El virus de la COVID-19 reduce la contaminación y podría salvar más vidas de las que mata

Los coronavirus son una familia de virus que pueden causar diversas afecciones, desde el resfriado común hasta otras enfermedades (como MERS-CoV o SRAS-CoV). Se llaman coronavirus porque en la superficie del virus hay protuberancias o picos.

Recientemente ha provocado un gran revuelo una enfermedad provocada por un coronavirus que era desconocido. A la enfermedad se le ha puesto el nombre de COVID-19 (COronaVIrus Disease, enfermedad en inglés; el 19 procede de que la enfermedad se conoció en diciembre de 2019). El virus se transmitió a los humanos aparentemente al comer carne contagiada (transmisión zoonótica).

Al parecer, esta enfermedad es tan contagiosa como la gripe y el 82% de los contagiados son casos leves (algunos ni se enteran que tienen el virus). La tasa de mortalidad es menor al 2 ó 2.5% considerando solo los casos conocidos. Por tanto, la mortalidad es bastante más baja teniendo en cuenta que hay miles de casos no diagnosticados, estimándose menor al 1% según algunos expertos (0,7% fuera de Wuhan el epicentro del contagio). China se acerca a los 2.700 fallecidos (en unos 3 meses) y en el resto del mundo las cifras van cambiando día a día, pero veamos otros números.

El coronavirus y la contaminación

La crisis del coronavirus ha ralentizado la economía China reduciendo un 25% sus emisiones de CO2. Por otra parte, más de 108.000 chinos mueren al año solo por la contaminación de las fábricas que producen para la UE y EEUU. La contaminación de China no se queda en China y se calcula que es responsable de más de 64.800 muertes prematuras al año en otras regiones; 3.100 muertes solo en Europa occidental.

Es decir, podemos sintetizar que la contaminación producida en China mata al menos a 170.000 personas al año, lo que equivale a unas 14.000 vidas al mes, lo cual es mínimo de cinco veces más que todos los fallecidos por el famoso coronavirus hasta el momento. Si hacemos los cálculos solo por mes, nos sale que la contaminación de China provoca 15 veces más muertes que el coronavirus (con los datos actuales: 14000/(2700/3 meses)).

Suponiendo que reducir la contaminación produzca una reducción proporcional en el número de fallecidos, podemos decir que, de seguir así, el coronavirus podría estar salvando más de 3.500 personas cada mes (14000*0,25). Obviamente, son datos poco exactos, pero lo importante no son los números exactos imposibles de calcular, sino entender que la contaminación tiene efectos muy graves y poco importa si son peores o mejores que los efectos del coronavirus.

Empresas altamente contaminantes como Coca-cola y Apple ya han anunciado que el coronavirus bajará sus ventas. Malas noticias para ellos, pero no para el planeta. El coronavirus es una tragedia pero hay unas lecciones importantes que debemos aprender. Sería otra tragedia no aprender tales lecciones.

La contaminación no asusta tanto como un virus

Greenpeace denuncia que la contaminación por combustibles fósiles mata a 4,5 millones de personas al año en el mundo. Los médicos sostienen que los gases contaminantes matan a más de 10.000 personas al año en España, que las partículas en suspensión de las zonas urbanas acortan en 8,6 meses la vida de los europeos y que hay una relación muy clara entre la intensidad del tráfico y los ingresos hospitalarios. ¿Por qué no asusta la contaminación atmosférica?

No decimos que no sea necesario tomar medidas contra el coronavirus. Lo que queremos resaltar es que:

  1. Los datos de mortalidad de la contaminación son mucho más alarmantes que los del coronavirus y no se está actuando contra ellos.
  2. Además de la mortalidad, hay que tener en cuenta la larga lista de enfermedades que produce y agrava la contaminación, así como los inmensos gastos sanitarios: contaminar nos está saliendo muy caro (y eso sin tener en cuenta los costos del cambio climático).
  3. Comprar productos de China sale barato, porque todos pagamos parte del precio, especialmente los chinos que se están comiendo la contaminación que implica producir productos para los países ricos.Mafalda: Lo urgente no deja tiempo para lo importante
  4. El coronavirus ha demostrado que se puede reducir el crecimiento económico sin generar tragedias. Las muertes, por coronavirus o por la contaminación, son la tragedia. La reducción de la contaminación es más positiva que negativa, aquí y en China.

Decía Mafalda que “lo urgente no deja tiempo para lo importante“. El problema es aún mayor cuando ni siquiera sabemos bien qué es importante y qué es urgente. ¿Y si respiramos hondo y nos tomamos un tiempo para decidir qué es importante y qué es urgente?

♦ Más sobre China y sobre un país con un rumbo opuesto, Costa Rica:

Acerca de Pepe Galindo

Estamos en el mundo para aprender y ayudar y, si es posible, disfrutar. Es autor del libro "Salvemos Nuestro Planeta" (ver apartado de libros resumidos de Blogsostenible).
Esta entrada fue publicada en Buenas noticias, Cambio Climático, Ciencia, Decrecimiento, Energía y Contaminación, Malas noticias, Medio Ambiente, Noticias del Mundo, Salud, Sostenibilidad y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a El virus de la COVID-19 reduce la contaminación y podría salvar más vidas de las que mata

  1. Pingback: Analizar la pérdida de biodiversidad – ecologistas en acción – granada

  2. analani dijo:

    Reblogueó esto en correvedile.

  3. Pepe Galindo dijo:

    La contaminación atmosférica es peor que el tabaco:

    La NASA constata una reducción sin precedentes de la contaminación en China:

  4. Pingback: Lecciones impartidas por el coronavirus de la COVID-19: El decrecimiento es posible #covid19ESP #PlanDeChoqueSocial #EstadoDeEmergencia | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  5. Pingback: Gracias coronavirus por el baño de realidad – Historias Incontables

  6. Pingback: Lecciones impartidas por el coronavirus de la COVID-19: El decrecimiento “ordenado” es posible – Ecologismo de emergencia

  7. Pingback: Ideas ecológicas para estar a gusto en casa | BlogSOStenible: Noticias medioambientales y datos… aportando soluciones

  8. Pingback: Locura e irresponsabilidad en la era del coronavirus – Sarcasticismo.com

  9. Ernesto dijo:

    ¿Se puede ser más sinvergüenza? A lo mejor a ti no te importan las seis mil personas que han muerto solo en España (por no hablar del resto del mundo para que las cifras no te dejan más evicencia), pero ten la decencia moral mínima de no regodearte al menos.

Deja tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s