica que se pretende que cada vez atraquen más cruceros en la ciudad, a pesar de que se sabe que son una importante fuente de contaminantes, como el dióxido de azufre (SO2) o partículas peligrosas (PM10 y PM2.5). Los cruceros contaminan más que todos los coches de Europa.
  6. La estación de Campanillas registra una calidad del aire que “empeora con los años”, pero no se hace referencia a la posible causa (la central térmica de Naturgy) ni a soluciones viables.
  7. El informe examina distintos indicadores (proximidad a transporte público y a zonas verdes, complejidad y compacidad de los barrios, índice de soledad…), resaltando que se pretenden mejorar pero sin decir apenas nada del cómo.
  8. Proponen usar insecticidas para evitar mosquitos, sin mencionar la contaminación que genera ese método y que es, además, indiscriminado (también mata a insectos y aves beneficiosas). El informe ignora que fomentar las aves insectívoras podría ser más inteligente y, sin duda, más ecológico.
  9. También, por supuesto, hablan en general de usar energías renovables, pero ni una palabra dedican al autoconsumo, y a la posibilidad de que el ayuntamiento contrate la electricidad a una empresa 100% renovable. Ni una palabra a reducir el consumo eléctrico en Navidad, o a evitar la desastrosa gestión de las farolas urbanas.

6. Turismo: Actuamos ya o será una muerte anunciada

El turismo en Málaga es insostenibleAunque viendo las políticas de los sucesivos gobiernos nacionales y locales no lo parezca, diversos estudios señalan a España como uno de los países más perjudicados por el cambio climático. La subida del nivel del mar, el retroceso o la pérdida de playas, la escasez hídrica y el cambio de clima, sin duda afectan a las zonas turísticas. Por eso, muchos hoteles están tomando medidas por su cuenta (reciclaje de agua, desalinizadoras, energía solar…). Los turistas vienen a Málaga atraídos por su clima y resulta paradójico que muchos vengan en avión, un medio que, con su elevada contaminación y otros efectos, altera precisamente ese clima que tanto les agrada.

  1. Málaga ha promovido en los últimos años el turismo cultural (museos, monumentos…), lo cual es loable, pero también ha fomentado la llegada de cruceros que contaminan mucho la ciudad como ya se ha dicho. ¿Hasta qué punto compensa arriesgar la salud de los ciudadanos?
  2. Los recursos hídricos son muy importantes en todo el sur peninsular y los turistas consumen más agua que en sus casas según el informe, lo cual nos lleva a que es preciso educar con campañas, pero también incluir la educación ambiental en los colegios.
  3. Málaga tiene su costa altamente urbanizada y el informe resalta el riesgo que ello implica. En vez de respetar las pocas zonas costeras sin urbanizar, el actual alcalde está construyendo en un buen trozo de la costa de Arraijanal, como ya se ha mencionado.
  4. El ayuntamiento dice que quiere que Málaga sea una smart destination, de turismo sostenible y accesible, sin expulsar por supuesto a la población residente. En cambio, todos los pasos se dan en la dirección contraria, por lo que parece que eso de turismo sostenible lo dicen solo para quedar bien.
  5. El informe recomienda realizar estudios muy variados pero propone pocas acciones concretas y solo menciona algunas genéricas (aislar edificios, plantar árboles, sistemas de ahorro de agua, reutilización de aguas grises…) y se olvida de otras que serían muy deseables, como ya hemos publicado anteriormente.
  6. Otro objetivo del ayuntamiento declarado en el informe es “incrementar la presencia internacional”. Sin embargo, si queremos minimizar la crisis climática hay que evitar que el turismo venga en avión o cruceros por su excesiva contaminación.
    • Puede que se pierdan turistas lejanos, pero deberían primarse los turistas cercanos que ahora se van lejos.
    • El tren AVE es un medio de gran impacto ambiental. Dado que el impacto de la infraestructura está hecho hay que abaratar su precio para hacerlo accesible a un mayor público e intentar resolver sus problemas (como los atropellos de animales). El nombre de AVE solo muestra la ventaja de ese tipo de tren y esconde otros problemas. Por eso, se ha propuesto cambiarle el nombre por AVE-CAMA-ECEFT.

Resumiendo

Málaga no puede pretender la sostenibilidad urbana mientras intenta que vengan más visitantes con medios altamente contaminantes como son los cruceros y los aviones.

El documento es interesante por el tema urgente que trata pero se dedica a copiar datos de otras fuentes, que ni siquiera son datos de Málaga en su mayoría. Además, se proponen pocas acciones directas y, cuando se hace, son tan genéricas que no son realmente prácticas y que podrían servir para cualquier otra ciudad. Para dejar claro a qué nos referimos con eso de “genéricas”, pongamos como ejemplo que el informe recomienda “promover la investigación” sobre el “impacto para los ecosistemas, las especies y sus interrelaciones”, pero no enumera ni una sola acción concreta para conseguirlo, por lo que aunque la intención pueda ser buena, no deja de sospecharse que el objetivo ha sido simplemente quedar bien sin comprometerse a nada sustancial.

