Empresas que suman: Sostenibilidad y esperanza… gracias a Ecooo

Andrés Montesinos Campos, @Andres_SomE
Portavoz del Grupo Local de Som Energia Valencia
Presidente de la Sección Territorial Valencia de Som Energia

Mis amigas y amigos de Ecooo y su Revolución Solar vuelven a la carga con un nuevo proyecto, y ya pierdo la cuenta de las veces que lo han hecho y lo han conseguido.

No sé cuánto tiempo de sus vidas dedicarán, en esa cocina experimental de mentes inquietas que forman, a preparar y condimentar con esmero ideas y soluciones posibles. Ignoro los ingredientes, aunque intuyo que hay grandes conocimientos y experiencia técnica hábilmente maridada con imaginación, ilusión y la inteligencia necesaria para que todo esto se transforme en realidades palpables que nos benefician a todas. Y cuando digo a todas, hablo de personas. Sí, a ti también, aunque jamás hayas oído hablar antes de Ecooo y su trabajo en pro de las energías renovables.

Estas buenas gentes llevan doce años como empresa sin ánimo de lucro cuyos beneficios se destinan a informar, sensibilizar y educar  para conseguir un nuevo modelo energético, trabajando y creciendo de forma colaborativa y cooperativa, en contraposición al modelo actual imperante de competitividad, ineficaz para satisfacer las necesidades de la gente, a la par que nos conduce directamente al colapso.

Doce años en los que han alumbrado 107 instalaciones fotovoltaicas sobre tejados, consiguiendo que mas de 2.600 personas pudiesen participar y se beneficiasen económicamente de la producción obtenida. Lo que antes estaba solamente al alcance de inversores con cierta capacidad económica, Ecooo lo ha hecho posible para toda la población, fraccionando estas inversiones en paquetes de 100 euros, sin que por ello varíe la tasa de interés que percibe quien invierte.

Cote Romero, directora de Ecooo, y Asunción Ruiz, directora ejecutiva de SEO/BirdLifeEn los últimos años han socializado 70 plantas fotovoltaicas, algunas mediante “Recupera el Sol” en colaboración con los Grupos Locales de Som Energia en Madrid, Valencia, La Rioja y Navarra. Estas plantas, tras los recortes y eliminación de primas, pasaban por dificultades económicas, con el riesgo de caer en manos de fondos buitre, o de bancos que carecían de los medios técnicos y del más mínimo interés por mantenerlas en funcionamiento.

Lo que Ecooo ha hecho es pagar por las plantas un precio justo y ponerlas a disposición de la ciudadanía, que puede adquirir participaciones y beneficiarse de su producción, manteniéndolas en funcionamiento y aportando todas las ventajas de la energía sostenible. Al contrario de lo que durante mucho tiempo se nos ha intentado hacer creer, las renovables no solo evitan contaminación y gases de efecto invernadero (hasta la fecha, más de 21,700 toneladas de CO2 dejadas de lanzar a la atmósfera por esta iniciativa), sino que también abaratan el precio de la electricidad, lo cual beneficia directamente a toda la población independientemente de su grado de implicación o conocimiento sobre el tema.

En este tiempo, no solo se ha generado una energía de 25.000 MWh (y los que todavía quedan gracias a la larga vida de los paneles solares instalados) sino que ha fluido y esperemos que fluya durante mucho tiempo, otro tipo de energía igual de especial y positiva. Me refiero a la energía entre las personas, porque Ecooo ha trabajado muy activamente en la economía del bien común y se ha fundido con el mercado social, poniendo en práctica su visión de una economía al servicio de las personas y no una economía depredadora de recursos naturales y sociales, que esclaviza en pos de la competitividad y los beneficios accionariales.

Iniciativas como Ecooolocal, están ayudando a varios ayuntamientos de toda España a reducir su factura energética, reproduciendo el modelo desarrollado en el municipio de Rubí. Estos municipios no solo actúan desde un punto de vista técnico para reducir las emisiones y aumentar la eficiencia y el ahorro, sino que reducen la partida de gastos municipales involucrando directamente a las personas, lo cual ha demostrado ser tremendamente efectivo.Oleada solar con la tierra puesta a escala... demuestra la inmensidad del sol, al cual nos debemos.

Hoy me sorprenden otra vez con una nueva, y desde mi punto de vista, brillante idea: la llaman “Oleada Solar”. Una campaña en la que buscan cien familias con tejados propios que deseen instalar en sus casas autoconsumo solar pese a las trabas que impone el denominado “impuesto al sol” (el cual es sólo para instalaciones superiores a 10 kw).

Cien familias en cuarenta y cinco días, ese es su reto, para conseguir mediante una compra colectiva de los materiales y la instalación de sus paneles, una reducción del 30% sobre el precio habitual de mercado.

¿Y ya está? Para una empresa de nuestro actual sistema económico esto sería más que suficiente, pero ya dije que son mentes inquietas, y la visión de una responsabilidad social corporativa va siempre un paso más allá e incluye al resto de la sociedad, también a quienes no participamos. Además de las ventajas de formar parte de la Comunidad Oleada Solar, al alcanzar las cien participaciones se pondrá en marcha un “Generador Solar Solidario”. Este consistirá en una instalación solar fotovoltaica sobre el tejado de la organización social que decidan libremente las participantes del proyecto.

Así, con ideas y optimismo van trabajando, van sumando, van construyendo un futuro sostenible junto a las personas y para las personas.

Enhorabuena a todas quienes hacen posible este nuevo modelo.

Tal vez te interese también:

Publicado en Buenas noticias, Contaminación, Energía, Energía Sostenible, Energía y Contaminación, Noticias de España, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Lista de empresas que deben ser multadas y boicoteadas (HAZLO VIRAL)

El economista Jeffrey Sachs dijo que los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) pueden ser la respuesta a la desigualdad, el cambio climático, el desempleo… y esa ristra de graves problemas a los que nos tenemos que enfrentar ahora y, con más fuerza aún, en un futuro cercano. También propuso crear una lista de compañías dañinas para la humanidad y el medio ambiente y boicotearlas.

El poder de la gente unida es enorme. Cada acto de “comprar” tiene su influencia. Cuando compras estás apoyando a una empresa y todo lo que ella hace. Por eso, boicotear una empresa es una forma directa de decirles que quieres que cambien.

Vamos a dar una lista de empresas dignas de ser multadas y boicoteadas (por la información disponible). Ciertamente, a veces no hay leyes suficientes para multar a empresas que abusan en lejanos países, donde la legislación y los controles son menos estrictos. En esos casos, lo que hay que exigir es leyes que obliguen a las empresas que operen en Europa cumplir un mínimo respeto en los demás países donde actúen. Esta lista no es exhaustiva, pero es un buen comienzo para plantearnos a quién no debemos dar nuestro dinero:

1. Nestlé

Nestlé es, posiblemente, la empresa más boicoteada del mundo, por múltiples motivos, tales como, usar aceite de palma, usar esclavitud infantil, usar transgénicos, abusar de los agricultores de países pobres, apropiarse de agua pública… Es una empresa tan fuerte y con tantos productos, que parece que los boicots no le afectan, pero es un gigante con pies de barro, porque el poder no lo tiene esta empresa, sino sus clientes. Como muestra mira esta recogida de firmas mundial para pedirle que cumpla sus propios compromisos respecto al origen de su aceite de palma: Firma AQUÍ.

2. Endesa y otras eléctricas españolas

Endesa es la cuarta empresa más contaminante de la UE y la primera de España, con gran diferencia respecto a las siguientes: Gas Natural, EDP, E.on e Iberdrola. Todas estas empresas tienen las dos peores formas de producir electricidad: centrales nucleares y de carbón. Y lo peor es que no quieren cerrarlas a pesar de que saben que provocan el cambio climático, contaminación a corto y largo plazo y miles de muertes anuales. Lo más curioso es que es muy simple dejar de ser cliente de estas pérfidas compañías eléctricas, pues ya hay empresas más pequeñas que suministran energía 100% renovable de forma garantizada y más barata: Resuelve aquí tus dudas. Cambiar de compañía eléctrica a una de renovables es una de las cinco cosas sencillas que están mejorando el mundo.

3. Inditex, el imperio de Amancio Ortega

Inditex (Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Uterqüe…) es una empresa española muy criticada por sus malas prácticas en lejanos países. Lo demuestran demasiados documentales (como el de Jordi Évole), informes (como el de Setem Ropa Limpia) o libros (como el de Carro de Combate). Amancio Ortega amasa una ingente fortuna, sostenida por el sufrimiento y la injusticia lejos de sus ojos. La aberración se sublima ante la evasión fiscal descarada y desmedida, y ante la indiferencia de quienes deberían denunciar, controlar y legislar para evitar esta falta de ética que, a veces, es incomprensiblemente legal. Así, las donaciones del Sr. Ortega no son, obviamente, actos altruistas, sino de simple lavado de imagen e ingeniería fiscal.

