El coche eléctrico, el reciclaje y otras estafas ambientales —o #GreenWashing—

Desgraciadamente, el coche eléctrico y el reciclaje son más estafas ambientales que soluciones reales. Son parches que nos impiden aplicar soluciones efectivas.

Vivimos en una sociedad cada vez más consciente de los gravísimos impactos que generamos los humanos. El abuso contra el medioambiente es tan evidente que hay que tomar medidas urgentes. Pero nadie quiere cambiar las comodidades de su estilo de vida. ¿Solución? Inventar cosas que parezcan ecológicas aunque prácticamente no sirvan para nada. Las empresas más vanguardistas están llevando a cabo caras campañas de greenwashing. El greenwashing está de moda, porque el desastre ambiental no se puede ocultar.

Aprendamos a base de «bofetadas verdes»

Imagina que alguien va a pegarte dos bofetadas y que, repentinamente, se arrepiente y dice: “Tranquilo, solo voy a pegarte una bofetada. Debes darme las gracias”.

¿Debes estar agradecido por no haber recibido dos tortazos? Obviamente no. Muchas de las ideas “ecológicas” se basan en el mismo concepto de «bofetada verde»: es posible que ocasionen menos daño, pero lo importante es preguntarse si el daño que hacen es tolerable.

Movilidad de alto impacto

El coche eléctrico privado no puede ser jamás sostenible. Hay unas condiciones necesarias para que el coche sea sostenible y entre ellas están que use solo energía renovable y que sea un coche compartido (no privado). Si queremos una movilidad sostenible, debemos restringir la posesión de coches a personas particulares. En un futuro cercano —si queremos sostenibilidad— los ciudadanos debemos usar el transporte colectivo (autobús, metro…), o bien compartir coches alquilándolos. No aseguramos que eso sea sostenible, ni que sea cómodo, sino que cualquier otra aproximación tiene un impacto ambiental excesivo en un planeta superpoblado de ricos y de supercomodones.

Otros medios de transporte eléctricos (como bicicletas o patinetes) hay que mirarlos con precaución (especialmente los patinetes de alquiler). Aunque su impacto en CO2 pueda ser menor que un coche diésel, tiene efectos secundarios preocupantes: eliminan viajeros de transporte público y hacen que la gente camine menos, pues llegan hasta la puerta de su destino. Además, en el caso de patinetes de alquiler, al final del día, furgonetas contaminantes recorren las calles para recogerlos, recargar sus baterías y volver a repartirlos por la ciudad. Pocos transportes son tan “eco” como la bicicleta tradicional.

Reciclaje de alto impacto

Cuando era joven recuerdo que escribí al ayuntamiento de Granada para pedir que se pusieran contenedores de reciclaje. Desde mi inocencia, pensaba que el reciclaje era la solución al problema de los plásticos, que ya se dejaba ver hace más de 30 años. Me engañaron. Nos engañaron.

Nos engañaron diciéndonos que podíamos consumir cosas en plástico, lata o tetrabrick porque todo se reciclaba sin impacto ambiental, pero es mentira. Ningún país del mundo recicla todos sus envases. El problema no está en la mala gestión, sino en los procesos de reciclaje en sí mismos. El consumo de energía y recursos (como agua…) de esos procesos es tan alto que hacen que reciclar no sea sostenible, como denunció Greenpeace. No te creas los bonitos anuncios de Ecoembes, porque Ecoembes miente. Por supuesto, reciclar es mejor que no hacerlo (y una bofetada es mejor que dos).

El reciclaje se debe dejar exclusivamente para objetos que se rompan tras un uso intensivo, pero no para objetos de usar y tirar, los cuales deben ser eliminados del mercado.

¿Por qué nos engañan?

Las empresas nos engañan porque quieren seguir ganando mucho dinero aunque destrocen el medioambiente, y aunque se estén comiendo el futuro de las siguientes generaciones.

Los grupos ecologistas no se cansan de dar tres soluciones que se realimentan entre sí, pero no se consiguen resultados destacables porque no se aplican:

  1. Acciones individuales: Los ciudadanos que sean conscientes del problema deben actuar desde su posición. Puede parecer que no se puede actuar de forma decisiva pero cada acto cuenta, por pequeño que parezca. Además, cada acto ecológico tiene el poder de educar a los que nos rodean. ¿Cuáles son los actos individuales más ecológicos? Contestamos a esa pregunta en otra entrada de este blog, pero una de las acciones más simples y decisivas es hacerse vegano o flexitariano.
  2. Gobiernos sensatos: Los gobiernos a todos los niveles (de Estados, regiones, ciudades, empresas…) tienen más poder y, por tanto, más responsabilidad. Pero también tienen las manos atadas porque están, en muchos casos, dirigidos por intereses de todo tipo y la ciudadanía lo consiente. Si salen gobiernos sin conciencia ambiental es porque los votantes votan sin conciencia ambiental.
  3. Educación ambiental: Es una herramienta esencial. Los gobiernos que nos dirigen no van a implantar una educación ambiental adecuada y suficiente mientras la sociedad no lo demande.

Conclusión

Para que no nos engañen, tenemos que estar atentos. Hay muchas estafas: carnelimpiadores ecológicos, pescado o inversiones responsables, coches sostenibles, cervezas verdes, leche sin maltrato animal, comida para mascotas ecofriendly, todo tipo de productos biodegradables… y hasta vuelos en avión eficientes.

Entre lo que nos engañan los demás y lo que nos engañamos nosotros mismos, lo cierto es que el futuro es bastante negro, especialmente para las siguientes generaciones. Debemos divulgar esta información para que se sepa, para que frenemos el desastre al que nos dirigimos y para que los jóvenes sepan lo que se les viene encima y puedan tomar mejores decisiones. Por ejemplo, aprender a cultivar un pequeño huerto, incluso en un balcón, puede ser más útil que aprender a usar Instagram.

Nota final: Nos gustaría aclarar que reciclar es un proceso adecuado solo cuando se han satisfecho las dos primeras erres (reducir al máximo y reutilizar todo lo posible). Mientras eso no se cumpla, reciclar no puede ser considerado como algo ecológico.

♥ No te pierdas:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor de libros como "Salvemos Nuestro Planeta", "El buscador de lo inefable" y "Relatos Ecoanimalistas"; ademas de publicar regularmente en dos blogs: 1) blogsostenible.wordpress.com y 2) historiasincontables.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Basura, Consumo, Denuncias, Educación, Industria, Sostenibilidad y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El coche eléctrico, el reciclaje y otras estafas ambientales —o #GreenWashing—

  1. Pau dijo:

    Efectivamente. No podemos admitir el uso particular de los vehículos ya que el hecho de que sean privados ya supone un atentado contra el planeta. Coches furgonetas bicicletas y patinetes deben ser todos de propiedad común y así los costes planetarios se repartirían y sería necesario fabricar menos bicicletas que roban al planeta sus materias primas para su fabricación. Lo mismo las casas que consideramos egoistamente como privadas cuando muchas culturas nos han enseñado que se debe compartir la vivienda respetando así a la naturaleza. También se debería prohibir el acceso a la naturaleza a las personas ya que su mera interacción ya modifica y transforma el área natural.

  2. Pingback: BlogSOStenible cumple ONCE AÑOS | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  3. Pingback: Todos contra el plástico: los vecinos de Málaga actúan; el ayuntamiento no | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  4. Pingback: Libro Resarcir a Eva (Historias sobre evolución), de Javier Pérez González: ¿Por qué hemos creado una sociedad consumista? | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  5. Pingback: Buenas noticias ambientales y animalistas en 2021 (semestre 1) | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s