El medioambiente se hunde: Medidas superficiales no son suficientes

El mar Menor es un ejemplo de lo que está pasando a escala mundial: Hace años que sabemos los problemas, sabemos las soluciones y, en cambio, nadie hace nada. La muerte de peces expresa la muerte del planeta.

El mar Menor es un ejemplo de lo que está pasando a escala mundial: Hace años que sabemos los problemas y las soluciones. En cambio, nadie hace nada. La muerte de peces representa la muerte del planeta.

Las noticias sobre desastres o problemas ambientales y de salud son ya diarias y muy graves. No es raro que unos caigan en la ecoansiedad y otros en la protesta constante. Por citar unos ejemplos, tenemos…

También hay, por otra parte, buenas noticias que inspiran a caminar en la buena dirección. Las buenas noticias nos parecen pocas y de alcance limitado. Por tanto, necesitamos medidas contundentes. Tan contundentes que solo un gobierno plenamente consciente de la realidad será capaz de liderar. No es cierto que la ciudadanía no quiera cambios radicales. Las recientes manifestaciones por el Planeta y durante la COP25 demuestran que la comunidad internacional, y los españoles en particular, estamos dispuestos a aceptar cambios sustanciales, incluso aunque sean incómodos o caros para el bolsillo.

En España, una reciente encuesta mostró que el 84% de la población no cree que los compromisos actuales para luchar contra el cambio climático sean suficientes para limitar “los peores impactos” y que el 83% se muestra de acuerdo con la afirmación “España debe tener objetivos de reducción de emisiones para todos sus sectores económicos, aunque ello suponga mayores costes para las empresas y para los consumidores durante algunos años”. Además, el 82% se declara “de acuerdo” o “muy de acuerdo” con reducir las emisiones aunque suponga usar cada vez menos el coche.

Necesitamos medidas decisivas y los gobiernos no están entendiendo lo que queremos ni lo que necesitamos. ¿Qué tipo de medidas serían necesarias? Para empezar, una fiscalidad verde que obligue a pagar más al que más contamina. Además, esos impuestos deben subir cada año.

Los derrotistas que dicen que es imposible aplicar medidas radicales se equivocan. El ser humano ha sido capaz de contaminar el planeta y tenemos que ser capaces de detener este proceso.

Los políticos que no son capaces de afrontar el problema deben echarse a un lado y dejar que otros lideren el cambio. El Green New Deal es un llamamiento a adoptar políticas sostenibles: es posible hacerlo y, además, es rentable siguiendo lo que dicen los científicos y no los empresarios o los gobiernos actuales. Aunque, por supuesto, siempre se puede pervertir. El científico Antonio M. Turiel dice que: “El Green New Deal es un fiasco total. No tiene ningún sentido, no aborda en absoluto los problemas reales que tenemos. (…) No se puede mantener el capitalismo tal y como lo hemos entendido en las últimas décadas”.

Ejemplos de medidas ejemplares

Echa un vistazo a los vídeos de nuestro canalNecesitamos líderes fuertes, que sepan adoptar y argumentar medidas drásticas pero necesarias (es decir, que sepan liderar).

Veamos algunos ejemplos de este tipo de medidas. Si alguien no entiende alguna de las siguientes medidas, tal vez es porque aún no ha entendido la gravedad del problema al que nos enfrentamos. No es un problema solo del clima. Es un problema de “colapso ambiental” de la biosfera.

