Mucha Luz y Pocas Luces (sobre Contaminación Lumínica)

La luz es símbolo de ingenio, de agudeza intelectual. “Ver la luz” y “tener luces” son expresiones que lo demuestran. Sin embargo, nuestra sociedad demuestra tener pocas luces cuando se gasta tanto dinero y energía en iluminar demasiado nuestras ciudades y carreteras.

La contaminación lumínica no sólo nos quita las estrellas por la noche (¿en qué ciudad se ve la Vía Láctea?), sino que también tiene efectos en la naturaleza (insectos principalmente) y aumenta el gasto de dinero público, aumentando la contaminación, y acelerando el mayor problema de la humanidad: el cambio climático, y todas sus dramáticas consecuencias. No necesitamos tanta luz en nuestras calles, ni tantas horas de luz en nuestra noche, y el diseño de las farolas también hay que tenerlo en cuenta… La Sociedad Malagueña de Astronomía y sobretodo Cel Fosc difunden este grave problema. No tiene sentido que el reflejo nocturno de la Costa del Sol, influya negativamente en las observaciones de los telescopios de Sierra Nevada… Nos hemos pasado.

Podemos luchar contra la contaminación apagando nuestras luces, y contra la contaminación lumínica pidiendo a nuestros políticos, que apaguen tanta luz, y que tengan más luces. FIRMA AQUÍ: www.europetitionandalucia.es/epetition_core/view/Contaminacion-luminica-en-Europa (petición ya CERRADA).

Anuncios

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor del libro "Salvemos Nuestro Planeta" (del que hay un resumen en www.resumelibros.tk).
Esta entrada fue publicada en Cambio Climático, Ciberactuaciones, Consumo, Energía y Contaminación, Medio Ambiente, Noticias del Mundo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Mucha Luz y Pocas Luces (sobre Contaminación Lumínica)

  1. La CL es un ejemplo de que el mal uso y el abuso de un bien puede tornarse perjudicial.

    Los efectos de este tipo de contaminación son mucho más graves y están mucho más extendidos de lo que la gente suele imaginar y estamos dispuestos a admitir.

    Este problema y sus posibles consecuencias directas llegan muy lejos, incluso a cientos de kilómetros: la burbuja luminosa de Madrid es visible desde la cordillera Cantábrica, y la de Barcelona desde las islas Baleares.

    Por ejemplo, la campana de luz cegadora y mortífera que se eleva sobre los grandes núcleos urbanos no sólo acaba con gran cantidad de insectos y con las especies que se alimentan de ellos, sino que expulsa a la población de aves nocturnas y desorienta a las migratorias, produciendo su muerte por agotamiento, como por ejemplo en las islas Canarias.

    Hay estudios que vinculan la CL con cierto tipo de contaminación de las aguas litorales debida la proliferación de algas en la superficie.

    Y recientemente se ha descubierto que la acción de la luz nocturna aumenta directamente la contaminación atmosférica al producir reacciones fotoquímicas que impiden la desaparición de algunos compuestos contaminantes generados durante el día por la acción del sol sobre las emisiones de vehículos, etc. Aunque el porcentaje en el que aumenta no parece muy grande (en torno al 5%), las consecuencias no son despreciables en absoluto, ya que muchas ciudades se mantienen casi permanentemente muy cerca o por encima de los límites permitidos de contaminación atmosférica y la CL está extendida por todo el mundo, muy en especial en los países derrochadores.

    Por último, desde hace décadas, pero sobre todo en los últimos años, se han estudiado los efectos de la iluminación nocturna (light at night, LAN), sobre la salud con resultados preocupantes. No sólo está implicada en los procesos de envejecimiento prematuro, alteraciones del sueño, ansiedad, depresión… sino que incluso se han encontrado serios indicios de que puede tratarse de un factor más que añadir a las causas de determinados tipos de cáncer en seres humanos (mama y colon, por ejemplo).

    ¿Qué tal está la situación en Málaga? Pues me temo que MUY mal… aunque siempre podemos encontrar sitios peores, por supuesto. Y lo lamento no sólo por sus consecuencias, sino porque desde hace años se están realizando cambios en el alumbrado para modernizarlo y “mejorarlo” de cara a la eficiencia energética, lo cual está muy bien pero no garantiza en absoluto que se vaya a reducir la CL. No, desde luego, si lo que se ahorra en la factura de la electricidad se gasta en poner más lámparas y más potentes (aunque gasten menos electricidad).

    Datos: desde esta ciudad he realizado medidas estimativas (no rigurosas) para comparar el brillo del fondo del cielo con el que debería haber sin CL. El resultado es que, según las condiciones atmosféricas, el brillo del fondo del cielo en la ciudad es de cientos (en las mejores condiciones) a decenas de miles de veces superior al que sería el valor libre de CL. Sería iluso pensar que esto no tiene efectos directos perjudiciales graves tanto para el conjunto de los ecosistemas, especialmente los cercanos a la ciudad, como para la misma salud humana.

  2. cieloscuro dijo:

    Al paso de las recientes medidas impulsadas por el gobierno para reducir la dependencia energética del exterior, entre las que consta una iniciativa para reducir el gasto en iluminación exterior, la Asociación Contra la Contaminación Lumínica “Cel Fosc” (Cielo Oscuro) (http://www.celfosc.org/indice.html) ha publicado una nota de prensa advirtiendo del uso indiscriminado de lámparas LED.

    El argumento principal se podría resumir en el siguiente: si bien la reducción de la contaminación lumínica (CL) implica necesariamente una reducción del gasto energético, no se puede afirmar que la reducción de dicho gasto comporte obligatoriamente la disminución de este tipo de contaminación. Puesto que la CL comporta serios perjuicios, se insta a que, ya que se va a proceder a un cambio de la forma de iluminar, se haga con sentido común, priorizando la disminución de la CL (que lleva a un ahorro muy notable) y no se escuchen los cantos de sirena que desde el sector de la iluminación se viene propagando desde hace años.

    Nota de prensa completa:

    http://www.celfosc.org/NP_Cielo_Oscuro_3-3-2011_iluminacion_LED.pdf

  3. Pingback: ¿Son Defendibles las Centrales Nucleares? | Blog SOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

  4. Pingback: Demasiadas farolas y mal colocadas: El caso de Málaga (despilfarro y contaminación lumínica) | BlogSOStenible··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· – – – ··· «Otras» noticias, y «otra» forma de pensar…

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s