Y por si alguien tuviera alguna duda, recientemente el alcalde ha votado en contra de la declaración de emergencia climática en Málaga. Más claro, el agua. Pero cuando no nos quede agua, será tarde para quejarnos al Sr. alcalde y a su partido antiecologista.

♥ Seguro que también quieres leer:

Publicado en Agricultura, Agua, Alimentación, Arquitectura y Diseño urbano, Cambio Climático, Contaminación, Energía, Energía Sostenible, Malas noticias, Noticias de Málaga, Pesca, Política, Salud, Sostenibilidad, Transporte | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

El papel de la universidad en el camino hacia la sostenibilidad

Las universidades pueden frenar el desastre climáticoQuienes venís siguiendo este blog ya sabréis que el rumbo que lleva actualmente nuestro mundo nos lleva a unas condiciones planetarias inhóspitas en relativamente pocos años.

Se nos dice que si queremos evitar que las proyecciones científicas se cumplan tenemos que empezar a actuar de forma urgente porque el tiempo se está agotando. Aun así, y a pesar de la contundencia de los datos científicos, parece que nadie quiere asumir la responsabilidad de ponerse manos a la obra.

  • Las empresas están muy cómodas en este modelo que, de momento, les sigue generando beneficios y se resisten a ceder este poder.
  • Los gobiernos no se atreven a lanzar políticas rupturistas que supondrían el enfrentamiento con grandes grupos de presión y que quizás no serían entendidas por la mayoría de la población y, por lo tanto, resultarían impopulares.
  • Y nos queda la ciudadanía, la mayoría de la cual ni siquiera es consciente de la situación crítica actual y de las consecuencias de los actuales modelos de vida (en parte comprensible dado el escaso o nulo eco mediático que tiene la crisis climática en los medios de comunicación masivos).

Por otra parte, nos resistimos a abandonar el estado de comodidad que el modelo económico actual nos vende a diario. Para su propio beneficio y conservación, ese modelo económico se ha encargado de convencer a las personas de que actuar de manera individual no sirve para nada. No obstante, queda una parte de la población que lucha de manera individual y colectiva para conseguir cambios y para dar visibilidad a los problemas a los que nos enfrentamos.

Tenemos, pues, a las empresas, a los gobiernos y a la ciudadanía. ¿Y las universidades? ¿Por qué no están haciendo nada para combatir las tremendas amenazas al planeta y al bienestar de sus habitantes?

Quizás es excesivo decir que no hacen nada, pero claramente sus actuaciones son insuficientes si las comparamos con la magnitud y la urgencia del problema. Estamos ante el mayor reto al que se ha enfrentado nunca la humanidad, nuestra propia existencia está amenazada, pero si te paseas por cualquiera de los campus universitarios, o trabajas en ellos, no te dará esa impresión. De hecho, en el campus parece que todo sigue igual que hace 40 años, cuando empezaba a aparecer la información científica sobre los impactos en el medioambiente de los modelos de vida de las sociedades opulentas.

La universidad tiene una responsabilidad ante la ciudadanía, a la que sirve. Y dispone de múltiples vías de actuación para cumplir con ella:

  • En la docencia. Integrando en los planes de estudios formación transversal sobre las nuevas condiciones en las que vivirán los futuros egresados y egresadas. Estas nuevas generaciones tienen que recibir la preparación suficiente para entender el nuevo mundo pero sobre todo, para transformarlo y para poder acompasar los niveles de vida con los ritmos y límites biofísicos del planeta. Como le oímos una vez a Yayo Herrerosomos una de las pocas generaciones que está educando a sus hijos en contra de su propia supervivencia”.
  • En la investigación. Todos los ámbitos de conocimiento pueden aportar nuevos avances hacia modelos de vida más sostenibles. Si el bienestar e incluso la vida de muchas especies, incluida la humana, están en peligro, lo lógico es que la investigación se ponga al servicio de esta prioridad, ¿qué puede haber más importante?
  • En la transferencia de conocimiento. La ciudadanía está en gran medida desinformada en cuanto a la situación actual, a las proyecciones futuras y, sobre todo, respecto al impacto de sus actuaciones a nivel personal en los escenarios que se esperan. Por eso es importante que haya un esfuerzo en divulgación y en la aplicación práctica de los avances aportados por la investigación.
  • En la propia gestión universitaria como ejemplo a seguir. El campus es como una mini-ciudad, por lo que se puede utilizar de laboratorio viviente para implantar medidas que, a la larga, tendrán que extenderse a la sociedad: practicar nuevos modelos de movilidad sostenible buscando maneras de desincentivar los vehículos motorizados y facilitar los desplazamientos en bicicleta o en transporte público; fomentar un nuevo modelo de alimentación ecológica, con menos carne y pescado, de proximidad y de temporada; transitar hacia modelos energéticos que no dependan de los combustibles fósiles; reducir la necesidades tanto de energía como de materiales; acabar con los envases de usar y tirar, etc.