  1. Envases de usar y tirar: Dado que no se pueden prohibir de forma inmediata, se puede establecer un impuesto por cada producto de usar y tirar. Ese impuesto irá creciendo año tras año, de forma que las empresas perciban que les interesa pasarse, cuanto antes a los envases reutilizables. Una propuesta completa está en este vídeo.
  2. Aviones: Tampoco se pueden prohibir, pero sí se pueden prohibir los vuelos de menos de dos horas siempre que haya alternativas ferroviarias, eliminar totalmente las subvenciones y conseguir que viajar en tren no sea más caro que en avión. Tal vez mucha gente ignora lo que contamina viajar en avión. Viajar en avión es la prueba de lo barato que es contaminar.
  3. Macrogranjas: La contaminación de estas industrias es exagerada. Hasta el punto de que ni ellas mismas saben qué hacer con tantos purines, dándose casos como el de Santomera (Murcia), donde una granja con varias condenas por vertidos aprovechó las lluvias torrenciales para hacer más vertidos intentando que con las lluvias no se notara. Las emisiones de metano también deben contarse como impacto ambiental.
  4. Lo que comemos impacta demasiado: Ya hay informes científicos suficientes que advierten del error que supone comer tanta cantidad de carne y pescado como la que se consume actualmente. El impacto es terrible y urge reducir esa cantidad. Hay muchas ideas para eso, pero para que tengan efecto hay que aplicarlas. No se puede permitir que en ciertos sitios no haya menús veganos, y donde haya un menú se deben exigir varios días de comida vegana exclusivamente (colegios, hospitales, universidades…).
  5. Reducir la jornada laboral: ¿Qué tiene que ver esto con el medioambiente? Pues mucho. Gastar menos y trabajar menos horas son dos actos que reducen, en general, el impacto ambiental. Por supuesto, depende de cada tipo de trabajo, pero en general trabajamos más de lo que necesitamos para comer y vivir tranquilamente. El resto del dinero lo empleamos en generar daños ambientales (viajes, compras innecesarias…). Una economía sostenible requiere trabajar menos horas y, por supuesto, ganar menos dinero, especialmente en los puestos mejor remunerados y respetando siempre el salario mínimo. Además de reducir las compras innecesarias, eso conseguirá también repartir mejor el trabajo y reducir la desigualdad, lo cual es un grave problema social. Ya hay partidos que piden una reducción a las 34 horas semanales, pero cada empresa puede facilitar a sus empleados al menos una microrreducción.
  6. Transporte sostenible: Hay que reducir más y más el espacio a los coches privados en las ciudades. Cuando se hace, la gente descubre que sin coches se vive mejor (menos ruido, menos humo, más salud, más espacio…) y también que se puede llegar a los sitios sin coche privado. Un ejemplo lo tenemos en Pontevedra, un paraíso sin coches.
  7. Energía sostenible: Las renovables son ya más baratas que las energías sucias. Y lo han conseguido a pesar de que para las energías sucias sigue siendo gratis contaminar o, incluso, están subvencionadas directa o indirectamente (como las subvenciones de los vuelos low cost). No podemos dedicar dinero público a lo que contamina sino, más bien, gravar con impuestos crecientes todo lo contaminante. Debemos tomarnos en serio la reducción y la eficiencia energética: desde reducir el número de farolas y las horas de encendido, hasta hacer lo mismo con las luces navideñas.
  8. Reforestar, frenar la desertización y la pérdida de hábitats: Los árboles son una de las mejores herramientas y, en vez de usarlos, muchas ciudades están talándolos (Málaga, Sevilla…). Hay que plantar más y, sobre todo, dejar a la naturaleza su espacio, dejar de ocupar espacios en zonas naturales. Las ciudades no pueden crecer indefinidamente ocupando la costa, la montaña, los bosques e, incluso, los ríos.
  9. Consumo: Exigir productos de fácil reciclado y alta duración, así como multar y denunciar la obsolescencia programada. Dado que el consumo es una de las principales causas del daño ambiental global se debe poner una tasa ecológica a la publicidad, al menos para productos costosos ambientalmente (coches, joyas, artículos de lujo, productos cárnicos o procedentes de pesca no sostenible…).
  10. Natalidad, un grave riesgo: La superpoblación es un problema, pero no por el hecho de ser muchos, sino por ser demasiado ambiciosos. En el actual punto de la Historia, cualquier política que fomente la natalidad debe ser evitada, o bien, estar muy bien justificada (vientres de alquiler, ayudas a las familias numerosas, fecundación in vitro…). Los científicos han dicho claramente que la mejor manera de reducir nuestro impacto ambiental es tener menos hijos (y también menos animales de granja y menos mascotas).

Aquí tienes más ideas para, entre todos y todas, construir ciudades sostenibles, fomentar universidades verdes, librarnos del plástico… o reducir la crisis ambiental. Decimos “entre todos y todas” porque no podemos esperar a que los políticos resuelvan el problema, pero tampoco podemos dejar de exigirles medidas sensatas, urgentes y contundentes.