4. McDonald’s, Burguer King… y otros burguers

Que estos sitios venden comida basura lo saben bien todos sus clientes, y más tras reconocer la OMS que ciertas carnes son cancerígenas. También saben sus clientes la ingente cantidad de residuos que generan: vasos de plástico con tapadera, cajas para las patatas, sobres de ketchup… todo en envases de un único uso. Lo que ya no es tan común saber es que usan mucho aceite de palma, que son causa directa de la deforestación tropical, y que los animales son, en general maltratados y alimentados masivamente con soja transgénica. Tampoco se sabe mucho de las pésimas condiciones en las que trabajan los que fabrican los micro juguetes que regalan con sus hamburguesas, ni el enorme daño ambiental que genera la producción de carne.

5. Shell, la peor petrolera de la historia

Shell es una empresa petrolera sin ningún tipo de escrúpulos, con una larguísima lista de abusos y atrocidades (asesinatos, contaminación, mentiras…). Comprar gasolina de esta petrolera es contribuir a sus desmanes, en los que el CO2 es ya lo de menos.

6. Coca-Cola, burbujas azucaradas que esconden desastres

Empresa líder en el sector de las bebidas ultra-azucaradas, ha sido descubierta pagando para ocultar los daños que el azúcar provoca en la salud. Sus directivos han decidido producir multitud de envases no retornables (plásticos, latas…), lo que conlleva una gran contaminación asociada a su fabricación, transporte y reciclado (cuando se recicla). En España, Coca-Cola no quiere implantar el sistema SDDR que permitiría aumentar el reciclado y evitar que toneladas de sus envases acaben en el mar o en las montañas. Pero probablemente, lo más grave es que Coca-Cola está entre las empresas más contaminantes del Planeta (contaminando agua, aire…) y que genera conflictos por el abuso de acuíferos por todo el mundo (El Salvador, India…). Todo esto se evitaría si bebiésemos más agua (del grifo) y otras bebidas locales, que no hagan que el dinero emigre al país más rico del mundo. Recientemente hemos sabido que los partidos políticos PP y Ciudadanos han sido convencidos por el lobby del azúcar para hacerles pagar menos impuestos, a costa del dinero y la salud del ciudadano corriente.

7. Kellogg’s

Kellogg’s utiliza gran cantidad de aceite de palma en sus productos, y para ello también usa esclavitud infantil según Amnistía Internacional. También está entre las empresas más contaminantes del Planeta y nunca ha rechazado usar cereales transgénicos.

8. Banco Santander y banco BBVA

Son 19 los bancos que, junto a otras empresas, han sido descubiertos por sus inversiones sucias en empresas armamentísticas. Pero el Banco Santander y el BBVA, además de encabezar la lista de los mayores inversores en la industria de la guerra, han sido también descubiertos por beneficiarse y fomentar el inmenso fraude que suponen los paraísos fiscales (lee aquí un resumen sobre esos paraísos). Es cierto que la ética es difícil en los bancos, pero hay grados y, sin duda, estos hechos son intolerables. Sorprende también que esto lo haga un banco que se ha llevado mucho dinero público, y no nos referimos a Bankia (que tampoco tiene ética en sus inversiones) sino a BBVA.

9. Otras empresas que usan aceite de palma con esclavitud infantil

En el informe de Amnistía Internacional, además de Nestlé y Kellogg’s, están otras conocidas marcas como el dentífrico Colgate-Palmolive, los cosméticos Dove, helados Magnum, la sopa Knorr, KitKat (que es de Nestlé), el champú Pantene, Ariel, y Pot, junto a compañías como Noodle, Unilever, Procter & Gamble, AFAMSA, ADM, Elevance, y Reckitt Benckiser.

10. Malas empresas según el tipo de tus preocupaciones

  • Si lo que te preocupa es la destrucción del medioambiente, algunas de las empresas más contaminantes son las siguientes, según un informe de Oxfam: Coca-Cola, Danone, Nestlé, PespiCo, Kellogg’s, Mars, General Mills, Mondelez, Unilever y Associated British Foods. Otros trabajos señalan como “terroristas ambientales” a empresas como Bayer, HSBC, BBVA, Santander, Benetton, British Petroleum (BP), Calvo, Canal de Isabel II, Continental, Endesa, Nestlé, Pescanova, Repsol YPF, Sol Meliá, Shell, Suez, Syngenta, Telefónica, Unilever o Unión Fenosa (que es de Gas Natural).
  • Si te preocupan las empresas que maltratan a los animales, debes evitar todo lo relacionado con zoos, acuarios, circos y laboratorios con animales y, por supuesto, las granjas. Laurel Braitman demuestra que todos esos lugares son cárceles que enloquecen a los animales. Además de todas las grandes industrias cárnicas y de comida rápida americana, podemos concretar algunas empresas de cosméticos e higiene como Revlon, Avon, Mary Kay, y Estee Lauder, que han sido denunciadas por probar cruelmente sus productos en animales. En otro informe también han sido denunciadas H&S, Herbal Essences, Pantene, Wella Professional, Olay, Max Factor, L´Oreal (Garnier, Kerastane, Lancaster, Biotherm, Giorgio Armani, Ralph Lauren, Cacharel, Diesel, YSL, Vichy…), y muchas más.
  • Si te preocupan las empresas que abusan de sus trabajadores, además de Inditex, debes tener cuidado tanto con marcas de ropa barata como cara (Primark, Mango, Desigual…). En particular, Nike, Adidas y Puma, son grandes empresas de material deportivo que pagan en países pobres salarios de esclavitud, incluso a niños. Año tras año, escándalo tras escándalo, estas marcas consiguen que la gente mire para otro lado. Y su respuesta siempre es que eso es cosa del pasado, pero en el pasado, también dijeron lo mismo.

¿Puede haber una gran multinacional ética?

Vemos que las empresas de la lista anterior son, sin excepción, grandes multinacionales. En teoría, las grandes empresas pueden comportarse éticamente, pero en la práctica es muy complicado, porque la ética frena el crecimiento de la empresa dificultando el llegar a ser una gran multinacional.

Por su parte, las pequeñas empresas tienen menor potencial de hacer daño y menor posibilidad de saltarse las leyes, así como de “comprar” a políticos y jueces. Este es otro motivo más para consumir productos locales (lo cual es otra de las cinco cosas sencillas para mejorar el mundo).

Conclusiones

La lista anterior es una pequeña muestra de empresas que es mejor evitar. Es cierto que los consumidores tenemos mucho poder, pero también es cierto que no podemos confiar en que los problemas se solucionen por el consumo responsable de una minoría: Para eso precisamente estamos pagando a un buen número de políticos.

Boicotear a una empresa es mejor que nada, pero la auténtica lucha es hacerle llegar a los políticos que no les votaremos si no hacen bien su trabajo. Y su trabajo es, entre otras cosas, controlar a estas empresas.

Más información:

NOTA: Este artículo fue publicado en El Salmón Contra Corriente, un medio informativo sobre economía real, ecología y mucho más.

Publicado en Cambio Climático, Comercio justo, Consumo, Energía Sostenible, Energía y Contaminación, Industria, Malas noticias, Noticias de España, Noticias del Mundo, Pensamiento antisistema, Política, Salud, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | 6 comentarios

Estupifagia: ¿Haremos algo para evitar el desastre?

La estupidez humana es ilimitada, pero podemos y sabemos hacer las cosas bienEn el libro “Esto lo cambia todo“, Naomi Klein afirma que “vivimos dentro de una historia cuyos renglones se han escrito con carbón“, y subraya que son muchas las “batallas ideológicas” que han enfrentado a bandos en esa negra historia desde la Revolución francesa (1789). Lea aquí un interesante resumen de ese libro.

La Revolución francesa marcó el final definitivo del feudalismo y del absolutismo en Francia y sentó las bases de la democracia moderna con el principio de la soberanía popular. Tantos méritos, sin embargo, no fueron conseguidos pacíficamente. Al menos 10.000 personas fueron guillotinadas por contrarrevolucionarias, pero tal vez fueron 40.000, incluyendo al mismo rey Luis XVI (guillotinado en 1793).

La historia está llena de gobernantes absolutistas que acabaron de forma trágica. Tal vez, si ellos no hubieran abusado de su poder, las reformas se podrían haber hecho sin derramamiento de sangre. Me pregunto si gobernantes como ellos hubieran cambiado sus actos de haber sabido su trágico final. La respuesta es imposible de conocer, pero seguro que más de uno hubiera hecho exactamente lo mismo. Es lo que llamo “estupifagia” (del latín. stupĭdus, aturdido o necio, y del griego φαγειν phagein, comer) porque es como “comerse la propia estupidez”. Más que “comerse”, tal vez sería más apropiado hablar de “atragantarse”, por estúpido.