Muchas universidades (ya van más de 7.000), a nivel nacional e internacional, están adelantándose a los gobiernos, que siguen sin responder adecuadamente, y han comenzado a declarar la emergencia climática y a trazar, en mayor o menor medida, propuestas para reducir nuestro impacto sobre el planeta.

Está por ver cómo se implementarán estas declaraciones y si al final no se quedarán en meros actos políticos, pero son un buen punto de partida para dar la voz de alarma y empezar a trabajar. Ese es el motivo por el que nos hemos propuesto que también nuestra universidad,  la Universitat Jaume I de Castelló, declare la emergencia climática (firma AQUÍ). Queremos que se sume a la decena de universidades públicas españolas que ya la han declarado o que están en proceso, y queremos que se tomen medidas contundentes para frenar la crisis climática y ecosocial.

La comunidad científica coincide en que estamos a tiempo para cambiar el rumbo y evitar el desastre. Pero insiste en que es imprescindible que se apliquen cambios urgentes y transformadores. La universidad tiene un gran potencial y es mucho lo que puede lograr. Pero, a la vez, si no actúa, el mensaje que estará lanzando es que aquí no pasa nada y que podemos seguir tranquilamente con nuestros actuales modelos de vida. Por eso, animamos a todas las comunidades universitarias (estudiantes, profesores, personal de administración…) y a la población en general a que pidan a las universidades que se sumen a las declaraciones y que se pongan en marcha, tanto en sus respectivas instituciones como generando sinergias entre todas las universidades, para luchar contra la crisis climática.

Confiemos en que estas declaraciones de emergencia climática tengan el poder de buscar y aplicar las vías de solución que necesitamos para preservar el planeta en condiciones de habitabilidad.

Miguel Martínez @miguelmartiram y Laura Agea @Laura__za,
miembros de Plataforma universitària per un futur habitable; Twitter: @UNIxFutur

Más información:

Publicado en Buenas noticias, Cambio Climático, Ciencia, Educación, Energía y Contaminación, Medio Ambiente, Noticias de España, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Los lácteos no son éticos ni sostenibles: 6 razones para no tomar leche, yogur, queso o helados no veganos

La leche y todos los lácteos tiene graves consecuencias ambientales, sociales y de maltrato animal.Los lácteos son el símbolo perfecto de una sociedad enferma e irresponsable. En los países ricos, tomar lácteos masivamente es una costumbre del siglo XX y se producen de tal forma que podemos concluir categóricamente que el consumo de lácteos es insostenible y sin ética. Veamos el porqué en seis pasos:

1. Los lácteos se venden en envases de usar y tirar

La leche viene normalmente en tetrabrik o plástico. El proceso de reciclado del tetrabrik es tan costoso y complejo que rara vez se recicla. El plástico, aunque se recicle, no es ecológico, porque el único envase ecológico es el que se reutiliza. El problema es tan grave que grandes cantidades de plástico acaban degradándose en la naturaleza, convirtiéndose en microplásticos y, literalmente, acaban en nuestra comida. Raras veces se usan envases de vidrio no retornables, por lo que se mantiene la nefasta política de “usar y tirar”. Debemos exigir envases reutilizables, el único envase ecológico. Para ver un resumen de dónde está el problema y de cuál sería la solución no te pierdas este vídeo de tres minutos.

2. La industria láctea atenta contra el medioambiente

La ganadería industrial es altamente contaminante. Por supuesto, contamina mucho más comer carne que beber leche, pero aun así, las altas tasas de contaminación de este sector han servido para identificarlo como una de las causas de la desaparición de los insectos. En general, el consumo de alimentos de origen animal genera un gran impacto ecológico, por su alto consumo de cereales, agua, petróleo, pesticidas… El asunto es tan grave que el Pacto de Milán reunió a muchas ciudades que pretenden, entre otras cosas, reducir el consumo de carne. Todas las ONG ambientales están llamando la atención sobre este grave problema, recogiendo firmas e informando de los problemas de contaminación. Estos problemas se centran en la crisis climática y en la contaminación de los acuíferos que hay cerca de las granjas de ganadería intensiva.

No es solo un problema de contaminación. Javier Ruiz explicaba en su libro que el 90% del pescado se usa para alimentar ganado en forma de piensos, siendo las vacas el mayor predador marino de la Tierra. Esto hace que comer ternera o tomar lácteos sea un atentado contra la biodiversidad marina. Por último, tenemos que resaltar las ingentes cantidades de emisiones de metano que produce la ganadería (especialmente la bovina) y que el metano es un gas de efecto invernadero mucho más potente que el CO2.