♥ Lee también:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor del libro "Salvemos Nuestro Planeta" (ver apartado de libros resumidos de Blogsostenible).
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Cambio Climático, Contaminación, Crisis, Energía, Energía y Contaminación, Malas noticias, Medio Ambiente, Noticias de España, Noticias del Mundo, Política, Sostenibilidad, Transporte y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

16 respuestas a El medioambiente se hunde: Medidas superficiales no son suficientes

  1. Pingback: COP25 (2 y final): la cosa más local – Blog del Gran Baladre

  2. Beamspot dijo:

    Vamos a ver. Me permito resumir las propuestas en un lenguaje vulgar para el vulgo al que pertenezco.

    1º Subir impuestos.
    2º Subir impuestos.
    3º Subir el precio de la carne
    4º Prohibir que el populacho consuma carne.
    5º Bajar sueldos. Insisto: BAJAR SUELDOS.
    6º Eso que el vulgo use un coche no puede ser. Las carreteras libres para las clases superiores que irán con un Tesla subvencionado por el vulgo.
    7º Subir impuestos, obligando a la gente a depender de la electricidad, que no ha parado de subir tanto cuanto más renovables eléctricas intermitentes se le han añadido. (¿Rescate solapado a las eléctricas esas de las puertas giratorias?).
    8º Reducir los cultivos dedicados a comer. Mmmmmm. ¿Depender del extranjero para importar comida y a la vez dejar de ser uno de los principales productores de alimentos de Europa?
    9º Subir impuestos.
    10º Este es la monda. SOBRA GENTE.

    Bien. Traducido aún más al román paladino, para que nos entendamos: subir el coste de la vida, y bajar los sueldos. Pasaremos de no llegar a fin de mes a directamente pasar hambre (así reducimos el consumo). Y con eso, reducimos la población, por el lado de abajo, de los trabajadores, matándolos de hambre o echándolos del país.

    Podría entrar a decir muchas más cosas, pero creo que con esto es suficiente.

    ¿De verdad crees que la gente va a apoyar esto?

    ¿Cuanto tiempo crees que va tardar el populacho en pedir que la gente como Al ‘McMansion’ Gore, Leonardo ‘Jet Privado’ diCaprio, o Naomi ‘millonaria capitalista del ministerio de propaganda’ Klein, den ejemplo y dejen de ir en avión, de tener McMansions, de trajes de Armani, y ‘dejen de sobrar deapareciendo’, para DAR EJEMPLO?

    Tras lo del Google Campus este de Sicilia, la cosa se ha puesto un poco complicada.

    El exceso de hipocresía va a pasar factura a este movimiento.

    No hay mejor manera de cargarse una causa que el apoyarla por las razones equivocadas.

  3. Pepe Galindo dijo:

    Prácticamente a todo lo que dices tienes respuesta en los enlaces del artículo, por lo que no voy a repetir. Pero deberías leer el siguiente artículo para que, si te fias de la CIENCIA, entiendas que en el planeta hay demasiados humanos:
    https://blogsostenible.wordpress.com/2018/01/20/actos-individuales-ecologicos-decidir-no-tener-hijos-superpoblacion/

    No hay mejor manera de cargarse una causa que criticar sin proponer soluciones y, sobre todo, no entender lo que ocasiona el problema ni su auténtica gravedad. Por desgracia, hay mucha gente que piensa como tú. Enhorabuena, sois mayoría. Pero precisamente por eso, la salud y el medioambiente se están perdiendo.

    • Beamspot dijo:

      Sigues sin entenderlo.

      No he dicho nunca que no tengamos un problema con la población. Ni que tengamos un problema (gravísimo) con el clima.

      No soy un negacionista, para nada, como bien deberías saber hace ya tiempo. Más bien al contrario,

      Creo que hay DOS cambios climáticos. A cada cual peor. Uno es el que estamos viviendo. El otro es el que nos están vendiendo.

      Pero que crea en la ciencia, no quita del problema social que tenemos delante. La sociología y la política no están muy contempladas en este tema, por lo que se ve de forma abierta, aunque de forma solapada, sí, y no es precisamente bonito este aspecto.