Seguro que muchos piensan que exagero, que la gente es racional y que, por tanto, sabiendo el desenlace uno puede decidir mejor cómo actuar. Pero como muestra ejemplar, tenemos el cambio climático del que Klein nos advertía. Hay que ser ya muy “stupĭdus” para negarlo, pero sin embargo nadie se escandaliza de que se anuncien coches por televisión, cuando las fábricas de coches deberían ser nuestra particular Bastilla (como símbolo del despotismo capitalista que nos arrasa).

La ciudadanía piensa que son los gobernantes los que deben solucionar el problema ambiental, en general. Los gobernantes, por su parte, piensan que hay poca gente que pida políticas ecológicas profundas, y que por tanto no merece la pena hacer nada serio, pues bastan dos retoques de maquillaje ecologista o animalista para contentar a una opinión pública suficientemente aletargada. “Mientras buscamos inteligencia en el espacio (…) negamos violentamente la de los millones de criaturas que nos rodean” nos espeta Marta Peirano, intentando una reflexión masiva que no llega.

Naomi Klein, una mente lúcida contra el Cambio Climático: Lee AQUÍ un resumen de su más famoso libro.Naomi Klein resalta que los combustibles fósiles son seres muertos, fosilizados, y que nuestra sociedad tiene que “dejar de ser una sociedad de ladrones de tumbas“. Y añade que los combustibles fósiles, las fuentes de energía del capitalismo, destruyen la vida en todas partes. Especialmente el carbón, del que dice que “cuando se deja en su sitio, el carbón es muy útil porque mantiene capturado no solo el carbono que las plantas sustrajeron del aire millones de años atrás, sino también toda clase de toxinas“; toxinas que nadie quiere, ni debe, respirar… salvo nuestro ministro Nadal, que apoya convencido la electricidad del carbón (y la nuclear, por supuesto).

Ahora que ya lo sabemos… ¿haremos algo para evitar el desastre?

Por si la respuesta fuera positiva, aportamos una lista de algunos de los problemas globales más urgentes que hay que abordar.

Te gustará seguir leyendo esto:

Publicado en Cambio Climático, Consumo, Curiosidades, Denuncias, Energía y Contaminación, Medio Ambiente, Pensamiento antisistema | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Autonomía y Bienvivir: Las Claves de la Sostenibilidad

Por Autonomía y Bienvivir, @AutnmyBienvivir

Hace cuatro años algunas personas decidimos fundar una asociación, alarmadas por el grave deterioro medioambiental y social —asumido ya por los principales medios de nuestro país—. En nuestra visión, ambos hechos están profundamente relacionados.

Nuestra sociedad ha sido incapaz de cumplir los sueños de nuestros abuelos y bisabuelos. Así por ejemplo, en 1848 el economista clásico John Stuart Mill lamentaba que sus colegas (que en aquella época se definían como “economistas políticos”) fuesen incapaces de apreciar el estado de la humanidad, definido como estacionario, en el que se deja de acrecentar la riqueza y se dedica a disfrutar de ella. En palabras de Mill:

“No puedo considerar el estado estacionario del capital y la riqueza con la sincera aversión tan generalmente manifestada hacia ese estado por los economistas políticos de la vieja escuela. Me inclino a creer que sería, en conjunto, una mejora muy considerable en nuestra condición actual. Confieso que no estoy encantado con el ideal de vida sostenido por aquellos que piensan que el estado normal de los seres humanos es el de luchar por seguir adelante; Que el pisotear, aplastar, dar codazos y perseguir al otro, que forman el tipo de vida social existente, son la suerte más deseable de la especie humana, o solo los síntomas desagradables de una de las fases del progreso industrial”

Siglo y medio después, las condiciones señaladas por Mill perduran, pero quizás de forma todavía más contradictoria en medio de una gran abundancia material. La riqueza más opulenta sigue conviviendo con la miseria, especialmente en los países en vías en desarrollo, pero también en los países desarrollados, con el drama de los desahucios, los que comen de la caridad o simplemente los desempleados. Muchos de los que gozan de cierto desahogo económico no por ello son felices, ya que necesitan continuar con el “pisotear, aplastar, dar codazos y perseguir al otro”. Lo muestran las estadísticas de suicidios, trastornos mentales o el consumo de fármacos para aliviar la depresión o la ansiedad.

Esta situación es un despropósito mayúsculo ¿Tiene sentido seguir aumentando la producción, y por tanto de forma ineludible los residuos y el agotamiento de recursos (como combustibles fósiles con una elevada tasa de retorno energético, minerales o ecosistemas) mientras parte de la población continúa careciendo de condiciones materiales básicas, y los que disponen de ellas no son felices?

Algunos continúan negando la relación entre el deterioro medioambiental y nuestro bienestar, especialmente porque es posible vivir por encima de nuestras posibilidades durante un cierto periodo de tiempo. Es como si una persona que dispusiese de ciertos ahorros viviese de ellos en lugar de vivir de las rentas que producen. Es evidente que con el tiempo agotaría sus ahorros. A lo largo de la historia disponemos de varios ejemplos de civilizaciones que han “agotado su capital”. Autores como Jared Diamond, Joseph Tainter y Ronald Wright han popularizado el concepto de “colapso civilizatorio”. Parece que llegamos al final de la expansión: nuestra obligación es aprender de la historia y evitar que ello tenga repercusiones graves sobre los seres humanos.

Pensamos que no tiene sentido continuar con el modelo actual, pero ¿cómo salir de este atolladero?  Decidimos dar un paso más allá y no apelar simplemente a la igualdad y a la sostenibilidad, sino pensar en las condiciones que harían posible una sociedad más equitativa y menos dañina con la biosfera.

Estas condiciones son la autonomía y el bienvivir. El bienvivir surge como esa condición de equilibrio dinámico entre el individuo, la sociedad y la biosfera, en la que el individuo rechaza el narcisismo solipsista propio de nuestra civilización, para reconocer su interdependencia con la sociedad y el entorno biofísico, autolimitarse y asumir el cuidado de ambos para garantizar su existencia y su felicidad. Como diría el ex presidente de Uruguay Pepe Mujica, no es un elogio de la pobreza, sino de la sobriedad. Sobriedad para ser felices, porque una vez cubiertas las necesidades fisiológicas básicas o de seguridad, el resto no depende prácticamente de los bienes materiales, pues son necesidades de afecto, entendimiento, participación, etc., que no pueden ser cubiertas por el sistema de producción industrial, aunque este sí puede crear pseudosatisfactores, convencernos de que tal o cual producto cubrirá una necesidad inmaterial de afecto o identidad, incitarnos al consumo y dejarnos finalmente frustrados e insatisfechos, con grave deterioro de nuestro bienestar.

Para poder alcanzar la conformidad con nuestra condición material necesitamos ser autónomos, decidir sobre nuestro tiempo y nuestras acciones con la seguridad de no poder ser excluidos. Imagine que puede decidir que cuatro horas de trabajo son suficientes para alcanzar el nivel de renta que le satisface, sin miedo a perder su trabajo y verse privado de las condiciones necesarias para su subsistencia e integración social: eso es precisamente ser autónomo. La autonomía está evidentemente relacionada con el bienvivir: el último es condición necesaria de la primera, como diversas tradiciones filosóficas han puesto de manifiesto a lo largo de la historia.

No es un alegato a favor del atraso, ni mucho menos. Creemos en la tecnología y en su potencial para emancipar al ser humano, si bien creemos que no es automático: no toda tecnología es un avance o contribuye a la autonomía. Debemos diferenciar entre tecnologías útiles y tecnologías que nos restan autonomía, las cuales debemos rechazar.

La autonomía y el bienvivir son nuestros principios, los valores que creemos serán esenciales en el siglo XXI si nuestra civilización quiere permanecer, y si queremos que el ser humano sea espectador inteligente que se maraville ante la belleza de la vida. Para lograr que nuestra sociedad se rija por esos principios planteamos nuestro Programa para una gran transformación, un conjunto de medidas que se podrían tomar desde un gobierno favorable a una transición hacia una sociedad sostenible. Quizás el problema no son tanto las medidas a tomar sino el ser conscientes de que son, no solo necesarias, sino deseables. Para mostrar esto imaginamos una sociedad sostenible regida por los principios de la autonomía y el bienvivir: “una modesta utopía” que, como todas ellas, nos sirve más de guía para el camino, que de imagen estática y fija de la sociedad que deseamos alcanzar.

