El negocio del aceite de palma: ¿Conoces su lado oscuro?

Equipo “Aceite de palma NO” (Twitter @aceitepalmaNO)

Fruto de la Palma de la que se obtiene el Aceite de PalmaEl aceite de palma es un aceite de origen vegetal que se obtiene del mesocarpio del fruto de la palma Elaeis guineensis, originaria de África occidental, donde se cultiva desde hace más de 5.000 años.

Hoy en día es el segundo aceite (le adelanta el aceite de soja) con más producción del mundo y el que más se comercializa y exporta. Actualmente es el cultivo que más crece en el mundo y sigue una tendencia ascendente.

La mayor parte de la producción mundial proviene de Indonesia y Malasia aunque también se encuentran plantaciones en África y Sudamérica.

El aceite de palma es muy utilizado por tres motivos: no tiene sabor, lo cual es perfecto para la industria alimentaria, no hace falta hidrogenarlo puesto que es sólido a temperatura ambiente, y es muy barato.

¿Dónde lo encontramos?

Se encuentra en muchísimos productos que usamos diariamente. Lo encontramos en la industria alimentaria (galletas, bollería, chocolates, cereales, sopas, comidas preparadas, aditivos, conservantes…), en productos de higiene y de belleza (champús, acondicionadores, jabones sólidos y líquidos, dentífricos, cremas…) en plásticos, tintas, piensos para animales, productos de limpieza, biocarburantes, etc.

De entre todos ellos es en la comida y en los biocarburantes (o agrocombustibles) donde más cantidad de aceite de palma por producto hallamos. En los productos de higiene/belleza y productos de limpieza solemos encontrarlo en forma de derivados del aceite de palma y, por lo tanto, la cantidad utilizada es menor.

¿Cómo podemos identificarlo?

En la comida, identificar el aceite de palma es relativamente sencillo. Solemos encontrarlo bajo el nombre de aceite de palma, grasa de palma o grasa vegetal aunque es cierto que también forma parte de muchos aditivos y entonces la identificación deja de ser tan fácil. En la UE es obligatorio indicar cada tipo de aceite en los ingredientes de las etiquetas.

La cosa se complica cuando hablamos de productos de higiene, belleza y limpieza. Aunque a veces podemos encontrar en los ingredientes “aceite/grasa de palma” “palmiste” o “kernel oil”, en la mayoría de casos el aceite de palma hace presencia en forma de derivados que, a simple vista, no relacionamos con el aceite de palma. Por ejemplo, los componentes con prefijo “palm” “Lauryl” o “myrist” seguidos por el sufijo “ic” “ate” “ol” son, muy probablemente, derivados del aceite de palma.

Estos derivados pueden tener más de 200 nombres químicos diferentes y puesto que no existe la obligación de tener que etiquetar si un producto contiene aceite de palma, descubrirlo se convierte en un trabajo casi detectivesco.

Para facilitar el trabajo, aquí podéis encontrar muchos de los nombres tras los cuales se encuentra el aceite de palma.

¿Cuál es el problema con el aceite de palma?

Comparado con otros aceites vegetales, el aceite de palma es un cultivo de gran rendimiento, lo que quiere decir que para conseguir los mismos kilos que otro aceite, hace falta menos tierra. Esto es positivo. El verdadero problema del aceite de palma es la forma destructiva con la que se produce y que conlleva deforestación, extinción de animales y violación de derechos humanos.Deforestación por el aceite de palma

La mayor parte de la producción mundial procede de Indonesia (el país con mayor tasa de deforestación del mundo) y Malasia. En estos países las plantaciones de palma se establecen en zonas de selva virgen. Para ello las empresas queman las selvas y matan a los animales que viven en ella.

Estas selvas son almacenes gigantes de CO2. Han almacenado carbono durante cientos y miles de años, tanto en la vegetación viva como especialmente en la turba (masa que cubre el suelo y que está compuesta mayoritariamente de los restos vegetales y animales del bosque). Cuando se quema la vegetación y la turba liberan todo el CO2 a la atmósfera. Además, el fuego en la turba puede estar ardiendo durante años puesto que es muy difícil de controlar.Incendios en Indonesia por el aceite de palma

A los 25 años las plantaciones de palma son quemadas (más emisiones de CO2) y vueltas a plantar por lo que de ninguna manera se puede considerar que estas plantaciones ayudan al almacenamiento de CO2, como a veces intentan vendernos las empresas.Los orangutanes y sus selvas mueren por el aceite de palma Al ser un monocultivo, tampoco es bueno para la biodiversidad.

Evidentemente la emisión de CO2, aunque preocupante (el 20% de las emisiones de dióxido de carbono provienen de la deforestación) no es la única consecuencia. La pérdida de selvas conlleva la pérdida de hábitats para animales como los orangutanes, los elefantes o los tigres de Sumatra, entre otros. Hoy en día están todos ellos en grave peligro de extinción por el ritmo en el que están desapareciendo (quedan menos de 500 tigres de Sumatra y menos de 30 rinocerontes de Sumatra, y la situación de orangutanes y elefantes no es mejor).Elefantes envenenados para plantar palma, para el aceite de palma

El desastre es tal que el Parque Nacional Tesso Nilo de Indonesia, parque supuestamente protegido por el gobierno, a día de hoy sólo conserva 18.000 ha intactas de sus 86.000 ha.

En cuanto a la violación de derechos humanos, se trata sobre todo de violaciones de derechos de la tierra, expulsando de sus tierras a indígenas y creando conflictos. También se ha denunciado en numerosas ocasiones las condiciones esclavistas de los trabajadores de las plantaciones por parte de las empresas.