      Vale, sobran personas. Estoy de acuerdo. Es el principal problema.

      Ahora bien ¿cual es la solución?

      Nada de eso quita validez a mi planteamiento.

      ¿Crees de verdad que la gente va a comprar eso?

      ¿Crees de verdad que a la gente le importará el futuro del planeta a 10 años si ellos no llegan a fin de mes?

      ¿Crees de verdad que la gente va aceptar que alguien diga desde las escalerillas de su jet privado, que tenemos que ir andando y comer gusanos mientras el se jala un entrecot?

      La economía se está enfriando a marchas forzadas. Cuando la gente tenga problemas serios para sobrevivir el día a día, les va a importar un carajo el cambio climático.

      Cualquier cosa que les dificulte el llegar a fin de mes la van a querer quitar de enmedio, sea promocionar el cochepilas del rico del barrio, sea la subida de impuestos al pollo, a la gasolina, a los transportes, a la reducción de la jornada, etc.

      Que los pobres financiemos la transición energéticas de los de las clases altas no parece que sea algo socialmente aceptable.

      Si no quieres ver la dimensión social de las propuestas que se nos están intentando imponer, entonces tendrás que sufrir las consecuencias.

      El problema NO está en el cambio climático (que es un problema gravísimo, repito). Está en las soluciones que se están intentando imponer, ya que a todas luces NO son ni suficientes ni adecuadas. Para muchos, tanto en la parte más castigada de la España vaciada que he visitado estos días, como también en las partes rurales francesas, se está hablando que sois unos ecofascistas (ecolo-fachos, en las pintadas gabachas), ante el tipo de ‘soluciones’ que estáis promoviendo.

      La revuelta social está servida, os guste o no.

      Si sobra gente, la pregunta es ¿quién? ¿No sería lógico empezar por quitar los que más consumen?¿Los mandatarios y las clases más altas?

      Curiosamente, esos que más consumen son los que mandan y NUNCA van a aceptar reducir su propio tren de vida, más bien nos lo impondrán a los demás.

      Haz lo que digo, no lo que hago.

      Si los que tienen que tomar medidas no se las van a aplicar a ellos mismos, entonces no hay salida.

      Jaque Mate.

      Beamspot.

  4. Pepe Galindo dijo:

    Creo que estamos de acuerdo contigo al 100%. El problema es que tú solo hablas de una medida: reducir el consumo en las clases altas, pero no dices cómo.

    Estamos de acuerdo en tu propuesta, pero el cómo es importante. Además no hay una única forma sino que hay varias: eliminar paraísos fiscales, impuestos verdes, reducir la jornada laboral (sin afectar a los salarios, o afectando poco)…

    Lo ideal sería que se afectara solo a las clases altas y medias-altas, pero eso es imposible. Ciertos impuestos verdes deben afectar a todas las clases, siguiendo el principio de que “el que contamina, paga”.

    Nosotros creemos que sí hay salida, pero no es fácil. La salida depende de que todos los que somos gobernados queramos salir o no.

    Tienes razón (parcialmente) en que los que no llegan a fin de mes, tampoco prestan atención a los problemas ambientales. Pero los que sí llegan a fin de mes, tampoco lo hacen, por lo que tu distinción carece de sentido.

    Sobra gente, pero no sobra nadie. Obviamente no hay que eliminar a nadie, pero es urgente tomar conciencia del problema de superpoblación y evitar políticas que fomenten la natalidad (subvenciones por nacimiento, por familias numerosas…). Muchas familias ricas son numerosas y, encima, tienen subvenciones. El daño ambiental de eso es inmenso.

    Gracias por tu comentario.

    • Beamspot. dijo:

      Tu mismo has dado algunas claves.

      El problema es que algunas de esas ‘medidas’ van justo en contra de lo que algunos mal promocionan.

      Eso de subvencionar a las clases altas tiene que ser retirado.

      Pero el problema es que hay DOS subvenciones que bombean dinero de las clases bajas a las altas que no os van a gustar.

      La primera, es cortar todos los subsidios a vehículos privados. A TODOS.