Sin duda estamos lejos de alcanzar nuestro objetivo. Todavía los partidarios del crecimiento económico como principio supremo que rija nuestra sociedad siguen siendo mayoría a pesar de las evidencias en su contra que no les impiden obviar el problema fundamental de la dimensión de la economía en relación a la naturaleza y la sociedad. Nicholas Georgescu-Roegen lo denominó la Economía del Jardín del Edén, porque ignora los principios de la termodinámica. Es la economía vista como un flujo aislado que opera como una maquina de movimiento perpetuo tal como se representa, sin sonrojo, en los libros de texto de economía.

Lo que planteamos no es absolutamente novedoso. Entre otros, el economista Ernst Friedrich Schumacher lo vio claro. No decimos nada nuevo, pero lo decimos con mayor urgencia. Al no tener el apoyo de los principales medios de comunicación, en  manos de los beneficiarios del actual estado de las cosas, estas ideas requieren mucha colaboración para que lleguen a ser generalmente aceptadas por la sociedad. Quienes buscamos un cambio en este sentido tenemos la responsabilidad de exponerlas, difundirlas y cuestionar las creencias que lo impiden. Si nuestro proyecto te parece interesante no dudes en contactar con nosotros.

⇒Información adicional:

 

Publicado en Consumo, Decrecimiento, Denuncias, Economía, Filosofía, Medio Ambiente | Etiquetado , , | 3 comentarios

El único riesgo de la energía renovable es la lentitud en su implantación

Andrés Montesinos Campos, @Andres_SomE
Portavoz del Grupo Local de Som Energia Valencia
Presidente de la Sección Territorial Valencia de Som Energia

Puedes pagar por electricidad renovable sin poner paneles solares. Deja que otros los pongan por ti, y ahorra en tu factura.

Puedes pagar por electricidad renovable sin poner paneles solares, y encima pagarás menos. Deja que otros los pongan por ti.

Frente a las energías renovables, y para impedir su avance, están en España las grandes compañías energéticas que forman el conocido oligopolio eléctrico, es decir, Endesa, Iberdrola, Gas Natural-Fenosa, Viesgo y EDP. En España siempre han estado contra el fomento de las renovables, y lo estarán hasta que los echemos por la fuerza de la razón y con la ley en la mano.

Como brazo ejecutor de sus políticas empresariales, donde el único objetivo es la maximización del beneficio, hay algunos partidos políticos que, desde el gobierno, han convertido sus instrucciones en leyes que debemos acatar. Hasta ahora, los principales han sido PSOE y PP, por su responsabilidad en los diferentes gobiernos de España, aunque otros muchos participan por activa o por pasiva en el mantenimiento de los privilegios de estas empresas. No hay más que ver el enorme listado de políticos “giratorios” de los que se nutren sus consejos de administración y los sueldos que perciben por ello (y por cierto, no son sólo políticos de esos dos partidos, y no se colocan sólo en las citadas empresas, sino que el sector energético tiene otras empresas involucradas).

Recientemente, una extraña maniobra del partido Ciudadanos apoyó el veto del PP a una proposición de ley que ellos mismos habían presentado a favor del autoconsumo.

5 cosas muy sencillas que están mejorando mucho el mundo

5 cosas muy sencillas que están mejorando mucho el mundo

Como resultado de todo esto tenemos una política energética en España que llega al absurdo:

  • precios de la electricidad entre los más caros de Europa,
  • desprecio absoluto por las medidas de ahorro y eficiencia,
  • contaminación desbocada,
  • altas emisiones de CO2 y basura nuclear,
  • pobreza energética,
  • perdida de competitividad empresarial,
  • quiebra del sector de las renovables, que fue puntero en España y que representa la mejor energía del presente, y que será mejor aún en el futuro como única alternativa a la decadencia de las fuentes fósiles y nucleares,
  • y un largo etcétera de sinsentidos (impuesto al sol, hachazo a las renovables…).

Cabe destacar, aunque no en un sentido exclusivo, ese regalo que se ha dado en llamar la posverdad (la cual se basa en que lo importante es que algo aparente ser verdad, aunque no lo sea). ¿No me creéis? Pues solo tenéis que ver en televisión esos anuncios de pretendidas empresas eléctricas “responsables”. Algunas dicen que te regalan electricidad o que te avisan si tu tarifa se puede mejorar para que ahorres el máximo posible. Algunas se venden como si su energía fuera verde, cuando sólo es renovable una pequeña parte.

En este contexto de la posverdad, nos quieren hacer creer que por el monte corren las sardinas, pero es mentira y es fácil de demostrar, a través de la información. Lástima que los grandes medios de comunicación, se encuentren comprados por parte de estas grandes compañías mediante publicidad y regalos a periodistas. Los medios son propiedad de grupos editores que no desobedecerán las indicaciones de tanto político en nomina.

Las noticias pueden, o no, cambiar el foco de atención de la ciudadanía, cambiar su punto de vista, hacerles partícipes del camino que tomamos como civilización dependiente de la energía, o mantenerlos en el placido sueño de los ignorantes. Frecuentemente son muchas las noticias que echo en falta cuando repaso los medios, y frecuentemente me escandaliza su parcialidad y su sumisión a la línea editorial.

Ahora, en plena tarea por alargar la vida útil de las centrales nucleares españolas, podría ser un buen momento para llamar a las cosas por su nombre, y frente a esa pretendida energía limpia y barata que proviene de la quema del combustible nuclear, mirar hacia ese Chernóbil a cámara lenta que es Fukushima. Un accidente que comenzó hace seis años y continuará por muchos más sin visos de solución, visto el estrepitoso fracaso de las medidas adoptadas hasta el momento.

El error de Fukushima era previsible y nos puede servir de revulsivo frente al discurso de esas compañías que construyen posverdad al mismo ritmo que beneficios multimillonarios. Mientras ellas se auto califican de verdes, poseen un parque nuclear obsoleto, y altamente peligroso, que basa sus beneficios en unos precios que bajarían por la entrada de más energía renovable al sistema eléctrico. Eso lo reconoce ya, hasta la Secretaría de Estado de Energía, y hasta el dimitido ministro Soria (el más antirenovables de la historia de España, por ahora).

Más aún, mientras estas grandes empresas se califican de “sostenibles”, también tienen centrales de carbón y de ciclo combinado, donde queman carbón y gas, algo claramente insostenible. Y todas estas tecnologías, incluso la hidroeléctrica, les permiten manipular los precios de mercado (ya que España tiene un sistema injusto y el gobierno se niega a una auditoría para conocer realmente porqué pagamos tan cara la electricidad).

Son también estas mismas empresas las que, mientras se autocalifican de responsables, se oponen a medidas que puedan paliar la pobreza energética en nuestro país.

Pensadlo bien. Mientras estas empresas marquen la agenda política, mientras controlen los medios de comunicación, mientras sigan abrazando las energías sucias con toda la intensidad de que son capaces, seguirán frenando el avance de las energías renovables para sacarle más partido a sus viejas y sucias centrales. El cambio de modelo energético que tan desesperadamente necesitamos, se verá obstaculizado.

Tomemos consciencia, comencemos a cambiar las cosas.

Te gustará:

Publicado en Contaminación, Energía, Energía Sostenible, Energía y Contaminación, Malas noticias, Noticias de España, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | 3 comentarios

Escuelas de Negocios Sostenibles

Eduardo Pla
Profesional de producción, distribución, comercial y ventas.

La economía es parte de la ecología y puede mejorarla o empeorarla.Por definición, una Escuela de Negocios es un centro docente de enseñanza superior que imparte materias como administración, contabilidad, economía, mercadotecnia, finanzas, emprendimiento, comportamiento empresarial… En demasiadas ocasiones, los contenidos en RSE y sostenibilidad son más bien escasos.

En general, las escuelas de negocios destacan por la excelencia y la dedicación de los docentes, que son, en muchos casos, profesionales y directivos de empresas que dedican parte de su apretada agenda a impartir estas materias y ofrecer a sus alumnos unos contenidos de primer nivel. Al mismo tiempo las escuelas de negocios son el nexo de unión entre empresas y candidatos a ocupar puestos de responsabilidad como mandos intermedios o directivos.

Los alumnos, ávidos de conocimientos, demandan el contacto y la experiencia de ejecutivos de empresas vanguardistas que están en la cresta de la ola y que, debido a sus conocimientos y experiencia, pueden transmitir su visión y enfoque para dirigir un negocio con éxito.

Esta fórmula da buenos resultados a los implicados: a las empresas porque de esta forma pueden reclutar alumnos en prácticas con cierta formación, y a los profesionales porque pueden repasar, ampliar y reciclar sus conocimientos. En definitiva un círculo que se retroalimenta regado en España con los planes de ayuda a la Formación financiados por el FSE y la Fundación Tripartita.

