Carro de Combate, Consumir es un Acto Político: Un libro para ir de compras responsables

Libro sobre consumismo, y derechos sociales y ambientales.El proyecto Carro de Combate pretende informar sobre el origen de los productos que consumimos y sus consecuencias sociales, ambientales y también para la salud. Con este objetivo, Laura Villadiego y Nazaret Castro publican el libro “Carro de Combate: Consumir es un Acto Político” (Clave intelectual, 2014) resaltando algunos detalles de la maraña que supone el consumo/comercio a nivel mundial. Añadimos este libro a nuestra lista de libros interesantes.

El consumidor tiene, sin duda, responsabilidad en ello. Cada compra supone apoyar toda la cadena que ha permitido que ese producto llegue a nuestras manos. La responsabilidad muta a culpabilidad cuando conocemos las consecuencias de una compra concreta. Por eso, el objetivo del libro es informar y hacer que la gente cambie su forma de consumir. Pero sin duda, otro objetivo es que esos cambios sean suficientes para forzar a que sean los gobiernos los que impidan, entre otras, las consecuencias a las que nos referiremos a continuación. Como ciudadanos no podemos ser conscientes de todo lo que implica cada una de nuestras compras: Debemos construir un sistema que garantice que los productos que llegan al mercado sean éticos y seguros: ¿Es difícil ser un consumidor responsable?

El consumo genera daños ambientalesPlatón consideraba la pleonexia como una enfermedad (apetito insaciable de cosas materiales). Sin embargo, hoy en día esa enfermedad afecta, no sólo a quien la padece, sino además a personas, animales y cosas que pueden estar muy lejos, como veremos a continuación. Y es que, cada cosa que compramos requiere materias primas (agrícolas, minerales y energéticas) y eso tiene unas con-se-cuen-cias. La FAO advierte que la compra-venta de materias primas atrae (en los mercados de futuros) a  inversores que no están interesados en esas materias, sino en ganar dinero especulando. Así, consiguen subir el precio de los alimentos básicos, generando graves daños, pero consiguiendo enormes beneficios sin apenas aportar nada.

Vamos a repasar muy brevemente, algunos de los productos que se analizan en el libro, y algunas de sus implicaciones:

  1. Azúcar: Aparece con distintos nombres (dextrosa, glucosa, maltosa, dextrano, jugo de caña…) y está presente en muchos productos que no sospechamos que lo llevan. La producción de azúcar implica, por ejemplo, abusos laborales en países tropicales; pagan tan poco a los trabajadores que no interesa la mecanización del sector. Además, este monocultivo extensivo degrada la tierra y en el proceso de refinado contamina con productos químicos que provocan enfermedades y crisis alimentarias por la muerte de peces y plantas. Otros edulcorantes (sacarina, aspartam0…) son posiblemente malos para la salud. Un edulcorante más natural es la estevia, una planta fácil de cuidar cuyas hojas endulzan sin efectos secundarios (en su versión natural, no sintética).
  2. Aceite de palma: Carro de Combate quiere investigar más sobre este producto, que ya es obligatorio especificar en las etiquetas (antes sólo se ponía “aceite vegetal”). Se usa para infinidad de cosas, desde chocolates, galletas, o bollería, hasta cosméticos. Se planta en países tropicales, como Indonesia y Malasia, donde se han quemado bosques enteros para plantar estas palmeras que, además, requieren gran cantidad de agua (el doble que los cítricos). Es famoso el impacto sobre los orangutanes, que se están quedando sin selvas por esta causa. También se han documentado casos de abusos laborales y explotación infantil. Se usa como sustituto barato de mantequilla o margarina, pero tampoco esas opciones son saludables (lo mejor es el aceite de oliva crudo). Aprende más sobre este producto en este artículo de BlogSOStenible.
  3. Soja: La mayoría de la soja mundial es transgénica (OMG), lo cual implica abusos en herbicidas y pesticidas que son muy nocivos para la salud humana y de los ecosistemas. En la UE se usa principalmente para alimentación del ganado, sin que sepamos las consecuencias. También se usa para fabricar agrocombustibles y para alimentación humana (algunos vegetarianos valoran sus proteínas). En países como Argentina y Paraguay la soja ocupa ya el 60% de la tierra cultivable y la empresa Monsanto controla el 90% de la soja transgénica del mundo. El glifosato de esa empresa es un potente tóxico y cancerígeno según la OMS, culpable de la pérdida de biodiversidad, desequilibrios ecológicos y malformaciones genéticas.
  4. Maíz, choclo: Es el otro gran cultivo transgénico de Monsanto. Lo peor del maíz transgénico, es que su polen viaja por el viento contaminando cultivos naturales. España es el bastión de los transgénicos tras ser prohibidos en casi todos los países de la UE. Por ahora, es obligatorio especificarlo en la etiqueta, pero el polémico tratado conocido como TTIP podría cambiar eso.
  5. Café: Como ya denunció Eduardo Galeano, el café genera más dinero en los países ricos que en los países productores. El precio que se paga a los agricultores lo controlan grandes corporaciones y se multiplica por 300 al llegar al consumidor final, obteniendo grandes beneficios los intermediarios. Esto genera pobreza en los países productores, mano de obra infantil, abusos… y como en todo monocultivo, también abuso de pesticidas y herbicidas, degradación de suelos y contaminación del agua. Hay que sumar, la contaminación del café descafeinado por los productos químicos que requiere. Y también, el excesivo uso de envases desechables como vasos y el aluminio de las cápsulas de café (con gran incremento en el precio). Desde hace años existe café de comercio justo.
  6. Cacao: Vinculado a Costa de Marfil, país que cultiva el 40% del cacao mundial, los problemas del cacao son similares a los del café: deforestación, esclavitud infantil… Para más datos léase esta denuncia a Nestlé por no hacer nada y beneficiarse de la situación. Ante tan graves problemas, se debe optar por chocolates de comercio justo o por productos de algarrobo, una planta de sabor similar al cacao, menos grasa, y que no requiere azúcares añadidos.
  7. Carnes: A pesar del incremento en su consumo, su producción tiene graves problemas (contaminación, excesivo uso de comida para alimentar ganado, maltrato animal…), que se resumen en estos vídeos breves y que generan un aumento del vegetarianismo. Recientemente la OMS ha marcado como cancerígenas ciertas carnes, pero los gobiernos quitan importancia porque producen empleo.
  8. Atún: Es una industria con bastante fraude, denunciado por GreenPeace, y también con explotación laboral tanto en buques atuneros, como en fábricas de enlatado en Tailandia, por ejemplo. El proceso de enlatado contamina mucho si no se hace adecuadamente y, en todo caso, consume muchos recursos minerales y energéticos. Por eso, son muchos los que piden dejar de comprar atún en lata. Como en todos los peces carnívoros, la concentración de mercurio en el atún ha hecho que se desaconseje comer en exceso, especialmente el atún rojo para mujeres y niños.
  9. Frutas: El impacto de la fruta depende de cómo se produzca y de dónde venga. No es sostenible consumir frutas producidas a miles de kilómetros de distancia. Lo mejor es consumir productos locales, ecológicos y de temporada.
  10. Huevos: Como todos los productos de origen animal, es muy posible que tengan detrás contaminación y maltrato animal. En el caso de los huevos, es obligatorio que tengan en la cáscara un número, y sólo debemos consumir huevos cuyo número empiece por 0 (ecológicos) ó 1 (camperos). Los demás tipos de huevos son de gallinas criadas en condiciones muy duras, sin ver el sol, y además sus huevos son menos saludables (tienen más colesterol, menos vitaminas A y E, menos grasas omega-3…). En algunos países ya está prohibido que las gallinas vivan en jaulas (Alemania, Suiza, Austria, Países Bajos…).
  11. Agua: Se consume más agua de forma indirecta que directa. Es lo que se conoce como huella hídrida, y los productos con mayor huella hídrica son las carnes, el algodón y el papel. Lo más grave es cuando se bebe embotellada, como denunció  Annie Leonard en su famoso vídeo.
  12. Refrescos de agua carbonatada y azúcar: Las que algunos llaman exóticas bebidas ultra-azucaradas, se relacionan con enfermedades como la obesidad y la diabetes tipo 2. Las bebidas energéticas pueden generar problemas cardíacos. Además tienen graves impactos ambientales. Entre los más importantes está el consumo de agua: A veces toman el agua de acuíferos generando conflictos con las poblaciones locales y vierten sus aguas sin depurar. Para fabricar 1 litro de refresco, pueden necesitarse más de 2 litros de agua. A eso hay que sumar el enorme impacto de los transportes y los envases. Para este último problema la solución puede estar en el sistema SDDR, pero algunos gobiernos no están interesados.
  13. Ropa: Se compra en exceso, sin necesidad, por cuidar la imagen social y el estatus. En rebajas, se rebaja el remordimiento, pero los costes los paga alguien al otro lado del mundo: “Romper con esa ideología consumista es, tal vez, el mayor gesto de activismo político que podemos ejercer como consumidores“. En lejanos países las empresas pagan entre el 0.6 y el 5% como mucho del precio de la ropa. El derrumbe del edificio Rana Plaza en Bangladesh hizo subir el salario mínimo a 50€, y tal vez por eso la industria empieza a irse a África. Inditex es una empresa muy criticada por sus malas prácticas en lejanos países, pero quizás por eso su creador, Amancio Ortega, llegó a ser el más rico del mundo. El libro resalta el cultivo de algodón como un gran consumidor de agua que ha secado hasta el que fue el gran mar Aral, y como uno de los cultivos que más productos químicos usa, y que también utiliza a menores de edad. Unos pantalones vaqueros necesitan casi 7.000 litros de agua (gran huella hídrica), a lo que se debe sumar la contaminación de su tintado, y las posibles malas prácticas laborales (con el sandblasting, por ejemplo). Un informe de Setem Ropa Limpia concluye que ninguna de las 50 compañías líderes del sector textil (Inditex, Mango, Desigual…) pagan salarios dignos, y sus empleadas (mujeres en su mayoría) no pueden salir de la pobreza, o trabajan en semiesclavitud (viven en talleres clandestinos, con jornadas de 14 horas, sin unas mínimas condiciones de higiene y seguridad). Hay certificados, como la etiqueta Ecolabel de la UE, pero no son muy conocidas.
  14. Cosméticos/Detergentes: Son sectores que consumen muchos productos químicos que afectan al medio ambiente, a trabajadores, y al que los usa, especialmente a los que pasan horas usando el producto (peluqueros, esteticistas…). El libro expone 12 de los químicos más peligrosos: tóxicos, disrruptores hormonales, contaminantes… Menos del 20% de esos químicos han sido analizados (hay un vídeo breve muy interesante sobre esto, de la genial Annie Leonard). Aunque algunas leyes han limitado los productos peligrosos (por ejemplo, los fosfatos que provocan eutrofización), siguen provocando graves problemas, además del impacto de tanto transporte. Hay productos muy buenos para limpieza y muy baratos o fáciles de hacer: jabón casero fácil, vinagre, bicarbonato, limón…
  15. Electrónica: Una industria con graves problemas sociales y ambientales en toda su cadena (extracción de minerales, transporte, ensamblaje, residuos…). Un móvil requiere hasta 30 minerales diferentes y su minería genera terribles problemas: deforestación, contaminación, trabajo infantil, explotación laboral… El caso del coltán en El Congo es famoso, pero hay conflictos también en China y otros países. Un informe de Oekom apunta a los fabricantes de teléfonos como las empresas menos éticas. Al igual que el sector textil, utilizan la subcontratación de empresas para eludir sus responsabilidades. La basura electrónica termina muchas veces en países pobres a pesar de estar prohibido este tipo de exportación. El libro expone un buen conjunto de alternativas más justas.
  16. Plásticos:El derroche de plásticos es incomprensible si se tiene en cuenta que el petróleo es un recurso finito que requiere de una extracción muy contaminante, y que los desechos son un problema creciente“. Por culpa del plástico se contaminan tierras y mares (tarda cientos de años en biodegradarse), mueren cientos de animales (en un estudió se reveló que el 80% de especies marinas tenían plástico en sus estómagos), por no hablar de los productos tóxicos que incluye (el PVC es cancerígeno, por ejemplo).