      Dado que los eléctricos están dentro del octavo de arriba de precios de coches vendidos, eso implica eliminar TODAS las prebendas a los coches eléctricos.

      Que vayan a pie o en metro, como hacemos el resto.

      Hay un artículo que demuestra que en Noruega el 25% de arriba de la sociedad (esos que deben pagar por lo que contaminan) tienen 15 veces más cochepilas que el 25% de abajo. Y encima es el segundo o tercer coche. Y encima tienen privilegios (cargas gratuitas, carril bus, parking gratis).

      Y dejan de mezclarse con la purria y por tanto de usar el transporte público.

      Nada de privilegios, nada de suvencionar coches de más de 20.000€, sean de la motorización que sean. Nada de pagarles la electricidad, el párquing, peajes y demás privilegios de clases ya de por sí privilegiadas.

      Nada de cochepilas. A pie o en transporte público, como todo el mundo.

      Y los políticos a dar ejemplo. Lo mismo para los defensores del cambio climático, que Al Gore y compañía hagan lo mismo que hace Greta: ir en transporte público. Y nada de trajes de Armani (cuya fabricación contamina mucho, por cierto).

      Dando ejemplo, probablemente la gente se tomaría las cosas de otra forma.

      También deberíamos decir que nada de aviones ni de cruceros (sobre todo, de lujo y turismo), pero con eso no creo que consigáis que el >20% de la población que vive del turismo os apoye, por mucha razón que haya en estos argumentos.

      Esa es la parte que más me preocupa: las medidas efectivas se cargan el tejido económico de nuestra sociedad, y no veo nada que pueda funcionar en este aspecto.

      Algo más difícil de explicar es el tema de las renovables, pero lo dejaría de la siguiente manera: quien quiera autoconsumo, que no pague ni iva ni impuestos, pero que se quite el contador.

      Si tiene contador, que pague por los servicios de estabilización (e impuestos) y reducción de intermitencia que el mismo causa. Que lo llamaréis impuesto al Sol, pero sólo los que tienen pasta tienen también el sitio para meter >10kW de fotovoltaica. Que paguen.

      Pero es que encima estáis proponiendo un impuesto al aire, en forma de emisiones de CO2, sólo que evidentemente no lo llamaréis así, por mucho que sea un impuesto al aire que respiramos (emitimos CO2 en el proceso y eso). Y proponéis comer gusanos dado que los animales son antinaturales.

      Ya escribí al respecto del cuento este del veganismo, que es una dieta desequilibrada y mala para la salud.

      http://crashoil.blogspot.com/2019/07/venusianos.html

      Yo propondría cambiar el sistema alimentario por otro de otra forma (nada de macrogranjas, por ejemplo). Si a las vacas les das algas, que por lo visto, les gustan, apenas emiten metano, y encima reciclan nutrientes que se han ido de la tierra al mar.

      La rotación de cultivos con pastoreo en la zona en barbecho era un método muy natural de cerrar el círculo y los ciclos del fósforo y potasio. Es la comida industrial, la industrialización de la ganadería y de la agricultura lo que está causando la mayor parte del daño, no los animales ni el comer carne. Ese equívoco hay que corregirlo.

      Pero subir el iva a la carne lo que hace es separar clases. Y decir que los pobres deben comer gusanos es fomentar el clasismo en el que ha caído una clase política engreída y traidora de clase.

      Y eso va a ser difícil de cambiar.

      He hecho algunas propuestas. Si los líderes políticos se atuviese a ellas, entonces es probable que la gente empezase a ver las cosas de otra manera, pero dudo que sea así. A esos no los bajas de sus coches diésel blindados.

      Por otra parte, está demostrado que la demonización del diesel privado oculta otras intenciones que nada tienen que ver con el ecologismo. Eso da mucho pie a pensar que tanto monotema con el CO2 (cuando hay muchos otros problemas que no tienen nada que ver, como el esquilmado de las pesquerías) como lo de los NOX (>60% debidos a camiones, autobuses, furgonetas y transporte pesado, no a vehículos privados), obedecen a otros temas mucho más peliagudos que intentan pasar de soslayo, como el peak oil.