3. Los lácteos tienen leche robadaSi no es tu madre, no es tu leche: Los mamíferos producen leche para sus crías únicamente.

Robar es apropiarse de algo que no nos pertenece. Para consumir leche de animales no humanos, hay que robarla. Eso es así salvo que pienses que toda la naturaleza pertenece al ser humano (incluyendo todos los animales). Si fuera así, entonces sería ético hacer lo que queramos con cualquier animal. Se usa la expresión “producir leche” en vez de “robar leche”, pero la leche no la produce el ser humano. El ser humano roba la leche. La vaca no da la leche, a la vaca le roban la leche (mira este vídeo).

4. Los lácteos siempre implican maltrato animal

Puedes ignorar este punto, pero seguirá siendo igual de cierto (en casi todos los casos actuales). Para producir leche de forma comercial es necesario maltratar a los animales. Una vaca que podría vivir 20 años, no pasa de 5 si está siendo explotada industrialmente. Es decir, consumir lácteos también lleva vacas al matadero. Por otra parte para que una vaca tenga leche es necesario inseminarla forzosamente: ¿es esto una violación o no?

Por supuesto, una cría es separada de su madre al nacer, para evitar que se beba la leche que se pretende robar. Si es macho su vida será más breve aún e irá rápido al matadero. En algunos países, la demanda de los ciudadanos ha conseguido que algunas granjas dejen a los terneros varios meses con sus madres. Así, pierden leche pero mejora la salud de madre y ternero. Pero por otro lado, la separación parece ser más dolorosa tras haber creado vínculos especiales entre madre e hijo.

En el libro Ecoanimal, Marta Tafalla cuenta el caso de una pareja que intentó crear una granja de vacas de producción ecológica, hasta que descubrió que “es imposible producir leche sin dolor”.

Yuval N. Harari resume en su libro Sapiens la dura vida de animales como gallinas, cerdos o vacas lecheras y concluye que: “De la misma manera que el comercio de esclavos en el Atlántico no fue resultado del odio hacia los africanos, tampoco la moderna industria animal está motivada por la animosidad. De nuevo, es impulsada por la indiferencia”, hasta el punto de que “los animales de granja dejaron de verse como criaturas vivas que podían sentir dolor y angustia, y en cambio empezaron a ser tratados como máquinas”. Por su parte, Laurel Braitman investigó el bienestar animal y concluyó que zoos, acuarios, circos, laboratorios y granjas son cárceles que enloquecen a los animales.

El maltrato animal en las granjas (industriales o no) es intolerable.¿Todo vale para aumentar la productividad? En Francia fue un escándalo ver cómo en una granja había vacas con agujeros en el lomo del tamaño de un puño, para acceder directamente a su estómago e investigar la forma de aumentar la producción. Esto es el más vivo ejemplo de la cosificación de los animales. Es difícil imaginar algo más perverso solo para que la leche sea aún más barata.

Por eso, recomendamos leches o bebidas VEGETALES, más sanas y más éticas, pero asegúrate que sean sin azúcar, sin sal, sin envases de usar y tirar y sin soja. Por eso, lo mejor es hacerla tú mismo.

5. Grandes multinacionales contra las personas

Documental El documental The Milk System (“El sistema de la leche”) denuncia cómo hay oligopolios que controlan el precio de la leche. En Alemania, la leche se paga tan barata que algunas granjas ganan más generando electricidad con el estiércol.

La leche en polvo de Europa está subvencionada y llega a países pobres a un precio que arruina a los productores locales. Un ganadero senegalés afirma que los hijos de los ganaderos de Senegal son los que están cruzando el Mediterráneo. En cambio, en Asia el consumo crece basado en mentiras de los productores de leche.

El documental también cuenta que las vacas se alimentan de soja. Además de otros problemas, la soja procede de países lejanos y su cultivo también está controlado por multinacionales. Allí se deforesta para conseguir tierras y luego se contamina muchísimo en el transporte. Por supuesto, casi siempre la soja es transgénica y, por tanto, fumigada con glifosato.

6. Los lácteos no son muy sanos

Los quesos incluyen mucha sal y colesterol, del malo. Los yogures suelen incluir multitud de azúcar (véanse las impactantes imágenes de sinazucar.org). Además, los lácteos tienen lactosa, que es un azúcar natural que puede ser difícil de digerir.

El consumo de leche y sus derivados está relacionado con consecuencias graves a la salud, como cáncer, obesidad, alergias, osteoporosis (el calcio de la leche no se absorbe), además de problemas digestivos, cardíacos y hormonales. La leche también genera otros problemas menos graves como inflamación del cuerpo, generación de mucosidades, acné, envejecimiento e incluso se ha demostrado que los lácteos inhiben ciertos medicamentos.

