¿Debo invertir en bolsa? Una mirada crítica al IBEX-35

En pocas palabras: Invertir en el IBEX-35 no es ético ni ecológico.El inversor tiene siempre como objetivo ganar dinero. No hay nada malo en querer ganar dinero. Lo malo es cuando “ganar dinero” es (casi) lo único que importa, ignorando otras cuestiones importantes (ambientales, sociales, éticas…). Podemos resumir diciendo que invertir en bolsa es “apoyar a una empresa” y eso solo es ético si después de evaluar todo lo que implica, concluimos que esa empresa y sus objetivos son éticos. Pensemos que invertir en una empresa no es solo poner en ella nuestro dinero; es también poner en ella nuestra energía.

Sin duda, siempre habrá inversiones que nos permitan mayor rentabilidad que las inversiones éticas. Precisamente, las inversiones son éticas porque NO solo miran la rentabilidad. Hay bancos éticos que nos garantizan que ellos hacen la evaluación correspondiente mirando aspectos sociales y ambientales.

Invertir en bolsa es una especie de lotería

En bolsa, a veces se gana y a veces se pierde. Normalmente, cuando se gana, se gana poco y cuando se pierde, puede perderse mucho. Invertir en bolsa siempre es arriesgado porque hay muchos estafadores en las largas cadenas de elementos que hacen que esto funcione (agencias de calificación, bancos de inversión…). Para entender mejor el funcionamiento de la bolsa te recomendamos este vídeo con un cuento para niños.

En España el índice bursátil de referencia es el IBEX-35 y se calcula a partir de la capitalización de las 35 empresas con más liquidez de las que cotizan. Esas 35 empresas son las supuestamente más fiables, pero un estudio del año 2013 reveló que 32 de las 35 empresas poseían unas 800 filiales en paraísos fiscales, hasta 20 en el caso de Inditex. Entre las empresas españolas que más evaden impuestos están el Banco de Santander, ACS, Iberdrola, Abengoa y BBVA. Desde entonces, las empresas del IBEX han cambiado ligeramente por lo que no hay datos actualizados, lo cual beneficia a los que no quieren que estos datos se divulguen.

Las empresas del IBEX-35 por sectores

1. Energía: Aquí encontramos las empresas más contaminantes de España, incluyendo también a la papelera ENCE que es responsable de una inmensa contaminación y deforestación en Galicia. El nuevo rumbo de la humanidad hará caer a muchas de estas empresas. Por tanto, invertir en ellas es una inversión de alto riesgo. Por otra parte, estas empresas están entre las que más greenwashing aplican. O sea, no te puedes fiar de lo que dicen en su publicidad porque mienten y esconden datos. Las noticias que hablan de estas empresas también están pagadas en muchos casos (branded content).

Invertir en estas empresas es difícilmente ético, aunque hay dos excepciones. Red Eléctrica es una empresa operadora en el sistema eléctrico. Podría hacer más para introducir renovables y minimizar las nuevas líneas eléctricas, pero las normas del mercado son complejas. Por otra parte, Gamesa se dedica al sector de la energía eólica por lo que contribuye a frenar el cambio climático. No obstante, la energía eólica es siempre renovable pero no siempre ecológica.

  • Sugerimos encarecidamente NO INVERTIR en las demás: Endesa, Iberdrola, Naturgy, Repsol, Enagás, ni ENCE.

2. Construcción e inmobiliaria: Las grandes empresas constructoras tienen muy complicado ser responsables, porque se deben a intereses económicos muy fuertes que anteponen el dinero a todo lo demás. En este sector no recomendamos invertir en ninguna, porque España es un país altamente construido con alto riesgo de burbuja inmobiliaria, especialmente en la etapa post-COVID-19, en la que distintos gobiernos autonómicos apuestan por la desregulación. En España, más que construir habría que destruir algunas de las infraestructuras creadas (El Algarrobico, algunos aeropuertos y autopistas…)

  • Sugerimos encarecidamente NO INVERTIR en: Acciona, ACS, Ferrovial, Inmobiliaria Colonial, ni Merlin Properties.

3. Banca y seguros: Ningún banco ético cotiza aún en las bolsas españolas por lo que invertir en estas empresas es, directamente, nefasto. En seguros, Mapfre tampoco está considerada una empresa ética y, por tanto, sus inversiones irán a donde consideren que hay mayor rentabilidad, sin evaluar aspectos socioambientales.

  • Sugerimos encarecidamente NO INVERTIR en: Banco Sabadell, Banco Santander, Bankia, Bankinter, BBVA, CaixaBank, ni Mapfre.