El perfil del alumnado en las maestrías no siempre coincide con el del joven que aspira a un mando intermedio o directivo y que se puede permitir los estudios, sino que también encontramos empresarios y directivos que desean rellenar lagunas de conocimientos. Por tanto, no tienen porqué ser expertos gestores de recursos ni tener estudios universitarios.

A pesar de todos los indicios de calidad expresados, los contenidos en RSE y sostenibilidad son muy exiguos, incluso teniendo en cuenta que, de hecho, para tener una empresa sostenible desde el punto de vista energético y medioambiental no hacen falta grandes conocimientos, sino simplemente hacer uso del sentido común y seguir unas simples pautas que hay que conocer (como la Cadena Verde, el CMI, o la esencia del ser ecologista).

El papel de las escuelas de negocios en un mundo finito

Partiendo de su posición de actores de cambio, las escuelas de negocios deben aceptar su papel de intermediación entre la sociedad y el mundo empresarial. Dentro de sus responsabilidades no está solo la formación para las competencias profesionales o mejorar intelectual y personalmente a los trabajadores, sino que también deben incluir contenidos que prioricen la sostenibilidad de las empresas, porque vivimos en un mundo finito, con recursos limitados.

Frente a esta realidad, encontramos a veces en el mundo empresarial afirmaciones como “La producción de energía no es nuestro modelo de negocio, a mí tráigame energía barata”, o que “la economía verde no es rentable”. Este tipo de afirmaciones pone en evidencia a las personas que las utilizan, bien por desconocimiento o bien porque tengan otros intereses propios diferentes a los intereses de la mayoría. La realidad es que la economía verde es un nicho rentable y poco explotado por las PYME, las cuales forman más del 90% del tejido productivo de España.

Por tanto, desde la dirección de las escuelas de negocios se debería de priorizar la inclusión de contenidos acordes a las necesidades del mundo en el que vivimos. El cuidado del medio ambiente, la reducción de emisiones de CO2 y de otros gases contaminantes, son temas de enorme interés para la sociedad debido a la gran contaminación en la que vivimos y al ineludible calentamiento global. Además, todo esto es ya una prioridad de la mayoría de los países como así lo demuestra la firma del Acuerdo de París (COP21).

En la mayoría de las escuelas de negocios, para poner en valor los conocimientos adquiridos, se utiliza la metodología del método de casos. Este es un modo de enseñanza en el que los alumnos aprenden sobre la base de experiencias y situaciones de la vida real, lo que les permite construir su propio aprendizaje en un contexto realista. Como mostraremos más abajo, siguiendo esa metodología se pueden encontrar infinidad de casos reales, en el día a día de cualquier empresa, que se podrían usar como casos de estudio de distintas soluciones para la mejora continua en la gestión de todo tipo de recursos (energéticos, hídricos, materiales, humanos…).

Ideas para mejorar el aspecto medioambiental de las escuelas de negocios

Efectivamente, hay multitud de ideas y casos de estudio “verdes” que pueden y deben estudiarse en las escuelas de negocios, no sólo por RSE o reputación corporativa, sino por rentabilidad económica y por simple ética. Vamos a enumerar aquí brevemente solo algunas ideas que demuestran que hay mucho que aprender:

1. Gestión de recursos: Energía, agua…

2. Compras y transporte

3. Política y economía empresarial responsable/sostenible

Finalmente, es necesario reconocer la ecología como sinónimo de riqueza y el que no lo pueda aceptar así, que cuente todo su dinero sin respirar.

Por un nuevo modelo energético más justo.

Seguro que te interesará también:

Publicado en Economía, Educación, Energía y Contaminación, Industria, Pensamiento antisistema, Sostenibilidad, Transporte | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Proyecto AVIN: conservar nuestras golondrinas, aviones y vencejos (aves insectívoras)

Aitor Mora Solano, @proyectoavin

Golondrina en vueloEl Proyecto de Conservación AVIN busca la protección de las especies de golondrinas, aviones y vencejos de manera local, en nuestros pueblos. Nació como una pequeña idea de activismo ante una situación que empieza a ser común en las aves ligadas a medios agrícolas y urbanos: un descenso acusado en sus poblaciones. Por ejemplo, la golondrina común ha sufrido un declive del 30% en la última década.

En 2014 se declaró a esa especie Ave del Año por la organización SEO/Birdlife, y fue entonces cuando surgió el proyecto. Gracias a la difusión que le dio Nicolás López, responsable de la conservación de especies amenazadas en la ONG, llegó a otros lugares de España. Distinguen vencejos, golondrinas y aviones comunes.Tras casi dos años después de su publicación, hemos llegado a 9 provincias: Huesca, Zaragoza, Segovia, Ávila, Ceuta, Sevilla, Cáceres, Madrid y Castellón. Y somos 13 personas las que luchamos por la conservación de estas aves en el proyecto.

Durante el primer año nos centramos en desarrollar los aspectos más importantes del proyecto, que se resume en cuatro líneas de actuación:

  1. Evitar la destrucción de sus nidos. La difusión y concienciación son los aspectos más importantes que se pueden realizar para proteger estas aves, porque existe una gran indiferencia generalizada sobre las leyes que protegen estas aves y la importantísima labor insecticida que realizan.Cajas nido para golondrinas, vencejos o aviones comunes.
  2. Proporcionar lugares adecuados para anidar. Se incluye cualquier actuación con el fin de facilitar la reproducción de estas aves, como por ejemplo colocar nuevos nidos.
  3. Seguimiento de poblaciones. Para conservar cualquier especie es necesario saber su tamaño poblacional y la tendencia de esta a lo largo del tiempo. También es importante recopilar información sobre su fenología (relación con el clima), que posteriormente se manda a SEO.
  4. Recuperar y liberar pollos caídos. Los pollos que nos encontramos son recuperados hasta que finalmente se pueden liberar. No somos ningún centro de recuperación, por lo que este trabajo es exclusivo de cada persona.

Con el poco tiempo que llevamos con el proyecto hemos conseguido muchas cosas, como por ejemplo:

  • Estamos realizando un importante trabajo de difusión en ciudades como Zaragoza donde en prácticamente todos los edificios con nidos se ha dejado una carta informando de su estatus legal.
  • El ayuntamiento de Binéfar (Huesca) ha aceptado el proyecto editando mil folletos repartidos en el pueblo, y dando la oportunidad de dar charlas en la “Semana de la Sostenibilidad”.
  • También se han impartido varias charlas en colegios de educación primaria y se está colaborando con el instituto IES Sierra de San Quílez (Binéfar) elaborando un proyecto de fabricación de cajas nido para vencejos.
  • Se consiguió que una empresa instalara cuatro nidos de avión común tras su derribo en unas obras de rehabilitación.
  • También hemos terminado los primeros censos de avión en la comarca oscense de La Litera (2.966 parejas en 2016) y en la ciudad autonómica de Ceuta (unas 50 parejas).

En resumen, es muy fácil movilizarse y hacer algo por ayudarlas. Creemos que gente con ganas de hacer cosas, pueden hacerlas. Y todo el que se quiera unir con nosotros será bien recibido.

Escribidnos a:   proyectoconservacionavin@gmail.com

Te puede interesar leer también:

Publicado en Animalismo, Buenas noticias, Denuncias, Medio Ambiente, Noticias de España, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Ayudas agrarias y la PAC: Por una agricultura más sostenible y resiliente

Carmen Molina @CarmenMolina_Q,
diputada de EQUO por Málaga en el GP de PODEMOS Andalucía

Chiste sobre las subvenciones que se llevan los ricos, los que no las necesitan.Sobre la Política Agraria Comunitaria (PAC), lo primero que conviene enfatizar, aunque pueda parecer obvio, es que estamos refiriéndonos a POLÍTICAS que se enmarcan en el espacio EUROPEO y que pretenden ser COMUNES. No se trata solo de dinero a repartir entre los agricultores y ganaderos que cumplan ciertos requisitos, sino que es algo bastante más serio y con mayores implicaciones para la sostenibilidad de nuestras sociedades actuales y venideras.

Después de dejar claro esto, habrá que convenir que no es la primera vez que las subvenciones europeas agrícolas van a parar a manos de grandes corporaciones multinacionales que hacen de intermediarios en la cadena de valor de las producciones agrícolas. Esto tiene consecuencias que afectan, tanto a los pequeños agricultores, que a duras penas sobreviven en la precariedad a la que se ven sometidos por esta falta de apoyos, así como al deterioro ambiental que generan las explotaciones agroindustriales intensivas. Todo esto acarrea que agricultores y ganaderos abandonen progresivamente su actividad, a causa de la falta de expectativas, de manera que no está habiendo relevo generacional en una actividad tan importante como la producción de alimentos. Una conclusión a la que llegamos en la jornada organizada por Primavera Europea en el Parlamento Europeo fue categórica: Los agricultores europeos son una especie en vías de extinción si no se toman las medidas necesarias para remediarlo.