Por si fuera poco, a las vacas se les administran antibióticos, hormonas y tranquilizantes entre otros fármacos, los cuales pueden acabar en la leche y en el agua, al igual que otros tóxicos como pesticidas o dioxinas. Otro estudio científico concluyó que hasta la edad de 65 años las mujeres que no toman leche y son vegetarianas tienen un 18% de pérdida de hueso mientras las omní­voras padecen una pérdida ósea del 35%.

¿Puede ser sano un alimento ideado para engordar a una cría de vaca?

Cualquiera de estos 6 argumentos es suficiente como para reducir o evitar el consumo de lácteos, pero juntos hacen que esto deba ser un asunto de Estado de primer nivel. Y además, existen sustitutos vegetales para todos los productos lácteos, incluso es fácil hacer helado vegano.

♥ Seguro que también quieres leer:

Publicado en Alimentación, Animalismo, Basura, Biodiversidad, Cambio Climático, Consumo, Contaminación, Denuncias, Maltrato animal, Medio Ambiente, Salud, Sostenibilidad, Veganismo | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Viajar en avión contamina mogollón, aunque sea barato: ¿Cuánto es? (VIDEO)

Pincha aquí para ver el vídeo de este artículo.

Greta Thunberg, la joven activista sueca contra el desastre climático, está removiendo la conciencia de mucha gente. Greta se niega a viajar en avión por ser un medio altamente contaminante. Por eso, su viaje a través de Europa en tren ha hecho florecer (ligeramente) el movimiento contra volar en aviones. En Suecia ha dado impulso a agencias de viajes que no usan los aviones, y hasta tienen un término específico para referirse a la vergüenza o culpabilidad por volar: flygskam (en inglés, flight shaming). Pero hay más: la madre de Greta Thunberg es cantante de ópera y ha sacrificado parte de su carrera por no volar y la orquesta más importante de Suecia vetará a todos los directores o artistas que lleguen al país en avión.

Greta Thunberg no quiere viajar en avión, por coherencia en su lucha contra la crisis climáticaA algunos les parecen medidas exageradas pero no lo son, dada la alarma climática internacional. Los que viajan en avión, ante estos datos, suelen decir que, como todo, hay que usarlo sin abusar, pero ¿qué es abusar? En Alemania se está proponiendo que cada alemán pueda viajar solo 3 veces al año (pero se podría comprar el derecho a volar de los que no vuelen).

Cualquier viaje que se haga exclusivamente por placer es bastante discutible, pero luego tenemos otro tipo de viajes (por negocios, por estudios…). Muchos de esos viajes podrían evitarse usando mejor Internet: videoconferencias, trabajo online… Por ejemplo, cada vez tienen más éxito los congresos científicos sin que los ponentes tengan que viajar, pues sus presentaciones se mandan en vídeo y para las preguntas o debates se usan videollamadas.

¿Cuánto contamina cada kilómetro recorrido en avión?

Viajar en avión contamina muchísimo, pero depende de cuánto volemos, podría ser mejor vivir sin coche y, sobre todo, tener menos hijos.La pregunta no es fácil de contestar pues depende de muchos factores (tipo de avión, peso, pasajeros, viento…), pero algunos estudios indican que un pasajero de avión emite 285 gr. de CO2 por kilómetro. En coche es aproximadamente la mitad (158); y en tren mucho menos (14). En bicicleta es cero y, además, mejoramos nuestra salud.

Si la cifra de las emisiones del avión no te parece escandalosa, piensa que en avión normalmente se viaja más lejos. Es decir, viajar en avión contamina el doble que en coche por kilómetro, pero los viajes en avión suelen ser mucho más largos que en coche. En un viaje en avión que sea diez veces más lejano que en coche, en realidad estamos contaminando veinte veces más. Para que tengamos una idea de la magnitud del problema, pensemos que para propulsar un avión con 150 personas durante un viaje de 3 horas hacen falta 6 toneladas de queroseno; es decir, hay que quemar 6.000 kilos de combustible (40 kilos por pasajero). ¿Puede nuestra atmósfera absorber tanta contaminación sin efectos negativos? Los científicos dicen que no.

La aviación emite más del 2% de CO2 del total a nivel global y ha aumentado sus emisiones un 21% en los últimos tres años. Es decir, los aviones contaminan más del doble que toda España. Téngase en cuenta también que solo viajan en avión una mínima parte de la población mundial.

Viajar en avión emite más CO2 por pasajero que ningún otro medio y encima tienen ventajas fiscales: los aviones no pagan ni IVA, ni impuestos al combustible y a menudo reciben subvenciones de dinero público (por ejemplo para que mantengan vuelos que no son rentables). Los aeropuertos no pagan el IBI, impuesto que pagamos todos los ciudadanos con bienes inmuebles. Por eso en toda Europa estamos pidiendo imponer una tasa al queroseno (firma aquí). Se podrían sustituir muchos vuelos de media distancia volviendo a poner en marcha los trenes nocturnos, que prácticamente han desaparecido.