      Me temo que nos están dando gato por liebre.

      Y si estoy en lo cierto, eso no va a arreglar nada, y tampoco va a hacer que se cambie nada, así que os llevarán a pagar el pato.

      Desgraciadamente.

      Beamspot.
      PD: por cierto, una de las cosas más contaminantes, es la electrónica. Así que lo suyo sería que dejásemos de usar telefonía móvil, nada de las 5G, nada de ordenador nuevo cada cuatro años, ni de teles de 200″ para ver el partido. Pero a ver cómo vendemos esto a la sociedad.

      • Pepe Galindo dijo:

        Tienes mucha razón, pero en algunas cuestiones no estamos de acuerdo del todo:

        1. El coche eléctrico no es “ecológico”.
        2. Los aviones contaminan demasiado y no deben subvencionarse, pero lo están y por eso hay vuelos low cost con 4 costes ocultos.
        3. Las dietas veganas pueden ser equilibradas. También pueden ser nefastas, pero igual que cualquier otra dieta. Las dietas basadas en carne también pueden ser muy malas. Para el medioambiente, el veganismo es esencial, pero no de cualquier forma (por supuesto). Y esto último lo dice la ciencia.
        4. Por supuesto, es mejor comer carne no industrial, pero hoy eso es muy complicado. Por tanto, es más simple (y más sensato según la ciencia) reducir drásticamente el consumo de carne (no hay que ser vegano pero tampoco comer carne a diario).

        5. Efectivamente, el gran problema es el “consumismo”, que genera transportes masivos, cambiar de móvil cada pocos años, 5G para ver vídeos absurdos sin esperas… La austeridad es barata, pero no se vende fácilmente.
      • Beamspot dijo:

        Te respondo así, ya que no sé cómo responder a tu respuesta.

        En realidad, en los puntos 1, 2 y 4 estamos totalmente de acuerdo.

        Sólo discrepamos en el 3.

        No, el veganismo que nos venden es un producto comercial. Punto. Diga lo que diga la ciencia.

        Mis compañeros que viven en el campo lo tienen comprobadísimo: tener gallinas y conejos aumenta mucho la producción, más que lo que luego dichos animales consumen (y los conejos son muy voraces). Demostrado. Y encima, comérselos les equilibra la dieta, sobre todo, comiendo huevos (que no es carne, y que acepta una dieta vegetariana).

        Evidentemente, consumen mucha menos carne, y no les cuesta tanto. No es imposible. Para nada. Es algo que ha hecho la humanidad hasta hace medio siglo sin problemas.

        No, los ‘problemas’, las ‘complicaciones’ para tener carne no industrial las pone la industria… y los gobiernos. Muy especialmente bajo normativas ‘ecológicas’.

        Es por eso que esta gente que cultiva su comida tiene clarísimo que esto es una farsa. Porque les ponen todo tipo de trabas posibles a tomar las soluciones más ecológicas posibles… con la excusa del ecologismo.

        Por eso llaman a todo esto ecofascismo.

        Legalmente los impedimentos para tener un par de gallinas son brutales, y eso hace que no compense económicamente. Pero es justo por imperativo legal.

        Si la ley apoyase y reforzase este tipo de alimentación, en lugar de ir en contra, otro gallo cantaría.

        Pero oye, Al Gore no se hubiese forrado con Beyond Meat, ni el McDonalds ni el BurroKing ni ninguna de las que venden ‘carne vegetariana’. Claro que Al Gore ya estaba forrado de antes…

        Beamspot.

      • Pepe Galindo dijo:

        Sinceramente, es muy complicado hacer una evaluación seria de si tener dos gallinas es o no “ecológico”. Solo la huella hídrica de un huevo es muy alta, pero eso, claro, es para los huevos del supermercado. Los huevos de gente “particular” depende mucho de lo que coman las gallinas, del lugar donde vivan…
        Seamos sinceros: Hoy día, en los países industrializados, todos los que tienen gallinas las alimentan con comida que no saben de donde vienen (aunque también les echen sus restos orgánicos, por supuesto).

