Residuos: un monstruo que no queremos enterrar ni quemar

Félix Rodríguez de la Fuente nos definió como la “civilización de la basura”. Producimos basura a un ritmo tan alarmante que no podemos gestionar. Sabemos lo que tendríamos que hacer, pero no lo hacemos.

En España, más de la mitad de los residuos domésticos se entierran en basureros. Algunos creen que la basura desaparece. Pero no desaparece. Toneladas de residuos de los países ricos llegan al tercer mundo o se queman de forma misteriosa, incluso en los mismos centros de reciclaje. Las empresas de reciclaje cobran por reciclar, pero no siempre reciclan.

Si el basurero no está bien sellado, liberará productos tóxicos y se contaminarán acuíferos, tierras y mares. También se liberan contaminantes a la atmósfera. Tarde o temprano los productos tóxicos pueden liberarse, aunque el vertedero sea perfecto. Nuestra sociedad no piensa a largo plazo.

Que no te engañen con el reciclaje

Muchos ecologistas piden un sistema SDDR para evitar los envases abandonados. El SDDR es un sistema estupendo, si se usa para reutilizar envases (como se hacía hace unas décadas cuando te daban dinero al devolver el envase).

El SDDR no es ecológico si se usa para reciclar, porque el reciclaje no funciona. Y no funciona porque no es rentable. Si fuera rentable no veríamos botellas y tetrabricks abandonados.

La solución a la que caminar es simple: cerrar los basureros, abrir plantas de compostaje y obligar a que todo lo que se ponga a la venta tenga su ciclo de reutilización y reciclaje ya cerrado y bien organizado. Enterrar residuos sin tratar es una pérdida de recursos y un riesgo de contaminación.

Se ha demostrado que poner impuestos sobre los residuos que llegan al vertedero reduce la cantidad de basura. Y eso ocurre en todos los países donde se ha hecho: Dinamarca, Noruega, Francia, Reino Unido, Italia, Países Bajos, Suecia, Finlandia… Los diez vertederos más grandes de España reciben entre 300.000 y 820.000 toneladas de basura anuales. Tres de ellos pertenecen a la Comunidad de Madrid: Pinto, Las Dehesas y Colmenar Viejo. Y en esas cifras no se contabiliza todo. Muchos residuos llegan a los vertederos tras pasar por distintos recorridos, como puntos limpios (que también arden con frecuencia).

Todo arde. En vez de compostarse, los restos agrícolas y de poda también se queman (ilegalmente en muchos casos, como en Murcia). La chatarra también se quema, habiendo casos —como Ceuta o Málaga— con incendios casi diarios. Las autoridades ya han normalizado el problema y en vez de poner solución, incrementan las dotaciones de bomberos.

El vidrio no se quema —porque no arde— pero en vez de reutilizarse (que sería lo inteligente), acaba en vertederos o, en el mejor caso, se recicla generando contaminación. El reciclaje nunca es totalmente limpio. Nunca.

España va con retraso en el tratamiento de residuos y podría ser multada por la UE. Los movimientos ecologistas han hecho sus propuestas, entre las que destaca que los costes reales del problema recaigan en las empresas productoras, sean de los productos que sean: cápsulas de café, botellas, maquinillas de afeitar, colchones o lo que sea. Hay normas en Europa para que las empresas que venden plásticos paguen por limpiar dondequiera que acaben. Pero la ley no se cumple.

La solución es simple

  1. Todos los productos de usar y tirar deben ser gravados, de tal forma que se incentiven alternativas para la reutilización con un sistema SDDR. Aquí se incluye todo: desde envoltorios de caramelos hasta plásticos de invernaderos.
  2. Los impuestos a los envases de usar y tirar deben crecer cada año.
  3. Los envases de vidrio deben ser obligatoriamente retornables para su reutilización, reduciendo el reciclaje a lo imprescindible.
  4. Es urgente tratar bien cada residuo y compostar los restos orgánicos, potenciando el compostaje en casa.

Pero todo esto requiere un ingrediente esencial: educación ambiental. Este es el único camino ecológico. Y es imperioso caminarlo.

♦ NOTA IMPORTANTE: Hasta el 28 de octubre de 2021 está a información pública la futura Ley de Envases y cualquiera puede presentar sus alegaciones. Aquí tienes el texto propuesto y el documento para hacer tales alegaciones. Solo tienes que rellenarlo y enviarlo por mail. Si te gusta nuestra propuesta, puedes copiar y pegar para enviársela, y también hacer tus propias aportaciones.

♦ Más información:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor de libros como "Salvemos Nuestro Planeta", "El buscador de lo inefable" y "Relatos Ecoanimalistas"; ademas de publicar regularmente en dos blogs: 1) blogsostenible.wordpress.com y 2) historiasincontables.wordpress.com
Esta entrada fue publicada en Basura, Consumo, Datos para Denuncia, Sostenibilidad y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s