Finalmente, el libro habla de dos aspectos clave en la vida de todo producto: su distribución (transporte), y su desecho. Con respecto al primer asunto, nos evidencia la insostenibilidad actual de transportar a lo largo de miles de kilómetros casi todo lo que usan los países ricos (15 grandes barcos cargueros pueden emitir más gases GEI que 760 millones de coches). Si la contaminación hubiera que aplicarla a los balances empresariales, no sería rentable la deslocalización. Lo que algunos llaman externalidades, son costos o daños que no paga la empresa ni el consumidor, pero que alguien paga, o lo pagamos todos.

Con respecto a las basuras, nos recuerda la importante ley de las 3 erres, y dos erres más: la de recuperar o arreglar lo que se pueda, y la de rechazar lo innecesario. El reciclaje es muy bueno, pero muchas cosas no pueden reciclarse y en las demás, el reciclaje es un proceso costoso. Nos habla de la terrible estafa de la obsolescencia programada y percibida, de la ingente cantidad de comida que se tira (el 60% en fábricas y supermercados, el 20% en los hogares…), y de los peces moribundos o muertos que son echados de vuelta al mar porque no son interesantes económicamente hablando. Se sugiere usar la copa menstrual, usar bienes de segunda mano, o hacer abono con la basura orgánica (compost)… consejos aglutinados en la famosa CADENA VERDE.