        A todo esto hay que añadir el maltrato animal, inevitable si comes carne. Puede que comer cierto tipo de carne no tenga mucho impacto ambiental, pero el impacto del sufrimiento y del desprecio de los intereses de otros animales es evidente. En algunos lugares, hace no muchos años, las personas de raza negra eran esclavizadas. En cambio, hoy eso ya no es posible. Han cambiado las normas morales. Respecto a los animales, también están cambiando las normas morales… y hay que decir que los cambios contra el sufrimiento animal están siendo más rápidos que los cambios contra el cambio climático.

        Si los científicos dicen que el veganismo ayudaría a mitigar el problema ambiental, sus motivos tendrán. Evidentemente, son datos generales, pero si defiendes el consumo de carne en un caso particular, la evaluación del impacto de ese caso no es sencilla, y si se hace mal, dará resultados erróneos.

  5. Pingback: Tropecientos hechos para mostrar que el Partido Popular es un peligro para el medioambiente (incluso tras Rajoy) | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  6. Pepe EBR dijo:

    Hace años que vengo investigando los problemas del sistema, todas esas medidas que proponéis tanto unos como otros están bien, pero siempre son parches al problema raíz.
    ¿Y como solucionamos el problema raíz? ¿Y cual es el problema raíz?
    Si nos centramos en cualquiera de los problemas y empezamos a tirar del hilo, veremos que en todos ellos es el dinero y el comercio el causante de todos los problemas. Solución, eliminar el dinero y el comercio.
    Pero estamos muy acostumbrados a hacer nuestros intercambios de todo tipo bienes y trabajos a cambio de dinero. (Cuando llegamos a este punto la mayoría de la gente cierra las orejas, y no quiere saber mas, no nos toman en serio) pero yo siempre intento seguir explicando.
    Hay otras formas de organizar grupos de gente, pero no las queremos tener en cuenta. Durante millones de años los humanos, “si humanos”, nos hemos organizado sin dinero, y no digo haciendo trueque de bienes o trabajos. En pueblos actuales y en épocas de la prehistoria se organizaban por los conocimientos y destrezas que tenia cada uno de los individuos a lo largo de sus vidas.

    Y esto es lo que proponemos. Que la sociedad mundial deje de organizarse con el mercado y el dinero, y volvamos a organizarnos por el conocimiento. Durante un tiempo de la historia en el que los recursos y el conocimiento fueron escasos estuvo bien. Pero hoy en día hemos vuelto a tener conocimientos y recursos para todos los seres humanos de este poblado llamado Tierra. Lo normal es que volvamos a organizarnos mas acorde con los tiempos actuales.

    Dejo un enlace a un video de introducción a toda esta forma de organizar la población mundial.
    [video src="https://ia803106.us.archive.org/20/items/tromprojecttrailerespanol/TROM%20Project%20-%20Trailer%20%28espa%C3%B1ol%29.mp4" /]
    Y otro enlace, a una pagina de ese proyecto “TROM”
    https://www.tromsite.es/#TROM%20Documental:HOME%20%5B%5BTROM%20Documental%5D%5D

    A toda esta forma de organizarnos algunos lo llamamos una “Economía Basada en Recursos” https://es.wikiversity.org/wiki/Econom%C3%ADa_basada_en_recursos

    • Pepe Galindo dijo:

      Sin duda, el capitalismo es la base del problema. Pronto vamos a publicar un resumen del primer volumen del libro “En la espiral de la energía” y ahí se explica bastante bien. Te gustará. Ahora bien, si nuestras propuestas son tímidas y, a la vez, difíciles de que se apliquen, tu propuesta es aún más difícil. Tal vez, imposible hoy en día. Para aplicarlo habría que proponer medidas intermedias más factibles. Por ejemplo las “monedas locales o sociales“, de las que ya hemos hablado en este blog.

  7. Pingback: Los productos nocivos para la salud o el medioambiente deben indicarlo en su embalaje con etiquetas claras | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  8. Pingback: Coche sostenible: Solo si es MUY compartido, con energía renovable… | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  9. Pingback: Libro “En la espiral de la energía” de R. Fernández y L. González (Volumen I, resumen) | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  10. Pingback: Enumeremos las consecuencias de la crisis climática (que es una crisis ambiental) y algunas soluciones | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s