También se ha propuesto que se prohíban los vuelos cuyo recorrido en tren es de tres horas o menos. Por ejemplo, el trayecto Madrid-Barcelona emite unos 70 kilos de CO2 más en avión que en tren AVE y solo dura 1:15 minutos menos en avión, sin tener en cuenta los tiempos de espera y los traslados de los aeropuertos a las ciudades. Los trenes de alta velocidad contaminan mucho más y tienen el problema de que atropellan a muchas aves, pero los aviones también matan muchas aves (2.200 impactos al año solo en España).

No solo el CO2 contamina

Los aviones contaminan también con su estrepitoso ruido y con emisiones de otros gases (óxido nítrico, dióxido de nitrógeno…). Se calcula que el impacto de la aviación es entre 2 y 4 veces mayor que el efecto aislado de sus emisiones de CO2.

Un reciente estudio indica que las estelas que dejan los aviones en el cielo (contrails) tienen un impacto sobre el clima mayor que los gases de efecto invernadero que emiten. Esas estelas son principalmente de hielo (son nubes tipo cirros) y dejan pasar el calor del sol, pero no lo dejan salir (es el llamado efecto invernadero que provoca la crisis climática). Pensemos que en algunas zonas el 10% del cielo está cubierto con estas nubes artificiales de los aviones.

Un único viaje de España a Estados Unidos genera aproximadamente las mismas emisiones que calentar una casa durante un año. Pero si tenemos en cuenta los otros tipos de contaminación, volar en avión es aún más perjudicial.

Hay alternativas

Si eres ecologista y coherente contigo mismo, viajar a lejanos países tiene difícil justificación. Pero, ¿de verdad “Tailandia” es tan maravillosa que viajando allí desaparecerán todos tus problemas? Sin duda alguna, NO.

Si viajas para aprender, también puedes aprender de otras formas (el Tao Te Ching decía que “el sabio conoce sin viajar”); si viajas para huir, tus problemas seguirán en el mismo sitio cuando regreses, porque el viaje que resuelve problemas es un viaje interior; si viajas para contarlo, practica el no contarlo; si viajas para desconectar, seguro que puedes desconectar sin destrozar el planeta. Produce cierta pena que cada vez más gente conoce “Tailandia” mejor que su propio país. Seas de donde seas, viajando en tren puedes encontrar maravillas que te encogerán el c♥razón.

Un clásico lema ecologista es que el que contamina paga, pero volar en avión contamina y no se paga por ello, sino que además se subvenciona. Como diría Eduardo Galeano, es otro ejemplo del mundo al revés.

No hace falta viajar lejos; lo que hace falta es viajar con conciencia.

♥ Más información relacionada:

 

Publicado en Cambio Climático, Consumo, Contaminación, Noticias del Mundo, Sostenibilidad, Transporte | Etiquetado , , , , , , | 4 comentarios

Menores y adolescentes en la tauromaquia y en la caza

Los menores tienen su imagen protegida por ley, pero su educación ambiental y ética está desprotegida en algunos contextos.

Los menores tienen su imagen protegida por ley, pero su educación ambiental y ética está desprotegida en algunos contextos.

En los últimos años se viene cuestionando la asistencia de menores a actos de maltrato animal como la tauromaquia o la caza, y la influencia negativa que esto tiene en su desarrollo. En esos actos se normaliza la violencia.

Los espectáculos o tradiciones taurinas se celebran, tanto en pueblos como en ciudades, principalmente durante las fiestas populares. Los niños viven en primera persona cómo los adultos aplauden en un ambiente festivo la muerte de un animal en una plaza de toros, o ríen y disfrutan viendo correr a los adultos por las calles de los pueblos dónde se desarrollan los famosos “correbous” o “bous al carrer” (de Cataluña y Valencia especialmente). También tenemos otros ejemplos como el famoso Toro de Coria (Extremadura), en el que se le van lanzando dardos al toro mediante cerbatanas, o el Toro de Medinaceli (Soria), en el que al toro se le colocan en las astas un armazón que contienen bolas con material inflamable con capacidad para mantenerse encendido durante un tiempo prolongado. Estos dos últimos espectáculos están dotados de una singular crueldad por la forma en que son tratados estos bóvidos, y que se vienen celebrando a lo largo de todo el país con multitud de variantes.

