AgroFamilia Cacao: plantaciones colaborativas de cacao ecológico

Antonio Marinetto es vice-presidente y co-fundador de ALIADE, una corporación para el desarrollo regional ético y sostenible. Aquí les dejamos una entrevista en la que nos anima a participar en uno de sus recientes proyectos.

Uno nunca sabe por qué caminos le llevará la vida. Lo importante es que estemos en lo posible dentro de los valores que configuran nuestra ética. (…) Yo, cuando me harté de estudiar y cuando viví una larga vida en Entidades Internacionales, nunca pensé que a la edad de mi jubilación, en vez de tomar el sol, me iba a embarcar en el mayor trabajo de mi vida. ¡Y el que más me satisface!

Semillas de cacao recién germinadas

Semillas de cacao recién germinadas

Con este comentario comienza la exposición de Antonio, uno de los socios de la Corporación Global ALIADE S.L. una empresa española creada en 2016 para diseñar e implantar Programas de Desarrollo Regional Ético con Integración Social en países en vías de desarrollo. Hoy, están presentes en cuatro países Latinoamericanos, teniendo su modelo completo en la República Dominicana.

  • Parece complicado conseguir ese desarrollo e integración social, ¿no?

No es tan complicado, al menos para explicarlo. Lo importante es la realidad de los Programas de Desarrollo en marcha. Se trata de elegir un territorio en el que la población esté necesitando salir de una gran cadena de exclusiones sociales que la mantiene atada a la pobreza y, aplicando nuestra ya larga experiencia (conocimientos, inversión, capacidad de liderazgo y soluciones imaginativas y seguras) conseguir que esas familias salgan de esa pobreza a corto plazo y que nunca más tengan motivos para volver a ella, ni sentir la necesidad de emigrar fuera de su tierra y lejos de sus valores. Y eso, además, va acompañado de un Programa de Integración Social a largo plazo, que lleva a cabo nuestra Fundación Desarrollo Justo, por 20 o más años y sin costo para las familias.

El desarrollo económico solo, sin integración social, sin autoestima ni reglas de convivencia con familias o ciudadanos, no llega a nada, se pierde en poco tiempo.

  • ¿Podemos conocer un ejemplo?

¡Claro que sí! El “Programa AgroFamilia Cacao Dominicana” es un proceso de desarrollo familiar de pequeños agricultores, casi todos por debajo del umbral de pobreza o extrema pobreza (menos de 1 o 2 dólares por persona y día para vivir). Estas familias tienen su pequeña tierra pero, como ocurría en la España de la primera mitad del siglo pasado, carecen del dinero y del conocimiento para sacar partido de esa tierra. Muchos sobreviven porque son “recolectores”, pero no agricultores. En esos países, muchas cosas se producen de forma natural, pero la cantidad y calidad de lo producido no da para vivir.

AgroFamilia selecciona a cada familia, la asocia a una Cooperativa de Ahorro, Crédito y Servicios Múltiples y ahí les da una cuenta financiera que nunca tuvo, un medio de pago (como una tarjeta de débito) en su teléfono móvil,  servicios médicos, funerarios, seguro de vida, asesorías varias, y más. Todo gratuito. Una vez que se consigue que esa familia deje atrás el estrés de no poder vivir o ir al médico, pagar en una tienda, enterrar dignamente a los suyos, se le crea un pequeño huerto familiar donde, mediante protocolos de cultivo orgánico de origen natural, producen verduras de ciclo corto, por ejemplo lechugas que, en un par de meses, ya les producen un ingreso sobrado para vivir. Estos productos, de mucha calidad, se venden por ALIADE quien, una vez descontados los gastos, les entrega el 90% del beneficio obtenido.

Luego, una vez estabilizada mínimamente la economía de la familia, se plantan árboles de cacao de primera calidad, siguiendo también protocolos orgánicos de origen natural, que le dan al cacao un valor de venta muy superior al del mercado internacional, asegurando su ingreso, mucho mayor ya al salario mínimo, por más de 25 años.

Se trata, no de solventar el día de hoy, como harían otras entidades con regalos o donaciones, sino de crear riqueza estable y a largo plazo, mientras se preserva el medio natural, se enriquece la tierra y se genera una economía sostenible para las familias y sus hijos.

Para darle suficiente tamaño a la producción de las familias, ALIADE crea una Infraestructura Agrícola básica; su propio centro de producción, al que llamamos “Oasis”. En este programa, el Oasis Doña Isabel es una “Finca Modelo” y un centro de tecnología, capacitación, producción de abonos y remedios orgánicos de origen natural; y al mismo tiempo, un centro de producción de cacao orgánico de alta calidad, que suma su producción  a las de las familias.

