La política es básica para salir del agujero: el caso de la provincia de Málaga, por @blogsostenible y @iSostenibilidad

La mortalidad en Málaga es superior a la media nacionalSi ya has decidido comer menos carne (y pescado), no viajar en avión (ni por vacaciones ni en low cost), y además no compras ropa todos los años… eres de las pocas personas que está entendiendo la gravedad de la crisis. Hablamos de la crisis climática y ambiental, que arrastrará a la económica. La sanitaria (la crisis del COVID) será otra crisis de juguete.

Las decisiones individuales son muy importantes, primero porque influyen directamente en el impacto ambiental; segundo, porque educan con el ejemplo; y tercero porque mandan un mensaje a los que mandan. Algunos se hacen los sordos. Pero leen con avidez las encuestas y estudios de opinión. Por supuesto, el mensaje más directo es votar en las elecciones y mandarles cartas (o mails) exigiéndoles medidas contundentes (o denunciando el greenwashing).

No mitigaremos las consecuencias de la crisis climática si elegimos como gobernantes a los que han demostrado no entender qué es lo que ocurre; a los que no escuchan a los científicos; o a los que quieren mantener su estatus negando la realidad del mayor problema de la humanidad.

Un caso no muy particular: Málaga

La provincia de Málaga tiene problemas muy serios. Algunos no quieren hablar de esto, pero es mejor afrontarlos hoy que esperar a que sea demasiado tarde. Aquí solo exponemos un resumen de algunos de los problemas (no tan particulares) de esta provincia española:

  1. Desarrollo turístico: Se pretende mantener una industria turística en crecimiento constante. Y no hay nada que pueda crecer constantemente. Nada. Todos los problemas del turismo mal gestionado pueden verse en Málaga, desde la llegada de transatlánticos para estar solo unas horas, con graves efectos sobre la calidad del aire y de masificación, hasta la construcción de puertos y otras infraestructuras que, sin duda, se verán afectadas por el aumento del nivel del mar.
    • Solo Marbella acumula inversiones millonarias en hoteles y apartamentos, algunos en la poca costa que queda sin edificar, como las dunas de Real de Zaragoza.
  2. Desarrollo urbanístico en toda la provincia y especialmente en la costa (asociado o no al turismo), sin poner ningún límite al crecimiento urbano. Veamos unos datos concretos:
    • En la Axarquía la construcción ilegal es casi una tradición.
    • La Sierra de Churriana (Plan Rojas-Santa Tecla) es otro punto más.
    • En Benalmádena/Torremolinos las construcciones siguen creciendo, saltando la autovía, que hubiera sido un buen límite (observe y compare estas dos fotos, y ya se ha construido más aún).
    • Destrucción en Maro (Plan Larios; en Nerja). Puedes entender la gravedad de esto en el documental El último vergel.
    • Málaga es la provincia de España con mayor superficie construida en los primeros 500 metros de costa, seguida por Alicante y Barcelona. Algunas zonas como la Costa del Sol apenas tienen costa natural, habiéndose convertido en una gran fachada de cemento sobre el litoral. Es la costa más edificada de todo el Mediterráneo y existen cientos de edificaciones ilegales, en Estepona, Marbella, Benalmádena, además de campings y edificaciones temporales como chiringuitos.
  3. Sierra Bermeja quedó fuera del Parque Nacional de Sierra de las Nieves a pesar de sus enormes valores ecológicos. La casa del pinsapo debe ser protegida urgentemente.
  4. Incendios en zonas sensibles y susceptibles de ser protegidas: Un ejemplo claro está en Sierra Bermeja. Desde que se planteó defenderla como Parque Nacional, ha sido incendiada reiteradamente, aprovechando cuando las condiciones dificultan apagar el fuego. Ante estos incendios hay que actuar:
    • Actuaciones de prevención, planificación y detección temprana del fuego.
    • Proteger el territorio, incluso aunque sean zonas incendiadas. La naturaleza puede regenerarse si se la deja. Sierra Bermeja merece ser protegida como Parque Nacional, aunque fuera solo cenizas.
    • Conrolar la caza en zonas incendiadas, para evitar que los cazadores se aprovechen de animales debilitados y que no pueden escapar.
    • Impedir la construcción de infraestructuras en los alrededores de la zona incendiada: autovías, campos de golf…

      Evolución de las temperaturas en la ciudad de Málaga, temperaturas medias y diferencias anuales. Fuente: Observatorio de la Sostenibilidad.

      Evolución de las temperaturas en la ciudad de Málaga, temperaturas medias y diferencias anuales. Fuente: Observatorio de la Sostenibilidad.