Los especialistas en psiquiatría y psicología recomiendan que menores y adolescentes no asistan a este tipo de espectáculos. Además, la propia ONU, en la Convención de los Derechos del Niño, recomienda que menores y adolescentes sean alejados de espectáculos dónde el maltrato animal sea el principal objetivo. En España, desgraciadamente, los espectáculos con animales son prácticas que se encuentra muy arraigadas, y cuando llega la época veraniega, los propios ayuntamientos subvencionan estos actos con toros, entre los que se incluyen vaquillas para niños menores de edad.

Fotografía que aparece en el anuncio del campamento de verano en la publicación de CASTELLOFIRE. Se puede observar que estos niños no tienen siquiera los 14 años, edad mínima legal para asistir a una batida de caza (y menos aún con armas de ese calibre).

Con respecto a la caza, una normativa de carácter nacional recoge que un menor de 14 años puede acudir con adultos a este tipo de prácticas con el correspondiente permiso de caza, obtenido ante la autoridad competente. El Real Decreto 137/1993, de 29 de enero por el que se aprueba el Reglamento de Armas, establece en su art. 109, que los mayores de 14 años pueden acceder al permiso de armas de la categoría 3ª, 2, que según la página oficial de la Guardia Civil se trata de “escopetas y demás armas de fuego largas de ánima lisa”, cuyos permisos tienen vigencia hasta que se cumpla la mayoría de edad sin necesidad de realizar ninguna renovación.

La ley de caza preconstitucional de 1970 establece que “el derecho a cazar corresponde a toda persona mayor de 14 años”. Dicha ley tiene aplicación con carácter supletorio en aquellas autonomías dónde no se haya aprobado su propia ley de caza. La mayoría de comunidades autónomas autoriza la caza a partir de los 14 años, siendo la comunidad gallega la única que establece que podrán acceder al permiso de caza solo aquellas personas que hayan superado los 16 años.

No obstante, las normativas de caza y tauromaquia distan mucho de lo que establecen las normas sobre protección del menor y adolescente de las diferentes comunidades autónomas. Más aún, la propia Ley Orgánica 8/2015, de 22 de julio de modificación del sistema de protección a la infancia y a la adolescencia (que modifica la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor), establece el “derecho del menor a que su interés superior sea prioritario”, así como también lo estableció el Comité de Naciones Unidas de los Derechos del Niño (Observación general nº 14, de 29 de mayo de 2013). Queda claro que las leyes sobre espectáculos públicos y actividades recreativas de las comunidades autónomas, a excepción de las que versan sobre caza y tauromaquia, recogen en su articulado que los menores deben tener prohibido o estar alejados de cualquier actividad, espectáculo, juego o similar en los que la violencia sea el foco principal, incluso si es a través de medios audiovisuales.

Sin embargo, nadie se rasga las vestiduras cuando niños y adolescentes acuden a un espectáculo taurino, en el que es un mero espectador, o cuando acuden a una batida de caza. Las propias instituciones ven con buenos ojos, que niños de 14 años obtengan un permiso de armas de fuego y las utilicen como si de un juego se tratara. Cabría preguntarse qué diferencia existe entre ver un espectáculo cruel en el que se maltrata a un animal, y que la muerte del animal sea causada en una actividad a la que intentan disfrazar como deporte a manos de un niño. Se debe tener en consideración que el mensaje que se está transmitiendo no es el adecuado. La infancia debe estar alejada de todo acto de violencia, ya sea a través de redes sociales, medios audiovisuales, o cualquier otro, siendo todavía más grave cuando esta violencia se produce de forma presencial, en directo y en primera persona.

El menor en una corrida de toros ve que los adultos sonríen y jalean la tortura lenta de un animal indefenso. Es justo comentar que los bóvidos son encajonados para ser transportados, y que desde que son apartados de la manada pueden haber perdido peso por no estar alimentados adecuadamente. Además, son tratados con diuréticos o laxantes para que no hagan lo propio cuando salen del toril, y su visión es monocular (solo distinguen a un metro de distancia) y ni siquiera distinguen los colores.

Permitir que los menores puedan usar armas de fuego es nefasto para su educación, además de un grave peligro.

Permitir que los menores puedan usar armas de fuego es nefasto para su educación, además de un grave peligro.

En la caza, en cambio, estos menores son los protagonistas de la muerte del animal. Cuando se cazan mamíferos, se suele reconocer a los menores como cazadores ante su primera presa. En algunas zonas de España la tradición es extraer las vísceras al trofeo y colocárselas por encima como un acto de iniciación.  No se puede obviar que el mensaje que están recibiendo es que “la violencia es buena ante un ser indefenso”, pero ¿qué sucede si esta violencia la extrapola ante un igual? A este respecto existen estudios que relacionan el maltrato animal con el maltrato interpersonal.