Un producto certificado orgánico y de comercio justo, con calidad y rigurosa selección, siempre es vendible en muy buenas condiciones.

  • Uno de los principios de la agroecología es la diversidad. Si vuestro programa es solo de cultivo de cacao ¿cómo conseguís esa diversidad?

En realidad, el cacao es un “cultivo principal” pero hay otros “cultivos sinérgicos” de ciclo corto, medio y largo. Entre ellos, como ejemplo de ciclo largo, los árboles que dan sombra al árbol de cacao, que sin esa sombra no puede producir. Plantamos árboles productivos que mejoran los ingresos de la familia añadiendo al cacao otras cosechas y asegurando los ingresos ante algún problema imprevisto. Para esto usamos dos árboles: limones de una variedad autóctona, que dan una sombra más baja y, para la sombra alta usamos el Artocarpus, cuyo nombre significa “árbol del pan”, que es un especie de gran valor añadido. Esta es una variedad que además enriquece la tierra. Para completar las mejoras de la tierra, en las calles de los árboles de cacao, se plantan otras variedades de ciclo corto que dan raíces comestibles y que enriquecen el terreno como jengibre y cúrcuma. En otras zonas se plantan especies como frutas o tubérculos de ciclo medio, como maracuyá, pitahaya o yautía, un tubérculo muy apreciado.

Aparte de eso, se trabaja en silvicultura. Hay en la finca varias zonas de bosque natural y repoblado, siempre con especies autóctonas y eliminando las especies invasoras como la acacia americana, que abunda mucho pero no es autóctona.

  • ¿Y cómo se financian todos esos programas?

Ese es un tema importante y delicado. La rentabilidad y la sostenibilidad en el tiempo, son esenciales para el programa, que se planifica desde el principio. Nos financiamos en el mercado privado, como todas las empresas que tienen un buen proyecto. No queremos subvenciones ni regalos. El Banco Agrícola de la República Dominicana, un banco del Estado, ha estudiado nuestro proyecto y nos ha financiado 650.000 dólares para la plantación del Oasis Doña Isabel y eso es una clara señal de que el proyecto agrícola es muy bueno y confiable.

Pero ahora, de pronto, el efecto demoledor que ha tenido esta plaga del COVID-19 ha afectado muy duramente a las familias más pobres. Nos hemos tenido que reinventar un poco, para tratar de adelantar el programa sobre la planificación y solventar el problema que se ha metido por las puertas de muchas familias.

Hemos aplicado un concepto moderno que es el de “Inversión de Impacto”. O sea, una inversión que es muy rentable para el que la hace y que además tiene un impacto social importante. Para ello hemos iniciado una campaña especial que se llama “Tu Árbol es el Cambio” (ver vídeo). En ella vendemos parte de los 240.000 árboles de cacao que ya tenemos listos para plantar en los viveros del Oasis Doña Isabel. Esas plantas ya están pagadas y hecha la inversión por ALIADE. Entonces, cuando entras en la web y compras un árbol por 20 dólares (unos 18,20 €) te damos un beneficio anual del 8,5% por tu inversión, durante los 25 años de plena producción del cacao. Y todo ese dinero recaudado se empleará en crear con urgencia un Programa AgroFamilia Cacao para, al menos, 200 familias en una primera fase. Se amplían las instalaciones de fabricación de fertilizantes orgánicos, se aplican los ingenieros para enseñar nuevas tecnologías agrarias, capacitar y tutelar los cultivos, se dotan los huertos familiares iniciales y se prepara la plantación de los cacaos de cada familia.

Necesitamos vender muchos árboles, por lo que es importante que entren en la página www.tuarboleselcambio.com y compren todos los que puedan. Además de recibir el beneficio, serán parte de un proyecto RASSA (Rentable, Ambiental, Solidario, Socialmente responsable y que Arraiga a las familias en el territorio en el que crecieron).

En las páginas web citadas, en Instagram y en Facebook está toda la información necesaria para conocer y para comprar los árboles.

¡TU ÁRBOL ES EL CAMBIO! Sé parte de él, comprando un árbol, ganando dinero y perteneciendo a una nueva economía solidaria y ambientalmente positiva!

♥ Artículos relacionados:

Esta entrada fue publicada en Noticias del Mundo y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s