  5. Según el Observatorio de la Sostenibilidad, las temperaturas de Andalucía están subiendo de forma muy preocupante. Todas las provincias están en riesgo de desertización, pérdida de cosechas, de playas, de ecosistemas, de especies… además de otras consecuencias no evaluadas suficientemente.
  6. La mortalidad en la provincia de Málaga es superior a la media nacional en casi todos los municipios. Preocupan las altas tasas de suicidios que, tal vez, podrían reducirse mejorando las condiciones ambientales. Se ha demostrado que los árboles y los bosques son buenos para la salud mental y física.
  7. Talas y podas excesivas en el arbolado urbano. Demasiados municipios maltratan a los árboles y, a través de ellos, a sus vecinos: Marbella, Rincón de la Victoria, Torremolinos… y por supuesto, Málaga capital, ciudad con un largo historial de maltrato a los árboles.
  8. Plantas fotovoltaicas y eólicas: Con la excusa de fomentar las renovables —o el desarrollo rural— en realidad están arrasando ecosistemas o cultivares para enriquecimiento de unos pocos bolsillos. Está pasando en toda España y así lo denuncia la organización Aliente. En Andalucía están afectadas todas las provincias, destacando especialmente las de Sevilla y Málaga. En esta última están amenazados, por ejemplo, el valle del Guadalhorce, la Sierra de las Nieves y la Serranía de Ronda. El tema es aún más alarmante porque el RD 6/2022 agiliza los trámites para estas instalaciones, incluso prescindiendo del estudio de impacto ambiental y de la colaboración ciudadana.
  9. Ampliación de explotaciones mineras y canteras en Coín. El aire que se respira y el agua que se bebe podría estar afectado.
  10. Sierra de Mijas: devorada por canteras y urbanizaciones, en todos sus municipios (Alhaurín de la Torre, Torremolinos, Mijas, Benalmádena…). También producen muchos daños los cazadores y la construcción de líneas eléctricas que atraviesan la sierra (ver foto). Recordemos que es una sierra con gran valor ambiental y con muchas especies autóctonas.
  11. Ampliación de regadíos subtropicales en la Axarquía malagueña. Los regadíos se han triplicado en menos de 40 años. La desalación para uso agrícola no es sostenible y el boro del agua desalada produce necrosis celular en las plantas. La Axarquía camina hacia la desertificación por los mangos y los aguacates plantados en fincas que deberían ser de secano. Julio Barea de Greenpeace lo equipara a plantar maíz en el desierto de Los Monegros.
  12. También en la provincia de Málaga van creciendo los invernaderos, con el mismo estilo insostenible de Almería.
  13. Contaminación por aguas residuales sin depurar, nitratos y plaguicidas que acaban en ríos y acuíferos. Tal vez la zona más afectada sea la del Bajo Guadalhorce. Las depuradoras actuales son insuficientes y funcionan mal. A eso, se une que los ciudadanos son irresponsables en el consumo de agua y en el uso del retrete (tiran toallitas, colillas…). Este es otro tema por el que Bruselas apremia a España a cumplir las normativas ambientales.
  14. Agresiones al litoral y al mar de Málaga: Las agresiones no solo son desde tierra (puertos deportivos, paseos marítimos, urbanizaciones, campos de golf, etc), sino también desde el mar. La pesca de arrastre sigue empleándose en ecosistemas que deberían cuidarse. Proliferan las embarcaciones (como las motos acuáticas) que molestan y dañan a los delfines (y a los humanos). De ahí que surjan iniciativas como la de Amigos del Mar, que recogen firmas para pedir una costa más tranquila.
  15. Abandono del transporte público colectivo. En lo único que se ha invertido es en el metro de Málaga y en el tren de alta velocidad (un tren caro, insostenible y que ha eliminado el tren Talgo, más barato y sensato). Los trenes de cercanías y autobuses metropolitanos están en retroceso. Se han reducido trayectos y la bicicleta sigue sin ser bien recibida.
  16. Impactos por nuevas infraestructuras de transporte. Hay demasiados proyectos de autopistas: entre Marbella y Ronda, entre Málaga y Ronda, entre Ronda y Campillos, entre La Axarquía y el Oeste de la provincia… El PP es el mayor promotor de estos proyectos, sin entender que los precios de los combustibles se van a disparar. Actualmente es más sensato dedicar el dinero público a mejorar el tren (no AVE). Las autopistas que se construyan hoy no podrán amortizarse, posiblemente ni poniéndoles peaje (el peaje para particulares —no a empresas— permitiría que los costes no recayeran en los que no las usan).
  17. Infraestructuras hidráulicas. Algunos de los proyectos del PP son la llamada «autovía del agua» desde la Costa del Sol occidental hasta la Axarquía (para que puedan seguir regando campos de secano); el trasvase del pantano de Iznájar (para lo mismo); trasvases y presas en los ríos Genal y Guadalhorce; la presa de Gibralmedina en el Campo de Gibraltar para abastecer a la Costa del Sol; y como no, nuevas desaladoras.
  18. Contaminación lumínica: Toda la costa de Málaga (y buena parte del interior) es un despilfarro absoluto de energía. ¿Solo apagaremos las luces cuando la energía sea aún más cara? Parece que aún es barato despilfarrar. Las farolas de Málaga son un ejemplo de idiotez municipal.
  19. Abandono y vulnerabilidad del colectivo usuario de la bicicleta y los VMP (Vehículos de Movilidad Personal) en Málaga y otras ciudades de la provincia. Por ejemplo, llevar la bicicleta en tren, en metro o en autobús debería ser cómodo y gratis.