En la exposición de motivos de la L.O. 8/2015, en su párrafo II se recoge que “el menor tiene derecho a que, cuando se adopte una medida que le concierna, sus mejores intereses hayan sido evaluados y, en el caso de que haya otros intereses en presencia, se hayan ponderado a la hora de llegar a una solución”. Cuando se regulan leyes de caza o tauromaquia, cabe preguntarse si a la hora de evaluar los intereses se pondera realmente que el interés del menor prime sobre cualquier otro interés. La respuesta es un NO rotundo. Esta claro que detrás de estás dos actividades priman sobre todo los intereses económicos y particulares de una minoría. La única pretensión de esa minoría es buscar la continuidad de unas prácticas que pierden arraigo año tras año, tal y como muestran las estadísticas.

En los últimos meses se ha visto cómo niños menores han fallecido en batidas de caza, uno de ellos con apenas 4 años. Además, los colectivos taurinos y cinegéticos  pretenden que se ofrezcan clases para niños, incluso gratuitas o financiadas por la propia administración, para que estas prácticas perduren a lo largo del tiempo, transmitiendo un mensaje completamente nefasto. Una publicación a favor de la tauromaquia, como es La tribuna de España en un artículo en el que se defienden las escuelas taurinas y la utilidad que tienen para los menores, decía que “son un ejemplo de cómo se educa a los niños en valores fundamentales que puedan hacer de ellos personas educadas, responsables, deportistas y lejos, muy lejos de las drogas y otras adicciones”. En un conocido programa de televisión, un líder político les dijo a unos niños que la caza es buena “para que esos animalitos no se pongan enfermos”. Un niño pequeño lo puso en ridículo al contestarle que los depredadores resuelven el problema. Precisamente los depredadores también están acosados por los cazadores.

Un menor asistiendo a una corrida taurina: La insensibilidad ante el maltrato animal es mejor aprenderla de joven.

Un menor asistiendo a una corrida taurina: La insensibilidad ante el maltrato animal es mejor aprenderla de joven.

España es uno de los países que ratificó la Convención de los Derechos del Niño, y por tanto debe dar cuenta cada 5 años a esta Convención sobre aquellos temas que reconocen derechos de los menores. En 2014, en la reunión celebrada en Ginebra en la sede de Naciones Unidas, ya se expuso la gravedad de que los niños asistieran a clases de tauromaquia y a espectáculos taurinos. El Comité estableció en su informe final, su preocupación por el bienestar tanto físico como psíquico de los niños que acudían tanto a estas clases como a los espectáculos, instando a los países que ratificaron la Convención a tomar las medidas legislativas oportunas en aras de proteger la infancia ante este tipo de injerencias. Sin embargo, existe un propósito muy generalizado en algunos sectores, con el beneplácito de las instituciones, para que se siga formando a niños y niñas en este tipo de prácticas. Muchas escuelas taurinas son subvencionadas y la edad no es un impedimento para acceder a ellas, como alumnos o como meros espectadores. En Salamanca, por ejemplo, las escuelas taurinas pueden pedir subvenciones para albergar novilladas. Una novillada conlleva la subvención de 2.500 €, según las bases publicadas en el Boletín Oficial de la Provincia. Pero el despropósito todavía más abrumador es el aparecido en la página oficial del Ayuntamiento de La Llosa de Castellón, en la que anuncia que “el club de cazadores La Coloma de La Llosa, dentro de la Federación Territorial de Caza de Castellón, organiza un Campus de verano para niños y niñas de entre 6 y 12 años”.

Mientras no se cumplan los 18 años no se puede obtener el carnet de conducir, comprar bebidas alcohólicas o tabaco, entre otros. Sin embargo, sí se permite la participación de menores en actividades violentas en las que se ataca la integridad física de un animal contraviniendo toda la normativa de protección del menor con el beneplácito de instituciones y políticos a los que no les importa la educación de niños y niñas. Intentan convencernos de que este tipo de actividades educan en valores y respeto, cuando realmente dista mucho de ello. Se están destinando partidas presupuestarias para enseñar a matar animales para aquellos menores que “deseen” continuar con tradiciones anacrónicas, aunque este deseo sea en realidad el deseo de sus progenitores.

Debemos educar en valores y en el respeto, tanto a los animales como al medio ambiente. No se puede obviar que el respeto hacia los más débiles, como es nuestro entorno natural, y por ende, todo lo que le rodea, contribuirá a una mejor calidad de vida para todos. Para esos objetivos, algo elemental es que los niños y niñas estén alejados de aquellas actividades que sean violentas.

Mª Mercedes Ortolá Seguí, @LexMerche
Licenciada en Derecho
Máster en Derechos Humanos, Democracia y Justicia Internacional
Máster en Derecho Animal y Sociedad
Presidenta Asociación Abogados de Protección Animal y Medio Ambiente de la Comunidad Valenciana, APAMA-CV

♥ Más información relacionada:

Publicado en Denuncias, Maltrato animal, Psicología, Violencia | Etiquetado , , , , , , , , | 2 comentarios