Los beneficiarios en España de las ayudas europeas asociadas a la producción las reciben personas u organizaciones que forman parte de las mayores fortunas del país. Y, eso, teniendo en cuenta que la PAC se creó para mejorar la productividad agraria y garantizar a los agricultores de la UE una vida razonable. No parece que estas corporaciones necesiten ayudas, y más teniendo en cuenta que controlan los dos extremos de la cadena, esto es, exigen a los agricultores cumplir determinados requisitos de supuesta calidad, aspecto, calibre… que obliga a estos a producir por encima de lo que esperan vender, sabiendo que tendrán que deshacerse de casi un tercio de lo que producen (lo que es un despropósito) y asimismo, por el otro extremo de la cadena, deciden lo que el consumidor final va a consumir, en qué formato y con qué características.

Da la impresión de que no ha habido, ni hay, una línea estratégica clara desde el MAPAMA (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente) ni tampoco desde las autonomías respecto al modo de incentivar nuestro sector agrario, tan maltratado desde el punto de vista de la defensa de los principales actores, que son los agricultores y ganaderos que mantienen, cuidan y preservan nuestros recursos.La agricultura ecológica es la única que nos permitirá ser sostenibles.

La PAC debe enfrentarse a desafíos como la soberanía alimentaria (que no seguridad alimentaria), el cambio climático, la gestión sostenible de los recursos naturales y el mantenimiento de una economía rural viva. Para ello, el marco que parece más adecuado en aras del interés común de los ciudadanos europeos está bien definido por la expresión “SOBERANÍA ALIMENTARIA” que no “SEGURIDAD ALIMENTARIA”. Esto es así porque más allá de la trazabilidad que queramos tener sobre los productos agrarios y de garantizar el sustento de la población, lo que es crucial, tanto para la economía como para la sostenibilidad de la vida, es garantizar que los territorios sean soberanos para alimentarse a sí mismos, sin tener que producir para los grandes mercados globales en manos de especuladores financieros, a costa de poner en riesgo su autoabastecimiento de alimentos básicos. Por ello, la mejor inversión de las ayudas agrícolas debería estar orientada a promover una agricultura con criterios que garanticen el futuro del sector (donde se constata el envejecimiento y falta de relevo generacional como ya se ha dicho) y que consideren que los agricultores son los que mantienen y cuidan los tres recursos más amenazados a nivel global por la actividad agrícola: agua, suelo y biodiversidad.

El primer pilar de la PAC (pagos directos y regulación de mercados) mantiene cerca de un 75% del presupuesto, con criterios claramente productivistas y de globalización agroalimentaria. Las ayudas directas se vinculan a la superficie de cultivo, dejando fuera a la ganadería, a determinados agrosistemas extensivos y a importantes cultivos. La definición de “agricultor activo” —el sujeto susceptible de recibir ayudas— se ha definido en el Estado Español como aquella explotación en la que las ayudas suponen menos del 80% del total de sus ingresos agrarios. El 30% de estos pagos, condicionado a ciertas pautas de manejo sostenibles (“greening”), se ha definido de forma demasiado laxa, y se concede directamente a las fincas menores de 15 ha. y cultivos arbóreos, y también a la producción ecológica. La percepción de los pagos directos, además, no exige el cumplimiento de las directivas marco de agua o de contaminación por pesticidas.

El segundo pilar de la PAC (Desarrollo rural y medidas agro-climático-ambientales) se redactó de forma tal, que los principales gastos se pueden destinar a infraestructuras agrarias (en España se ha destinado principalmente al regadío) y a la modernización de explotaciones (inversiones en maquinaria y otros). Esto es así porque es mucho más fácil hacer infraestructuras y comprar tractores que se ven rápido y tienen rédito electoral, que dinamizar proyectos de grupos de desarrollo rural con vistas a conseguir un sistema de producción más sostenible y resiliente. Eso no se ve en el corto plazo y no da réditos electorales, por lo que es fácil que salga perdiendo.

La PAC y la Agricultura ecológicaEl MAPAMA ha pretendido dejar sin fondos los proyectos piloto de la Red Rural Nacional, que generaron provechosos resultados en periodos anteriores. Habría interesantes oportunidades si se apostase decididamente por los circuitos cortos de comercialización, por apoyar y facilitar la conversión a agricultura ecológica, cuidadosa con el entorno, el apoyo a la ganadería extensiva, la introducción de agrobiodiversidad local, o el apoyo a otras formas de manejo sostenibles.

Tampoco las cuestiones de género son un criterio en la distribución de estas subvenciones. En el caso de España, las cifras ponen de manifiesto la falta de visibilidad del importante papel de las mujeres en el mundo rural, ya que el 67% de la titularidad de las tierras pertenece a hombres. Es, por tanto, necesario incluir criterios que favorezcan la equidad en la concesión de subvenciones para conseguir reducir la desigualdad que sufren las mujeres en el ámbito rural.

La PAC es una de las políticas más criticadas de la UE. Por ello, la próxima revisión de la PAC tiene que servir para orientar el modelo agrícola europeo hacia una mayor sostenibilidad y equidad. En particular, es necesario que las subvenciones e inversiones vayan destinadas principalmente a la agricultura y ganaderías ecológicas, extensivas y familiares, y en pro de los bienes comunes y de la soberanía alimentaria. Una política agraria orientada a los pequeños y medianos productores, contribuiría además a fijar población en las zonas rurales, evitando el despoblamiento del que adolecen pueblos y regiones en España.

Por otro lado, es imposible repensar la política agraria sin tener en cuenta el gran reto de este siglo XXI, el cambio climático. Es realmente urgente invertir en una agricultura resiliente, clave para garantizar la soberanía alimentaria, especialmente por el importante rol que juega la agricultura en la mitigación y adaptación al cambio climático.

Todos estos retos son importantes y urgentes. Esperemos que en la próxima PAC, que comienza a debatirse ahora, el abordaje y solución de estos retos consiga el enfoque y los consensos necesarios.

Puede que te guste también:

Publicado en Agricultura, Denuncias, Noticias de España, Noticias del Mundo, Sostenibilidad | Etiquetado , , , , , , | 3 comentarios

La caza tiene impactos muy graves: #LaVerdadDeLaCaza

Roberto Oliveros, de @ecologistas
Área de conservación de la naturaleza, Ecologistas en Acción

Con la caza no sólo sufren los animales cazados.

En la caza (actividad cinegética) no sólo sufren los animales cazados.

En diciembre de 2016, el área de conservación de la naturaleza de Ecologistas en Acción presentó el informe “El impacto de la caza en España” y el documento divulgativo “7 verdades sobre el impacto de la caza en España”. Su objetivo es aclarar los impactos de la caza sobre la biodiversidad de este país y sobre el equilibrio ecológico de sus ecosistemas, así como otros efectos negativos relacionados con las molestias y riesgos que la caza genera a los ciudadanos que usan el medio natural, por no mencionar el escaso respeto al bienestar animal en todas las modalidades de caza, la cuales extienden su impacto en más del 80% del territorio nacional.

Para argumentar las conclusiones del informe, se ha recurrido a la compilación de más de 80 citas bibliográficas emanadas de diferentes estudios técnicos, artículos científicos, tesis doctorales, datos oficiales y datos publicados en diferentes medios.

En España, la caza se ha convertido  en un modelo de negocio basado en proporcionar a una minoría de la población la posibilidad de “recrearse” matando animales de especies silvestres. En este modelo lo que prima es obtener el mayor beneficio económico posible, aún a costa de generar impactos más o menos reversibles pero siempre graves sobre la biodiversidad y el equilibrio de los ecosistemas ibéricos. En 2013 fueron expedidas 848.243 licencias y cada año hay menos cazadores. Sin embargo, el sector en su conjunto se ha ido fortaleciendo como lobby social y económico (representado en entidades como la Oficina Nacional de Caza, APROCA o ATICA) con un notorio afán mercantilista.

En España, debido al impacto directo de la caza y todo lo que la rodea, mueren cada año no menos de 25 millones de animales pertenecientes a especies cinegéticas y no cinegéticas. En esta cifra no se considera la pérdida de biodiversidad derivada de los efectos indirectos de la caza por alteraciones en los hábitats, lo cual afecta a todo tipo de especies silvestres, incluidas muchas de las amenazadas. Aunque este último dato no es conocido, debe ser igualmente del orden de millones.