Málaga capital, buen ejemplo de tozudez ambiental

En esta lista (que está creciendo) hay recopilados 34 problemas serios del medioambiente en esta ciudad. Resumiendo, encontramos problemas como los siguientes:

  • Contaminación por plomo en una de las playas de la ciudad y mala calidad del agua en demasiadas ocasiones.
  • Contaminación de la cementera, empresa que amenaza la cueva La Maravilla Blanca en La Araña, un patrimonio natural que deberíamos proteger. Esta cementera-incineradora está entre los mayores focos de contaminación tóxica y de GEI de la provincia. Además, el ayuntamiento tiene la intención de construir una nueva incineradora de basuras en el Oeste de la ciudad.
  • Depuración deficiente de aguas, por lo que la UE ya ha avisado de futuras sanciones. Las infraestructuras propuestas para resolver el problema tampoco han sido pensadas con conciencia (por ejemplo en la Vega de Mestanza).
  • Aniquilar la flora natural del río Guadalmedina y su proyecto de encementarlo, negándose incluso a recibir ayudas para su renaturalización, lo cual sería la opción más barata y sostenible.
  • Ladrillazos: El ayuntamiento de Málaga no ve límites en la construcción y ya planea ampliar la ciudad. Dicen que la ciudad se ha quedado sin sitio, pero los solares y casas deshabitadas no les interesan. Para el PP de Málaga, todo lo que lleve cemento, es bueno. Un rascacielos es lo mejor, incluso aunque sea en terrenos en los que se aprobó hacer un bosque urbano. Cientos de autoridades de la cultura y la ciencia han manifestado su oposición al rascacielos del puerto, un proyecto que taparía la emblemática Farola de Málaga.
  • Fuentes de contaminación poco conocidas: Además de la Central Térmica de Campanillas, el puerto y los cruceros emiten humos cancerígenos. El aeropuerto es otro punto clave, símbolo evidente de transporte insostenible.
  • Incumplimiento del Pacto de Milán.
  • La contaminación de la ciudad de Málaga es comparable a la de Madrid o Barcelona, según el Observatorio de la Sostenibilidad.
  • …y no olvidemos que se sigue destruyendo Arraijanal.

¿Alguien piensa que todos esos problemas se van a resolver apelando al respeto ambiental voluntario e individual? En absoluto. Dejemos de centrar el cuidado ambiental en reciclar y exijamos acciones más relevantes (a los ricos y a los que mandan).

Los problemas son numerosos e importantes. Si intentamos hacer un simpa para evitar pagar, nos va a salir más caro. Por ello, hacemos las siguientes propuestas.

Medidas para mejorar la sostenibilidad de Málaga

A pesar de todos estos problemas, Málaga capital y provincia puede ser una tierra de oportunidades. Así es visto, incluso internacionalmente, por empresas que ven aquí innovación e inversión. Para mejorar las oportunidades y la imagen es necesario hacer lo siguiente, empezando por la capital de la provincia:

  1. Creación del bosque urbano en toda la superficie que proponen los vecinos (sin rascacielos), aumentar el arbolado, creación de fachadas y azoteas verdes, fomentar los huertos urbanos, etc. Esto bajaría la temperatura de la ciudad.
  2. Paralización del rascacielos propuesto en el puerto, el cual tendría considerables efectos perniciosos sobre el paisaje de la ciudad, entre otros argumentos (zona inadecuada, desarrollo insostenible…).
  3. Paralización de la destrucción de Araijanal.
  4. Creación e un corredor verde y aplicación de soluciones basadas en la naturaleza en los ríos Guadalmedina y Campanillas (renaturalizarlos). Esto evitaría riadas e inundaciones.
  5. Depuración integral de las aguas hasta nivel terciario de todos y cada uno de los efluentes de la ciudad. Dialogar con los vecinos de las zonas afectadas y con los grupos de interés para buscar las mejores soluciones.
  6. Descartar la construcción de la nueva incineradora, porque la incineración de residuos es la peor de todas las opciones.
  7. Cerrar la cementera o, al menos, controlar que no se incineren residuos tóxicos.
  8. Implantación del Plan del Clima aprobado por el propio ayuntamiento; y de una auténtica economía circular para conseguir disminuir los porcentajes de vertido final.
  9. Plan de rehabilitación de viviendas para adaptación al cambio climático.
  10. Aumento de renovables en la ciudad.
  11. Cumplir los compromisos adquiridos por el ayuntamiento al firmar el Pacto de Milán.

En la provincia de Málaga se proponen las siguientes actuaciones:

  1. Ralentización de la construcción: Hay que controlar especialmente la primera línea de costa, pero también es necesario poner límite al crecimiento urbano, así como promover acciones de adaptación al cambio climático y repensar muy bien cada permiso de obra, pública o privada. En la costa y en las riberas hay que eliminar construcciones para evitar daños recurrentes ante fenómenos meteorológicos.
  2. Reducción de regadíos. En casos como la Axarquía es evidente, pero también en el conjunto de la provincia para adaptarse al cambio climático.
  3. Revisar qué tramos de ríos se pueden renaturalizar, especialmente al pasar por zonas urbanas. Esto mejoraría la gestión del agua.
  4. Plan de detección, prevención y planificación de los ecosistemas forestales para realmente proteger los bosques del fuego. Conservar los bosques es más importante que restaurarlos.
  5. Plan para depurar las aguas residuales que limpien el 100% de las aguas y que posibiliten que los ecosistemas puedan volver a utilizar estas aguas.
  6. Plan de integración de proyectos solares y fotovoltaicos para que no tengan impacto relevante ni en zonas agrícolas ni forestales. Los parques solares deben utilizar zonas urbanas o industriales. Por su parte, los parques eólicos deben tener evaluaciones de impacto ambiental rigurosas para evitar que mueran aves y murciélagos.
  7. Plan contra la erosión y desertificación, así como diseñar una adaptación al cambio climático de los ecosistemas forestales y agrarios.
  8. Plan para concienciar a ayuntamientos y agricultores para minimizar el uso de fitosanitarios y fertilizantes en la agricultura y evitar sus graves efectos. Esto facilitaría la transición a una agricultura ecológica, que debería potenciarse urgentemente. Recordemos que la ley de residuos obliga a compostar la basura y que los fertilizantes están subiendo de precio a buen ritmo.
  9. Plan de economía circular que extienda el conocimiento real y sin falsedades de este concepto.
  10. Potenciar el tren como el transporte más sostenible, salvo el tren de alta velocidad que tiene un gran impacto. Para largas distancias deben retornar los trenes nocturnos. El tren debe también fomentarse para transporte de mercancías.

La sostenibilidad mejora la calidad de vida y nos hará resilientes ante los cambios que se avecinan, pero también mejora la economía, porque no hay economía que pueda sobrevivir en entornos degradados. Se podrían proponer muchas más acciones, pero nos contentaríamos con que los poderes públicos se comprometieran con estas de forma decidida. Y eso depende de los votantes.

Pepe Galindo, de Blogsostenible y
Fernando Prieto, del Observatorio de la Sostenibilidad.

♦ Lee más en:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor de libros como "Salvemos Nuestro Planeta", "El buscador de lo inefable" y "Relatos Ecoanimalistas"; ademas de publicar regularmente en dos blogs: 1) blogsostenible.wordpress.com y 2) historiasincontables.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Biodiversidad, Denuncias, Energía y Contaminación, Malas noticias, Noticias de Málaga, Pensamiento antisistema, Política, Sostenibilidad y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La política es básica para salir del agujero: el caso de la provincia de Málaga, por @blogsostenible y @iSostenibilidad

  1. Pingback: Andalucía debe adaptarse al clima futuro: propuestas en diez áreas temáticas | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  2. Pingback: El río Guadalmedina en Málaga: ¿Renaturalizar o encementar? | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  3. Pingback: Propuestas para evitar el colapso hídrico: España cree que el agua es infinita | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  4. Pingback: ¿Quién contamina más en Andalucía? Por @isostenibilidad y @blogsostenible | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s