4. Transporte aéreo, automoción, turismo y metalúrgica: Agrupamos aquí esos cuatro sectores porque tienen una característica común: son grandes consumidores de energía no renovable, directa o indirectamente. Por tanto, no tiene sentido ético invertir en ellas. Particularmente, es bien sabido que el transporte aéreo es altamente contaminante y que el turismo responsable no es el que fomentan las grandes corporaciones.

  • Sugerimos encarecidamente NO INVERTIR en: Aena, IAG, CIE Automotive, Amadeus, Meliá, Acerinox, ni ArcelorMittal.

5. Consultoría y armamento: Una de las mayores empresas armamentísticas de España es Indra, la cual está entre las 100 mayores compañías mundiales del sector de defensa. Obviamente, invertir en armas no es una inversión ética ni ecológica. De hecho, el ecologismo es siempre pacifista. Algunos países, como Costa Rica, han eliminado su ejército y así han conseguido ahorrar mucho dinero las cosas verdaderamente importantes. Indra sabe que necesita muchos minerales que proceden de zonas en conflicto donde se violan los Derechos Humanos. Además, reconoce que “no tiene capacidad de disponer de trazabilidad exacta del origen de los minerales”. O sea, que no está consiguiendo ser una empresa ni remotamente responsable.

5. Alimentación: Un sector tan importante solo está representado por la empresa Viscofan, la cual se dedica a crear envolturas para el sector cárnico. Dado el inmenso impacto ambiental del consumo de carne, invertir en esta empresa es muy poco responsable y nada ecológico.

6. Textil: Aquí solo encontramos una empresa bastante conocida: Inditex. Es una empresa llena de escándalos financieros y éticos, incluso asociada a la esclavitud infantil. En España tiene algunos defensores, primero porque genera bastante empleo y segundo porque la empresa ha hecho algunos regalos a la sanidad pública. Son dos aspectos muy dignos de tener en cuenta pero que en ningún modo convierte en buenas las malas prácticas. El fraude es tan evidente que el 20% de los beneficios de Inditex se debe a una única filial en Suiza con el 0.1% de sus empleados. Las quejas y noticias sobre las condiciones laborales en países del tercer mundo son constantes.

7. Telecomunicaciones: El impacto ambiental de las telecomunicaciones es brutal. Solo Internet consume el 10% de toda la electricidad del mundo. A eso hay que sumar el impacto de la electrónica y su “imposible” reciclado. Pensemos que un ordenador necesita 64 elementos químicos, dejando sin usar solo 29 elementos de la tabla periódica. Por tanto, no es un sector que merezca atención ética aunque, por supuesto, no son tan malas como las anteriores.

  • Sugerimos NO INVERTIR en: Cellnex Telecom, MasMovil Ibercom, ni Telefónica.

8. Farmacéuticas: Siendo empresas del ámbito de la salud es complicado hacer una evaluación. Grifols es una empresa con buena consideración ambiental a pesar de su alto consumo de agua y de haber sido sancionada por sus aguas residuales. La otra farmacéutica es Almirall, la cual lleva muy poco tiempo en el IBEX y, por tanto, no ha sido aún bien analizada. En todo caso, formar parte del IBEX es un buen augurio económico, pero no una buena señal ética.

Resumiendo

Si te sobra dinero para invertir en bolsa, tal vez se te ocurra algo mejor que hacer con ese dinero en un mundo donde tanta gente pasa hambre y donde hay tantos problemas de todo tipo.

Si aun así, decides invertir en la bolsa española, debes saber que de las 35 empresas actuales del IBEX tal vez solo tiene algo de sentido ético invertir en cuatro de ellas: dos farmacéuticas y dos empresas del sector energético. No obstante, es bien sabido que las grandes empresas son difícilmente empresas éticas. El IBEX-35 está formado solo por grandes empresas por lo que nuestro consejo es no invertir en ninguna.

♦ Te interesará también:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor del libro "Salvemos Nuestro Planeta" (ver apartado de libros resumidos de Blogsostenible).
Esta entrada fue publicada en Alimentación, Denuncias, Economía, Energía y Contaminación, Malas noticias, Medio Ambiente, Noticias de España y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Debo invertir en bolsa? Una mirada crítica al IBEX-35

  1. V.J. Nácher dijo:

    Hola Pepe.
    Buen post, pero sabes que tengo ancestros cojoneros, por tanto aquí te dejo una idea contraintuitiva: ¿y si lo hiciésemos al revés? ¿Y si masivamente participásemos en bolsa para tocarle la moral a las empresas? ¿Te imaginas a alguien en el consejo de accionistas levantando la mano y llamando a la dirección el nombre del puerco en nombre del movimiento ecologista?
    Ahí lo dejo.

  2. Pingback: Greenwashing es una forma elegante de decir que nos engañan: el caso de Estrella Damm y su cerveza verde | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s