En general, un consumidor responsable debe preguntarse al adquirir un producto:

a) ¿Se producen daños ambientales? ¿Qué productos (químicos) se han usado? ¿Son tóxicos?
b) ¿Se ha generado en el proceso sufrimiento a animales?
c) ¿Se producen abusos laborales? ¿Tiene la empresa plan de RSE?
d) ¿Puedo hacer algo para informar, protestar o mejorar la situación actual?

NOTA FINAL: Hace ya unos años que el libro “Rebelión en la Tienda” cambió la mentalidad de muchos “consumidores”. Fue uno de los primeros libros en la lista de libros interesantes resumidos, y el que presentamos aquí, bien podría ser considerado como una segunda parte.

Además de estos libros interesantes resumidos, seguro que también te interesará algo de lo siguiente:

  1. ¿Es difícil ser un consumidor responsable?
  2. Encíclica por la Madre Tierra: “Laudato Si”, del Papa Francisco I (Resumen).
  3. Buen resumen-compendio de lo que es el Consumo Responsable.
  4. ¿Y si consumiéramos de forma justa? Habría que comer máximo 20 kilos de carne al año (en vez de los 100 de los ricos), máximo 582 km. de coche al año…
  5. Estupendos vídeos de Annie Leonard que cambiarán tu idea de comprar y consumir. El mejor vídeo, tal vez, es este.
Anuncios

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor del libro "Salvemos Nuestro Planeta" (del que hay un resumen en www.resumelibros.tk).
Esta entrada fue publicada en Agricultura, Alimentación, Comercio justo, Consumo, Denuncias, Energía y Contaminación, Libros, Malas noticias, Medio Ambiente, Noticias del Mundo, Transgénicos y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

23 respuestas a Carro de Combate, Consumir es un Acto Político: Un libro para ir de compras responsables

  1. Pingback: Carro de Combate, Consumir es un Acto Político: Un libro para ir de compras responsables | Matad al mensajero

  2. Pingback: Lista con los Problemas Globales más Urgentes (Conferencia Mundial sobre Sostenibilidad «Rio+20») | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  3. Pingback: Dos Erres URGENTES: Renta básica y Reducción de la jornada laboral | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  4. Pingback: ¿AGUA o EXÓTICAS BEBIDAS ULTRA-AZUCARADAS?_______ «Un vaso de agua… del grifo por favor» | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  5. Pingback: Regenerar la democracia está en nuestras manos: Encuentra tu espacio y PARTICIPA | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  6. Pingback: La #COP21, nada serio: Si los líderes han fallado, ¿Cambiaremos de líderes? | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  7. Pingback: Maltrato en granjas de conejos: lo que las empresas no quieren que veas | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  8. Pingback: Maltrato en granjas de conejos: lo que las empresas no quieren que veas (Imagenes duras) | El mundo de los locos

  9. Pepe Galindo dijo:

    Varios gigantes de la industria electrónica (Apple, Sony, Samsung…) fabrican sus productos con cobalto extraído con mano de obra infantil https://actualidad.rt.com/actualidad/197239-apple-sony-samsung-trabajo-infantil

  10. Pingback: Publicidad, un Segundo Cerebro: Las 2 columnas del Consumo Responsable – Haciendo Doctrina Social de la Iglesia

  11. Pepe Galindo dijo:

    Otro gran trabajo periodístico de Jordi Évole en su programa Salvados.
    Si te perdiste #FashionVictims de @salvadostv puedes volver a verlo aquí:
    http://goo.gl/9WtyLd

  12. Pingback: ¿Por qué es importante hacer un buen uso del agua? | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  13. Pingback: Paraísos fiscales: Acabemos con estos infiernos sociales | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  14. Pingback: BlogSOStenible cumple SEIS AÑOS | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  15. Pingback: Coincidea: “Primera Compra Colectiva Nacional de Productos Ecológicos” | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  16. Pingback: La empresa Pro-Humana: “Una empresa anti-personas es una realidad inaceptable en un país democrático” | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de

  17. Pingback: Poesía ecologista: ¡SÍGUEME! soy la Madre Tierra | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  18. Pingback: Poesía: “La tierra de la vida” (cuidar la tierra y la Tierra) | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  19. Pepe Galindo dijo:

  20. Pingback: ¿Sabemos lo que hay detrás de todo lo que compramos? | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  21. Pingback: Libro “De cómo los animales viven y mueren” de Javier Ruiz (Resumen) | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  22. Pingback: Ayudas agrarias y la PAC | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  23. Pepe Galindo dijo:

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s