Solucionar estos problemas no es tan sencillo como dejar de usar aceite de palma. Reemplazarlo por otro aceite puede ser peor: el aceite de soja o el de coco no son buenas alternativas puesto que también conllevan problemas de deforestación y problemas para la salud. Por tanto, la solución o al menos parte de ella, pasa por un lado, por eliminar o reducir el aceite de palma siempre que sea posible, y por otro lado, por hacer que se cultive de manera respetuosa con el medio ambiente. Y es aquí donde entra en juego la certificación del aceite de palma como sostenible.Certificado RSPO para aceite de palma de cultivo ecológico sostenible

¿Qué es el certificado RSPO?

La RSPO (Mesa redonda del aceite de palma sostenible) es una organización impulsada por WWF con el fin de promover el cultivo sostenible del aceite de palma. La organización está compuesta, en su mayoría, por productores y distribuidores además de por bancos, inversores y ONG.

Aunque la finalidad es promover el uso de aceite de palma que se cultive de manera sostenible, a día de hoy, la organización y sus certificaciones están puestas en tela de juicio dado que la información que facilita sobre qué entienden por sostenible es muy vaga y sus estándares permiten la deforestación, no limitan las emisiones de CO2 ni previenen la quema de selvas y turberas. Además, forman parte de ella empresas que tienen algunas parcelas certificadas y otras no, y empresas que han destruido hábitats y violado los derechos humanos sin que la organización parezca hacer mucho.

A día de hoy la RSPO propone 4 tipos de certificación:

  1. Certificados GreenPalm: No es aceite de palma sostenible aunque es lo que dan a entender intencionadamente. Se creó como un primer paso para promover el aceite de palma realmente sostenible pero lo está dificultando aún más. Funciona como un sistema comercial similar a los bonos de carbón en los cuales el comprador paga un extra al productor para obtener el certificado.
  2. Mass Balance (o balance de materia): se sigue sin poder saber la procedencia de las plantaciones y, por lo tanto, sin saber si es sostenible o no
  3. Aceite segregado: Con este certificado se separa el aceite certificado del que no lo es pero se mezcla con otros lotes y se sigue sin saber su procedencia.
  4. Identify preserved (o identificación preservada): Aquí el aceite de palma es certificado y no mezclado con otros. Además, se puede seguir su pista desde la producción hasta el minorista pasando por las fábricas. Evidentemente, es la mejor opción.

Llevar el aceite de palma al terreno de la sostenibilidad es una necesidad imperante para que, como consumidores, podamos tener la tranquilidad de no estar dañando el medio ambiente. Pero para eso hace falta una certificación con unos controles rigurosos de sostenibilidad y que sean reales y comprobables.

¿Qué podemos hacer?

Mientras llega el día en que exista una etiqueta que nos asegure que el aceite de palma no está destruyendo el medio ambiente, si no queremos contribuir como consumidores a la deforestación y a la extinción de animales tenemos que actuar en nuestro día a día. ¿Cómo? Os dejamos algunas ideas:

  • Revisa la composición de un producto antes de comprarlo.
  • Si no estás seguro, pregunta a las empresas si su producto contiene aceite de palma y de dónde procede. Consejo: si no son claros, no son de fiar.
  • Escribe a las marcas y diles que dejen de utilizar aceite de palma a no ser que aseguren su procedencia sostenible (las redes sociales te pueden facilitar esa comunicación).
  • Exige RSE a las empresas tanto si eres cliente como accionista, y mejora tu consumo responsable con la Cadena Verde.
  • Cocina más y evita las comidas preparadas.
  • Hazte tus propios cosméticos y productos de limpieza. En Internet encontrarás cientos de recetas y muchas son muy sencillas de hacer.
  • Ayuda a que otras personas tomen conciencia del problema: Difunde esta información.
  • Colabora con ONG que protegen a las selvas y a sus habitantes y presionan a la RSPO para que se tome en serio su misión.
  • Promueve iniciativas que lleven el problema del aceite de palma a la esfera política, y que implique a gobiernos (algo esencial en un problema tan grave).

Para terminar, algunos datos:

  • Willmar, la empresa que produce la mitad del aceite de palma del mundo trabaja en Indonesia y se sabe que tiene plantaciones ilegales.
  • Unilever, la compañía que más aceite de palma usa, utiliza 1.5 millones de toneladas al año aproximadamente. Aunque afirma que su aceite está certificado por la RSPO, menos del 4% lo está. Willmar es uno de sus proveedores.
  • Solo un 4% de toda la producción de palma está certificada por la RSPO (y ya hemos visto sus limitaciones).
  • Solo el 5% del total de la producción es necesario para que sea marcada como sostenible por la RSPO a lo que hay que añadirle, que en ningún lado consta lo que entienden por sostenible.
  • Carro de Combate está llevando a cabo una campaña de crowfunding para investigar sobre el aceite de palma.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Agricultura, Biodiversidad, Consumo, Datos para Denuncia, Malas noticias, Medio Ambiente y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a El negocio del aceite de palma: ¿Conoces su lado oscuro?

  1. Pingback: Carro de Combate, Consumir es un Acto Político: Un libro para ir de compras responsables | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  2. Pepe Galindo dijo:

    TERRIBLE anuncio de patatas con un final que no te esperas: http://ln.is/www.ohmirevista.com/CC8F4

  3. Diego Redero dijo:

    Sin olvidar que el aceite de palma es un auténtico veneno, porque hace subir el colesterol malo como la espuma.

  4. Pingback: Leonardo Dicaprio, ¿héroe o cobarde? ¿Ecologista o hipócrita? | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  5. Pingback: BlogSOStenible cumple SEIS AÑOS | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  6. Pepe Galindo dijo:

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s