El parany es una forma cruel e ilegal de cazar pajarillos llenando de pegamento las ramas donde se posan.

El parany es una forma cruel e ilegal de cazar pajarillos llenando de pegamento las ramas donde se posan.

El impacto sobre la biodiversidad lo propician tanto las modalidades reglamentadas  (caza mayor, caza menor, control reglado de depredadores, silvestrismo, caza de la perdiz con reclamo, media veda y cetrería) como aquellos otros métodos que son considerados ilegales (por su escasa o nula selectividad, o por su alta eficacia). En este último caso, nos estamos refiriendo al impacto de actividades que, lamentablemente, aún se hallan presentes en nuestros campos, como el silvestrismo, el empleo de cebos envenenados, el parany o las muertes ocasionadas por disparo sobre especies no cinegéticas o sobre especies cinegéticas durante épocas no hábiles.

Algunas de las actividades relacionadas con la caza (como el uso de venenos, el empleo de diferentes métodos de control de depredadores, la cetrería o el disparo directo) han tenido y tienen que ver con la práctica extinción de especies tan emblemáticas como el lobo ibérico, el oso pardo, el lince ibérico, el quebrantahuesos, el águila imperial, el águila perdicera o el milano real, todas ellas declaradas en peligro de extinción.

La caza intensiva y comercial, tanto en la modalidad de mayor como en la de menor, supone graves desequilibrios en los ecosistemas. La sobrepoblación de ungulados en las fincas de caza mayor, buena parte de ellas rodeadas por vallados, simplifican la biodiversidad vegetal de nuestros montes. Además, es una de las primeras causas de expansión de enfermedades como la tuberculosis, de impactos no deseados (ni siquiera para el mismo sector cinegético) como la regresión de las poblaciones de perdiz roja o el incremento de la accidentalidad derivada de colisiones de piezas de caza con vehículos en las carreteras que circundan los cotos. La intensificación de la caza de la perdiz en cotos, que más bien parecen granjas, funciona como coadyuvante para la aparición de efectos nocivos sobre nuestra biodiversidad. Por ejemplo, con la introducción de híbridos en los ecosistemas (de perdiz autóctona con chukar) se pierde la pureza genética de los ejemplares autóctonos y se incrementa la presencia de depredadores.

También se ha propiciado la propagación de especies exóticas y/o invasoras como el arruí, el muflón o la codorniz japonesa. La presencia de estas especies se traduce en notables pérdidas de la biodiversidad autóctona, daños económicos e incluso sobre la salud pública.

Para la mayoría de los expertos, la destrucción y alteración de los hábitats es el factor de riesgo más importante de extinción de especies y en ello influye decisivamente la fragmentación y el denominado “efecto barrera”, debido a la proliferación de vallados cinegéticos y la apertura de tiraderos y pistas en fincas de caza mayor y menor. Por otra parte, la intensificación de la actividad venatoria determina que en la mayoría del territorio (el 80% del total) se caza prácticamente todo el año, vulnerándose así los más mínimos principios de sostenibilidad, pues interfieren en la época de reproducción de especies silvestres.

Ni siquiera nuestros espacios naturales más representativos, los parques nacionales, escapan al influjo de la actividad cinegética. En la actualidad, y por las presiones que sobre las administraciones ejerce el lobby cinegético, aún es posible la caza en los parques nacionales de Cabañeros y Monfragüe, a pesar de que, según la vigente Ley de Parques Nacionales, la caza es considerada como una actividad incompatible con la conservación de los ecosistemas, debido a los notables y evidentes impactos que produce sobre la biodiversidad.

La caza no sirve para gestionar la fauna ni para controlar sobrepoblaciones. El lobby cinegético emplea reiteradamente el argumento de que su actividad se justifica como un elemento esencial para el control poblacional de especies (como el ciervo, el jabalí, el corzo, la cabra montés, el arruí o el muflón) que supondrían —de no practicarse la caza— un severo riesgo para la agricultura y la conservación de nuestra diversidad botánica. Este argumento resulta demagógico, pues es precisamente la caza la que propicia la reproducción excesiva de todas estas especies (a través de la alimentación suplementaria, la construcción de bebederos artificiales, la disposición de bolas de sal en el monte, la presencia de vallados cinegéticos, la selección de la relación intersexual o la suelta directa de ejemplares de interés cinegético).

Como se ha puesto en evidencia al recabarse multitud de casos, el modelo de caza actual es proclive a crear situaciones irregulares en todo lo relativo al corte de caminos públicos, vías pecuarias y aprovechamiento preferente de montes de utilidad pública e incluso, de los parques nacionales, en los que la conservación y el uso público del espacio natural deben ser preponderantes. Es evidente e inevitable que la actividad cinegética supone muchas y variadas interferencias (molestias, riesgo para la vida…) con cualquiera de las múltiples actividades que los no cazadores desempeñan en el medio natural (senderismo, cicloturismo, recogida de setas, apicultura, ecoturismo, fotografía, educación ambiental…). De hecho, un promedio de 28 personas mueren cada año en incidentes que tienen que ver con el empleo de armas de fuego durante la práctica de la caza. Hay muchos cazadores que no respetan las zonas y distancias de seguridad, que no comprueban debidamente hacia qué dirigen su disparo, o no tienen la destreza mínima para empuñar un arma, sea por edad, por embriaguez o por cualquier otra circunstancia que disminuya su aptitud física.

La caza no favorece el desarrollo rural, pues perjudica a otras muchas actividades. Entre todas las modalidades deportivas que se practican en España, hasta el 54,5% de sus practicantes pudieran verse afectados negativamente por el ejercicio de la caza, la cual, según el Anuario de Estadísticas Deportivas del año 2015, solo se ve representada por un 2,6% del total de deportistas. Si se considera además que en 2010 la población total española era de 47,02 millones de personas (según el INE), se llega al escandaloso dato de que, tan sólo el 1,69% de la población podría estar condicionando las aficiones deportivas de hasta un 35,5% de la población española. Parece pues evidente, que la caza no solo no estaría favoreciendo el desarrollo del medio rural, sino que estaría además limitando las posibilidades futuras de desarrollo de los entornos más deprimidos económicamente, ya que mientras el número de cazadores ha disminuido en las últimas décadas, el resto de actividades que se desarrollan en el medio natural vienen experimentando un crecimiento muy apreciable.

Cada año en España, decenas de miles de galgos son ahorcados, arrojados a pozos y cunetas como desechos de la caza.

Cada año en España, decenas de miles de galgos son ahorcados, torturados o abandonados como desechos de la caza.

La mayoría de las modalidades de caza no respetan los principios más elementales del “bienestar animal ni siquiera con animales que, aunque tienen carácter doméstico o han nacido en cautividad, son empleados de diferentes maneras en diversas modalidades (caza con galgos, cetrería, silvestrismo, tiro de pichón o codorniz, caza del zorro con perro de madriguera, caza con hurón, etc.). Tampoco las especies objeto de caza escapan a situaciones de maltrato, al estamparse ciervos y jabalís contra los vallados cinegéticos en huidas desesperadas para ser a continuación lentamente masacrados en muertes agónicas cuando son apresadas por las jaurías de las rehalas.

En resumen, la caza en España requiere una profunda reflexión en el seno de nuestra sociedad, y en especial, en aquellos grupos que ostentan el poder legislativo. Sólo de este modo los intereses de la mayoría de la población serán una realidad para las generaciones futuras, en el sentido de garantizar la sostenibilidad de los sistemas naturales, el disfrute del medio ambiente y el respeto del bienestar del resto de los seres vivos que comparten con nuestra especie este fantástico e insólito planeta. Por ello, Ecologistas en Acción remitirá y discutirá con los grupos políticos con representación parlamentaria todos los documentos elaborados al efecto para que cada uno se retrate como quiera en aras de hacer, entre todos, un mundo mejor.

NOTA: Para protestar por los continuos ataques que está sufriendo el lobo ibérico en España, hay convocada una macro-manifestación el Domingo 12 de Marzo en Madrid.

Más información sobre la caza, los animales y la biodiversidad:

Publicado en Animalismo, Biodiversidad, Denuncias, Maltrato animal, Medio Ambiente, Noticias de España, Sostenibilidad, Zonas protegidas | Etiquetado , , , , | 3 comentarios

No desprecies el sol: Situación del autoconsumo y porqué debemos fomentarlo en España

Paneles solares para autoconsumo: Energía limpia y barataEl gobierno de España desprecia el sol. No hagamos nosotros lo mismo. La ley debe cambiar pronto, pero incluso aunque no cambie, merece la pena instalar unos pocos paneles solares pues no hay “Impuesto al Sol” para menos de 10 Kw.

Sin duda, el nuevo panorama político hará cambiar la ley para favorecer el autoconsumo solar. El actual gobierno de España es contrario al autoconsumo solar, porque es una fuente de energía cuya materia prima es GRATIS y ACCESIBLE para todos. Aprovechar el sol tiene inmensas ventajas para España (aunque no sea rentable para sus amigos de las grandes eléctricas), como son: mayor eficiencia de la red eléctrica (el 14% de la energía se pierde en su transporte), menores costos en generar la energía y en crear y mantener redes de transporte, menor dependencia de energías fósiles exteriores, menor contaminación, más salud…

¿Qué implica poner paneles solares en mi vivienda o negocio?

La instalación de paneles solares es muy sencilla.La instalación de paneles solares es muy simple y relativamente barata (depende de cuánta potencia queramos instalar). Si tienes tejado o un espacio soleado, poner unos paneles es fácil y empezarás a ahorrar electricidad desde el primer día. Los paneles solares producen electricidad y la inyectan en tu instalación eléctrica para que la consuma tu casa, sin depender del suministro exterior.

Si en algún momento produces más de la que necesitas, puedes almacenarla en baterías pero éstas son costosas y poco rentables en general, salvo que vivas aislado de la red eléctrica. Con una instalación sin baterías, si hay un día soleado y estás fuera de casa, es posible que los paneles solares produzcan en algún momento más electricidad de la que consume el hogar. Con la ley actual, ese exceso se vierte a la red en forma de regalo. Cuando esté aprobado el Balance Neto (debería estarlo pronto) la energía que se vierta podrá ser recuperada más tarde cuando el hogar la necesite (de noche, por ejemplo). El Balance Neto está aprobado en países como Alemania, Holanda, Portugal, Grecia, Italia, Dinamarca, Japón, Australia, Estados Unidos, Canadá y México, entre otros. En España no.Paneles solares, microinversor y cables, es todo lo necesario para una instalación de autoconsumo solar

¿Merece la pena instalar paneles solares?

El autoconsumo solar ya es rentable para una casa o negocio. El Balance Neto sólo hará que los paneles solares sean más rentables aún.

El famoso “Impuesto al Sol” es una barbaridad ética y ambiental. Pero la ley NO establece ningún “Impuesto al Sol” para instalaciones pequeñas, de menos de 10 Kw. Por tanto, el que quiera poner unos pocos paneles no tiene más que pagar lo siguiente:

  • Paneles, microinversor e instalación: El precio depende de la potencia que se desee instalar, pero los precios han bajado muchísimo en poco tiempo. El microinversor se instala entre los paneles y la red eléctrica. La instalación es sencilla para alguien con mínimos conocimientos de electricidad.
  • Verificación: En una instalación legalizada, la empresa de distribución eléctrica (no la comercializadora de electricidad) ha de verificar la instalación y configurar el contador eléctrico. En esto se tardan 10 minutos pero cobran unos 200 euros.
  • Otros temas: La empresa instaladora puede cobrar algo si se encarga del papeleo para registrar la instalación (y puede ser dinero bien empleado porque el sistema está pensado para que no sea fácil). Algunos ayuntamientos exigen pagar un permiso de obra. Suele ser un permiso reducido, ya que instalar un panel solar es lo más alejado al concepto de “obra” que se pueda imaginar. También puede haber subvenciones, dependiendo del momento y del lugar donde vivas. Normalmente, las empresas instaladoras saben si hay alguna convocatoria abierta y se encargan de todo el papeleo.

La garantía suele ser de 25 años al 80% (es decir, que tus paneles seguirán produciendo un 80% de su potencia, en el año 2042). Tienes más información sobre el autoconsumo y los trámites en la web del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

¿Qué pasa si no legalizo mi instalación?

La ley es tan absurda que contempla multas de hasta 60 millones (el doble de lo que se penaliza un escape nuclear). La instalación es tan simple que la mayoría de las pequeñas instalaciones no están registradas y nadie ha sido multado. No obstante, lo correcto es registrar nuestra instalación para que el sistema eléctrico cuente con ella (para predicciones de consumo, por ejemplo).

Por otra parte, los nuevos contadores, mal llamados “inteligentes”, pueden contar erróneamente como energía consumida de la red la energía que te sobre de tu instalación. O sea, si el contador no está bien configurado puede que pagues por la energía que regales. Esto lo hacen para penalizar las instalaciones no registradas, y para evitar que se instalen paneles (si instalas muchos paneles, será más fácil que te sobre electricidad en algún momento). Si tienes un contador antiguo, cuando regales electricidad solar el contador intentará ir hacia atrás, pero un mecanismo se lo impedirá. En ese caso no pagarás por lo que regales.

Otras soluciones son instalar menos potencia solar de la que gaste tu vivienda en el menor momento del día, o usar sistemas de “inyección cero” (mecanismos que evitan que la electricidad salga de la vivienda: desconectando la instalación solar cuando no haya suficiente consumo en el hogar o aprovechándola para otros fines, como calentar agua).

Entender el contador de tu casa

Contador con la lectura del consumo (código 1.18.1)Si el contador es tipo Enel (los más habituales) podrás ver estos códigos en el display:

  • Código 1.18.1: Cuando se visualiza este código, a la derecha se muestran los kilovatios hora consumidos (energía activa). Ese valor es el que aparece en la factura y es el que se usa para saber cuánto se ha consumido cada mes. Si tienes una tarifa de Discriminación Horaria (2.0DHA y 2.1DHA), este código muestra el consumo en el periodo caro (punta o P1)
  • Código 1.18.2: Si tienes una tarifa de Discriminación Horaria este código muestra el consumo en el periodo barato (valle o P2). En el display se visualizan alternativamente este código y el anterior.Código 1.28.1 para ver la energía vertida a la red por una instalación de autoconsumo eléctrico.
  • Código 1.28.1 (y 1.28.2 si tienes Discriminación Horaria): Si exportas energía activa, este código te dirá cuánta energía ha salido de tu instalación. Pero este código no se muestra directamente, sino que hay que usar el botón amarillo que hay junto al display del contador. Hay que dar una pulsación larga, una corta, dos largas y varias cortas:

Display en reposo → PL (Pulsación larga) hasta que aparece el texto: “Modo de lectura”  → PC (Pulsación Corta): “L1 CTTO1” → PL: “Actual” → PL: “1.18.1” → Luego, dar varias PC hasta llegar al código “1.28.1” (y el siguiente será el 1.28.2, si procede).

Ver nota al final para más detalles de los códigos del contador.

¿Por qué el gobierno no fomenta el autoconsumo?

El ministro de energía Álvaro Nadal ha cometido ya demasiadas barbaridades, como por ejemplo, apoyar el “Impuesto al sol” o afirmar que los españoles se tendrán que acostumbrar a pagar más por la electricidad. Es sorprendente que el ministro prefiera que los ciudadanos nos acostumbremos a pagar más, en vez de hacer políticas que reduzcan el precio de la electricidad, tales como favorecer las renovables y recuperar para el Estado las hidroeléctricas (las cuales cobran un 600% más que sus costes usando un recurso público como es el agua).

Nadal y su ministerio presentaron un informe sobre autoconsumo incompleto, sin rigor y claramente falto de objetividad. En palabras de Frederic Andreu, el informe de la Secretaria de Estado de Energía “intenta de manera desvergonzada demostrar el sobrecoste económico que el autoconsumo supone para las arcas del Estado”. Otros estudios concluyen que el gobierno miente por más de 200 millones de euros.

La triste realidad es que el gobierno no tiene como prioridad defender los derechos de los ciudadanos, ni reducir la contaminación. Resulta evidente que este gobierno está más interesado en que las empresas eléctricas ganen mucho. Las puertas giratorias giran a favor de los miembros del gobierno y de sus amigos, que se van colocando en empresas energéticas. Pero la gente está cansada de todo eso. El clamor del pueblo por el Balance Neto y por las renovables dará sus frutos.

Te puede interesar:

NOTAS:

  • Los tres números de los códigos del contador significan, respectivamente: Contrato (por si hubiera varios), Concepto y Periodo (habrá dos en caso de discriminación horaria y aparece marcado con un asterisco el periodo actual). Además de los dos conceptos comentados, hay otros muchos tales como el exceso de potencia (12), maxímetro (16), energía reactiva (58), potencia contratata (135)…
  • Este artículo se publicó originalmente en El Salmon Contracorriente, y tuvo algunos comentarios interesantes.
Publicado en Buenas noticias, Energía Sostenible, Energía y Contaminación, Medio Ambiente, Noticias de España | Etiquetado , , , , , , , | 7 comentarios